ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisi�n, Literatura, Ciencia, Videojuegos, C�mics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Ácronos, antología steampunk vol. 2, de VV.AA: más literario, más alucinante, más steampunk


Alejandro Guardiola   03/04/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una colección de relatos en la que no solo el vapor y la ambientación victoriana son los protagonistas.
Portada Acronos 2Ácronos, antología steampunk vol. 2” (Tyrannosaurus Books, disponible en FantasyTienda) reúne la segunda convocatoria de relatos de temática steampunk, recopilados en este volumen, después del éxito del primero, de la misma editorial. Josué Ramos y Paulo César Ramírez han estado al cargo de la edición con una magnífica portada del artista Joe Day.

Pero, ¿qué es el steampunk? El prólogo de Pablo Begué sirve como una perfecta introducción a este subgénero o corriente, además de realizar un buen repaso de las obras encuadradas dentro del steampunk de autores españoles. Para quienes no sepan de qué trata esta palabreja, nació fruto de una broma sobre el término cyberpunk de la ciencia ficción. "Steampunk" fue acuñado por los denominados primeros autores de este subgénero en los años ochenta K.W. Jeter, James P. Blaylock y Tim Powers, pero que en lugar de representar un entorno futurista, estaría asentado en un supuesto siglo XIX alternativo en el que la Revolución Industrial habría alcanzado un desarrollo brutal y predominaría la tecnología basada en el carbón y las máquinas de vapor.

El primer relato de la antología pertenece a S.J. Chambers, autora invitada y una de las máximas exponentes de la corriente. En “La Venus de Great Neck” nos cuenta una historia centrada en un triángulo amoroso. Por un lado, nos encontramos al narrador de la historia Bill Moss, científico y al matrimonio Hollis. Él es micólogo y ella es artista. Moss y Eva Hollis han mantenido una relación desde hace tiempo. Pero han transcurrido unos doce años (en otra parte del texto pone veinte) sin que Moss supiera nada de los Hollis, pues éstos, han dejado de invitar a su grupo de amigos a las habituales fiestas que solían celebrar en su mansión. Cuando comienza el relato, Moss recibe una tarjeta firmada por Eva, en la que se le invita a un evento en casa de los Hollis. Y a partir de ese punto la cosa se complica. Tenemos uno de los elementos característicos del subgénero, que no es otro que los avances de la ciencia a cualquier precio. El cuento tiene más características que lo hacen más extraño, en el sentido de la palabra inglesa weird, que steampunk, pero como veremos en otros de los relatos, nos encontramos ante una selección poco convencional y muy original.

Si no habéis leído nada de steampunk, os puede servir como un buen libro para comenzar a conocer este subgénero literario que se encuentra en auge en España.


La siguiente historia es “Las hermosas Jaradalias” de Gloria T. Daudén. Nos habla sobre dos hermanas gemelas que debido a las deformidades provocadas por una mutación, de sus espaldas nacen una suerte de huesos que se asemejan a alas. Jara y Dalia pertenecen a lo que hoy en día denominaríamos un freakshow, una suerte de circo de fenómenos extraños, en el que el Marqués lleva la voz cantante. Además del ambiente weird del cuento parecido a la serie Carnivàle, existe una lucha por la libertad de las protagonistas que viven en una esclavitud, porque el Marqués dispone de ellas a su antojo. El cuento está repleto de situaciones grotescas y bizarras, de nuevo en el sentido inglés de la palabra, y Gloria logra que una historia muy pequeñita, la de las dos gemelas, nos emocione. Me recordó a un relato de Paolo Bacigalupi y no pueden negarse las referencias a Doctor Who.

De cómo perdí la cabeza de mi padre”, de Eduardo Vaquerizo. El autor madrileño es ya un referente en cuanto al steampunk escrito en castellano gracias a su “Danza de Tinieblas”, reeditada recientemente por Sportula, junto a una segunda parte de la misma: “Memoria de Tinieblas”. El cuento podría definirse como una especie de space opera steampunk, si me permitís el palabro. En un combate de naves espaciales, la protagonista se da cuenta de que el ataque a su carguero ha sido una treta para robarle un artículo para ella indispensable. Se trata de una aventura con mucha acción y gran cantidad de jerga técnica muy bien introducida por el autor, pues la tecnología es casi un personaje más. Me llama la atención que el revólver autopropulsado que posee la protagonista pueda ser un trasunto del Villegas que porta Joannes Salamanca en “Danza de Tinieblas”. Una historia muy entretenida en la que no se da un solo respiro al lector y que plantea cuestiones interesantes. Me gustaría leer otra historia ambientada en este universo que nos propone Eduardo Vaquerizo.

El silencio de Edith”, de Ángeles Mora. Nos plantea una historia clockpunk, es decir la variante del steampunk con artefactos, chismes y autómatas basados en mecanismos de relojería. En esta ocasión no conseguí conectar con el relato porque me recordó bastante a lo que se cuenta en “Las eternas” de Victoria Álvarez (ediciones Versátil). Así que no consiguió sorprenderme en el giro final del cuento, más por culpa mía, de mis lecturas previas, que por la narración misma.

Imagen clockpunk

Bajo la linterna” de Héctor Gómez Herrero. Se trata de una ambientación distópica en un futuro en el que se ha tenido que reconstruir la ¿ciudad estado?, después de una catástrofe nuclear. Los supervivientes se mueven entre los edificios que se han construido sobre los restos de la antigua ciudad, comunicándose estos mediante pasarelas y puentes de cuerdas. El protagonista es una suerte de mecánico que sabe arreglar la tecnología que viene de la época antigua. Uno de los distritos está asentado sobre una mina de carbón que utilizan para proveerse de energía. Nos introducen en el funcionamiento de esta nueva sociedad, gobernada por una férrea burocracia y dividida en estancos distritos. Los habitantes soportan la severa mano de un gobierno invisible y viven oprimidos por ella. Por eso, atisbamos un intento de revolución, de subversión de lo establecido. Sin duda, uno de los relatos más imaginativos y originales de la antología. El autor consigue trasladar al lector esa sensación de agobio y angustia del mundo gris y postnuclear en el que se desarrolla la historia. Es indispensable mencionar “1984”, pero también para mí “La estación de la calle Perdido” de China Miéville como referentes de este cuento (de La factoría de ideas)

“¿Están ahí?” por Cristina Puig. La historia de ambientación más bien victoriana, nos cuenta cómo un hombre que ha perdido a su mujer pretende ponerse en contacto con su espíritu por medio de un artefacto con el que es posible comunicarse con los muertos. Este cuento no me terminó de convencer, no me pareció demasiado emocionante e incluso me aburrí un poco al leerlo debido a una narrativa poco interesante y repetitiva.

barcos SteampunkEn “Disparos en la niebla”, Pedro Moscatel nos narra la historia de una especie de cazarrecompensas en un futuro cercano y que va matando a una serie de científicos. Esa es la impresión que se nos da en un primer momento, en realidad, es una historia más cercana a Tim Powers en su “Las Puertas de Anubis”, pero el enfoque y el final resultan bien diferentes. Once de los doce científicos más prominentes del planeta están siendo asesinados y en el cuento se trata de descubrir quién es el ejecutor. Cuando lo hagamos, nos daremos cuenta de que la historia no es como nos cuentan y que existen otras realidades, quizás demasiado cercanas a la nuestra. Es posible que dependa demasiado de este giro final, pero ese acercamiento al punto culminante lo va haciendo de forma pausada y medida, por lo tanto, consigue su efecto por completo. Otro ejemplo de que no está todo escrito en cuanto al steampunk se refiere, y que está abierto a múltiples posibilidades.

Laya” de Josué Ramos. Un auténtico Spanish steampunk, con guardias civiles y todo. De hecho, hablaría de este cuento como de retro cyberpunk porque el autor nos introduce en una historia donde existen hombres con implantes y mejoras cibernéticas. El capitán Laya y Bruno, están enfrentados por un suceso ocurrido en el pasado y que ninguno de los dos puede olvidar, dando pie a un inevitable enfrentamiento. Quizás el único "pero" que se le puede atribuir a este relato, es que apenas se nos cuenta mucho de ese supuesto Imperio español. Josué se mueve muy bien en estas temáticas como ya ha demostrado en su novela “Lendaria” (de Dlorean ediciones) y “Laya” sirve de ejemplo de ello.

Un residuo de humanidad” por Luis Carbajales. Una mujer viaja con un guarda mecanoide como protección. En este texto se incide bastante en la cuestión de cuánto queda de humano en un constructo que es casi en su totalidad un cíborg, si este ser, artificial en su mayor parte, puede albergar los mismos sentimientos y sensaciones que un ser humano. Por lo demás el cuento es una escena de acción, sí, muy bien orquestada y que transmite la vorágine y la adrenalina del momento, pero demasiado breve y con una ambientación escasa como para valorarlo en su justa medida.

Jinetes de fuego” de Laura López Alfranca. Imaginad una Inglaterra victoriana en la que el deporte nacional no son las carreras de caballos, sino una especie de quidditch con dragones. El cuento nos habla de cómo viven los jinetes de esos dragones y el vínculo vitalicio que establecen con sus bestias. Los dragones y sus monturas se juntan en equipos, al igual en el fútbol (Chelsea, Arsenal) y combaten para robarle el tesoro al contrario. A mí me recordó en especial al cómic “Arrowsmith” de Kurt Busiek y Carlos Pacheco. Una vuelta de tuerca muy original al tema y a la ambientación steampunk, que quizá pierda un poco de fuerza hacia el final.

ciudad Steampunk

Elección envenenada” de Rafael González. Otro veterano del subgénero, autor del dieselpunkEl secreto de los dioses olvidados” (de la extinta editorial Ajec). En esta ocasión Rafael narra una historia desde el punto de vista de un oficial del Imperio Británico, que en ese momento se encuentra en guerra contra los persas por el control de Turquía. El bando británico cuenta con algunas mejoras e implantes mecánicos en los soldados, el persa en cambio parece estar más avanzado en el arte de construir soldados autómatas. Los británicos cuentan con la unidad de élite Black Watch, pero tardará un tiempo en alcanzar al destacamento del oficial protagonista. De nuevo, una muestra de que bajo el paraguas del steampunk caben temáticas y formas de tratarlas muy amplias y variadas. Una aparente historia de guerra se ve enriquecida por esos elementos extraordinarios con los que la salpica el autor.

La revolución de los hermanos Serdán” por Paulo César Ramírez. Este cuento no ha conseguido engancharme y no he conectado con él desde el principio. Se trata de un relato histórico de la revolución mexicana, centrada en la familia de los Serdán. No me ha interesado porque me ha parecido más un cuento sobre una familia que apoya la revolución, con el añadido de unos cuantos artefactos steampunk que no llegan a explicarse demasiado. Tal vez conociendo un poco de la historia de México, se le podría sacar más significado.

Quattromillia Miglia” de José Ramón Vázquez. El autor ganó el Premio Ignotus de relato por su cuento “Neo Tokio Blues” en la antología de ciencia ficción “Prospectivas” (de Salto de Página). Una pareja recorre en un Bugatti el yermo que ha dejado un accidente o catástrofe nuclear conocida como La Bomba. Visten trajes protectores y máscaras antigás para evitar la radiación. Van visitando diferentes lugares de Europa de Oeste a Este y al mismo tiempo nos van dando una descripción del desastre y de la destrucción que van encontrando a su paso. El relato se encuentra a caballo entre el dieselpunk y el atompunk y se trata de uno de los cuentos más bellos y evocadores de la antología. La narración transmite una sensación de tristeza y melancolía por culpa de los excesos de la ciencia.

Foto atompunk

En “Retrópolis” de Concepción Perea, la autora de la novela de fantasía “La Corte de los Espejos” (Fantascy), encontraremos un homenaje a los pioneros y aventureros del siglo XIX. El protagonista de esta historia acaba de regresar de un largo vuelo sin escalas a China. Pero no le basta con su reciente aventura y su próximo desafío consiste en alcanzar la mítica ciudad de Retrópolis a la que nadie ha conseguido llegar. Cumple a la perfección, es entretenido, está bien escrito y la ambientación muy lograda, transmitiendo esa nostalgia por ese tipo de personaje que siempre busca una aventura más difícil y una meta más arriesgada. El cuento tiene unos cuantos homenajes bien repartidos y cierto sabor al cómic “La liga de los hombres extraordinarios” de Alan Moore y Kevin O’Neill.

Por último, “Te hemos seguido” de Rodolfo Martínez, otro peso pesado del género fantástico en español, ganador, con "Los sicarios del cielo" del Premio Minotauro en 2005, además de varios Ignotus. En esta ocasión, y a modo de colofón perfecto, Rodolfo escribe un inquietante y breve homenaje a “La máquina del tiempo” de H.G. Wells que hace plantearse las consecuencias derivadas de un viaje en el tiempo. Esa segunda persona del narrador que se dirige al lector causa una sensación de incomodidad, que hará que a más de uno se le quiten las ganas de andar dando saltos por la corriente temporal.

Ácronos, antología steampunk vol. 2” resulta una antología cuyos relatos mantienen un nivel general bastante alto, con excepciones como en cualquier colección de cuentos, por supuesto. Me llama la atención en especial la variedad en cuanto a las temáticas y a los tratamientos de estas, me refiero a que no son todos relatos ambientados en una Inglaterra victoriana con máquinas de vapor y luz de gas. Como decía más arriba, Ácronos destaca precisamente porque bajo ese paraguas del steampunk existe un panorama muy diverso, hay sitio para diferentes versiones: desde las más canónicas hasta las más heterodoxas. Gran trabajo de recopilación por parte de los seleccionadores en ese sentido. Me quedo con las ganas de leer más historias ambientadas en esos mundos que nos cuentan los autores en muchos de sus cuentos.

Mapa Steampunk

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Imagen Portada Camino baldosas amarillas
Imagen Portada Mago de oz
Imagen ventana Camino Baldosas
Imagen loco Camino Baldosas
Imagen autor camino de baldosas
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?