ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

Hanzo 1


M.G. Villarrubia   04/02/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     ECC reedita el primer volumen de Hanzô: el camino del asesino, genial obra de Koike y Kojima sobre este histórico ninja.
Hanzo 1Ya había quedado anteriormente impresionado por la obra cumbre de estos dos artistas, El lobo solitario y su cachorro. Actitud lógica, pues impresionado se quedó el mundo occidental cuando este manga traspasó las fronteras de Japón, y no pocos autores de este lado del mundo reconocen su influencia (Frank Miller, Bill Sienkiewicz, Quentin Tarantino, Max Allan Collins…), por no hablar de el éxito dentro del propio Japón, que nos podría ocupar una tesis en estudios asiáticos.

Kazuo Koike y Gôseki Kojima, a los que considerar como los Akira Kurosawa del manga sería arrebatarles una entidad propia, nos traen otro de sus Jidaigeki (drama histórico), género en el que se refugió la sociedad japonesa de posguerra para evadirse de la cruel realidad de la derrota de la segunda guerra mundial, y que estos maestros cultivan a la perfección en su corriente Gekiga ( que podría compararse con la novela gráfica), un término creado para desmarcarse del nombre de manga y enfocar un trabajo adulto y de aspiraciones artísticas.

Hanzô: el camino del asesino, sigue la misma línea de su hermano mayor, contándonos mediante el costumbrismo histórico el pensamiento y la filosofía japoneses. Sin embargo, mientras las ficticias andanzas de Itto Ogami se desarrollan ya entrado el Shogunato Tokunawa (o periodo Edo. Recordemos que era el Kaishakunin del shôgun) y nos hace partícipes del bushido (el camino del guerrero, toda una filosofía de vida) y del meifumado (el camino del infierno, cuando el samurái se convierte en ronin al caer en desgracia); las históricas hazañas de Hanzô nos introducen directamente en el momento en el que el Shogunato Tokunawa se está gestando (finales del periodo Sengoku,siglo XVI), además de enseñarnos los valores de otro de los caminos, el camino del asesino (del que poco se sabe, siendo tema tabú), el seguido por los shinobi-ku (ninja es el término moderno, que Koike hace bien en no mencionar), aunque en el cómic, a Hanzô se le nombra como suppa, terminología más propia de Kioto.

El nombre original del manga, Hanzô no mon 半蔵の門, significa puerta de Hanzô, ya que proviene de una de las puertas de entrada al castillo de Edo, antigua residencia del clan Tokugawa, de la cual se dice que el propio Hanzô guardaba.

Hanzo 1

Podemos ver que los capítulos en este primer tankôbon se dividen en dos: Capítulos de la noble verdad del sufrimiento y Capítulos de la noble verdad del origen del sufrimiento. No son sino dos de las Cuatro Nobles Verdades enunciadas por Siddhartha Gautama Buda, las primeras enseñanzas que dio tras alcanzar el nirvana y abandonar el lugar donde meditaba bajo el árbol Bodhi. Como comprenderéis, no son títulos elegidos al azar.

El primer conjunto cuenta los inicios de Hattori Hanzô como suppa, cuando aún era un joven de quince años llamado Masanari Hanzô que gracias a una prueba propuesta por su padre, Hattori Yasunaga, es enviado para servir a la sombra al rehén de los Imagawa, el clan enemigo, Motonobu Matsudaira Takechiyo, aquel que posteriormente sería conocido como Tokugawa Ieyasu, shôgun unificador de Japón. Hanzô aprovechará todas sus habilidades e intelecto para proteger y obedecer a Motonobu, el cual a su vez aprenderá a manejar a su servidor como un buen estratega. Ambos reflexionaran sobre sus distintos caminos de vida, forjando una confianza y amistad mutua. Serán torpes adolescentes en un mundo más grande que ellos, pero llegarán a crecer e involucrarse con soltura en asuntos políticos y conspiraciones encubiertas, situados en el centro de las ambiciones de los clanes Imagawa y Matsudaira.

El segundo conjunto de capítulos, que se extenderán en el segundo tomo, muestra la culminación como estrategas de estos dos grandes hombres (a falta de poder, victorias u honores) que por fin se han hecho un hueco en los asuntos de Japón.

En esta historia la filosofía, la estrategia, los giros intelectuales más que los giros de acción, que suceden puntualmente pero narrados con una maestría incomparable, son parte del lenguaje de estos dos mangakas. Koike, como guionista, añade toda la profundidad que la tradición y la historia japonesa es capaz de dar, mientras Kojima dota de verosimilitud a la obra con su plumilla que a ratos se vuelve feísta y en otros momentos preciosista, dependiendo de la trama, de la acción o la serenidad del momento. Los otakus de postín, acostumbrados al dibujo sintético de ojos enormes y gotas de sudor, quizá no puedan entender este estilo de dibujo, con una tinta tan fluida como una caligrafía o una pintura japonesa. En caso contrario, jamás podrán olvidarse de la línea de Kojima. El silencio es una parte muy importante del arte japonés, y el que en esta obra se traduce como numerosas y largas secuencias de viñetas es toda una maravilla propia del manga puesto en manos maestras. Son silencios narrativos que poco se ven en la historieta occidental, quizás en el italiano Sergio Toppi o el admirado Moebius.

Hanzo 1

La edición de ECC (disponible en Fantasytienda) es soberbia, se deja leer perfectamente pero manteniendo su robustez. Las salvaguardas le dan un aspecto más allá del típico tomo manga “de batalla”, ya que crea la necesidad de tratarlo con mayor cariño. El alto número de páginas, unido a la densidad de la propia historia, da material de lectura y meditación para rato, aunque descuadrando un poco la edición original de quince tomos, que aquí se reducen en diez, por lo que el segundo grupo de capítulos se queda a caballo entre este tomo y el siguiente. La traducción está muy cuidada, con profusión y exactitud de términos, y es de agradecer las notas al pie de página, sobre todo para la traducción de carteles, así como la permanencia de las onomatopeyas originales, añadiendo su equivalencia española con caracteres de menor tamaño. Me parece correcto conservar todos estos elementos que están a medio camino entre texto y dibujo, en vez de alterar la intención del artista con un torpe trabajo de diseño gráfico.

Amigos de toda la vida,

con los mismos sueños,

luchando por convertirse

en un rio que crece.


Así es como empieza el tomo, y no hay mejor resumen para la historia de Hattori Hanzô y Tokugawa Ieyasu.

Recordemos que según el pensamiento oriental lo que no se dice es lo verdaderamente importante, así que, sabiendo que la obra habla por sí misma, me reservo las alabanzas que me quedan.

Nos vemos en el siguente tomo de Hanzô: el camino del asesino, a buen seguro de que no podréis resistiros a profundizar más.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Articulos Relacionados
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?