ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

Veil


Seinen   16/01/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una joven se despierta en una boca de metro, desnuda y confundida. Ella se pregunta ¿Quién soy? ¿Qué soy?, pero los hombres solamente piensan en ¿A quién pertenecerá? ¿A mí?
VeilVeil nos presenta una historia que mezcla con elegancia elementos como la violencia de género y la dependencia, presentados mediante magia negra, seres del averno y ratas. Y no, no me refiero a los maltratadores, hablo de verdaderos seres del infierno.

Nuestra joven protagonista comienza su andadura en una boca de metro, desnuda, confusa y rodeada de ratas. Balbucea incoherencias y no parece percatarse de su desnudez. El resto de la humanidad lo hace por ella. Nos encontramos en alguna ciudad americana, en el peor barrio en el que podría salir una chica en cueros a la calle. Todas las tiendas son sex shops y todos los baretos, club de striptease. Allá donde mires verás una X brillando en neones. Y como no podía ser de otra manera, la gente que frecuenta ese barrio está más interesado en su aparentemente frágil cuerpo que en su estado. Todo el mundo quiere “un buen trozo de eso”.

Hasta que entra en escena Dante, un joven afroamericano que, desde un buen primer momento notamos, no es del barrio pijo de la ciudad. Es la primera persona que ve a la joven como una persona. Le pregunta cómo se encuentra, la viste y le pregunta su nombre. “Veil”, le dice. La joven se llama Veil. Pero aun así, no sabe quién es. No sabe qué es. Dante acabará estando tan confuso como ella cuando vea los increíbles y aterradores poderes que esconde la joven, capaz de hacer que la gente se suicide, romper barras de hierro con las manos, o mover objetos pesados con la mente.

VeilY no, Veil no es en absoluto un comic de superhéroes y capas.
Mientras tanto, en otra parte de la ciudad, unos hombres se reúnen sobre un pentagrama coronado con 5 velas y cinco cuerpos muertos. Un hombre bien vestido reprende a otro, con una pinta más bien de erudito, porque algo no parece haber tenido éxito, pero este no parece preocupado. Más bien, parece ser quien realmente controla la situación. No se altera siquiera cuando le apuntan con un arma… ¿Quién son estos hombres? ¿Qué tienen que ver con Veil? ¿Son los culpables de que Veil haya olvidado? O… ¿quizás sea algo peor…?

A lo largo de la historia podremos apreciar en más de una ocasión la verdadera intención dela obra. No es concienciarnos sobre los peligros de la magia negra, transmitirnos un terror todavía mayor a las ratas (animal en concreto que a este reseñador le hace la menor de las gracias) ni una simple historia de aventuras. Veil continuamente referencia y alude a la violencia de género, a cómo algunos hombres se creen dueños de las mujeres. Veil experimenta un continuo cambio de manos y muchos intentos de abuso, y la única persona que parece sensata es Dante. No porque le prometa amor eterno o quiera protegerla de todo mal, no. Porque le da libertad, la deja elegir, la hace dueña de sí misma. Ese es el verdadero caballero de brillante armadura.

Aparte del simbolismo, la historia escrita por Greg Rucka es muy rápida y muy sencilla, con las partes fácilmente separadas en inicio, nudo y desenlace, sin más giros ni vueltas de tuerca que los necesarios. Se puede hacer quizás, algo corto.

La edición que nos trae Planeta Cómic, muy bien cuidada, incluye al final unas notas de los autores junto a varios bocetos que Toni Fejzula hizo de las portadas y del diseño tan cuidado de la propia Veil.

VeilA decir de Toni Fejzula que su estilo, el estilo que ha plasmado en Veil (no solo en la misteriosa joven, sino en toda la obra) es muy expresivo. Gracias los ángulos de las caras y al juego de sombras, sobre todo, las pequeñas sombras que dibuja dentro del ojo o junto a los labios, junto a los fondos, que cambian, ondulan y vibran según demande la situación, permiten hacer una lectura del cómic sin necesidad de leer los bocadillos, y que nos permitirían entender a la perfección cada situación.

Un pequeño detalle que se me escapo en la primera lectura se ha convertido en uno de mis detalles preferidos. Al principio de cada capítulo, nos encontramos con una página dividida en 9 viñetas. De una forma muy rápida y simbólica, cada viñeta nos revela un pequeño adelanto del capítulo. Pueden ser pequeñeces o grandes sopresas, muchas veces más simbólicas que literales. Pero es muy entretenido, cada vez que terminas un capítulo, volver atrás, a esa página, y encontrarle el lugar a cada viñeta en el segmento que te acaban de contar.

Una historia sencilla pero con un gran simbolismo detrás, que permite varias lecturas en las que quizás encontremos cosas nuevas. Compensa así la que quizás sea su baza más floja, y es que se hace tan ameno y fácil de leer que se puede acabar demasiado pronto para el gusto de este reseñador.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie, de Juan Eslava Galán
Juan Eslava Galán
Portada de La Sombra del Viento, de Carlos Ruíz Zafón
Carlos Ruíz Zafón
Portada de El símbolo perdido, de Dan Brown
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?