ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

El arte sombrío, de Juan de Dios Garduño. Aquello que más temes.


 Terror / Suspense
Jorge Lara Gómez   21/11/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     En Maringouín nada ni nadie vivirá eternamente. Juande Garduño nos propone un delirante viaje cargado de tensión, vueltas de tuerca y pasajeros de lo más peculiares.
Portada Arte Sombrio Oficial"En mi oficio o mi arte sombrío ejercido en la noche silenciosa, cuando solo la luna se enfurece y los amantes yacen en el lecho…" así da comienzo el poema de Dylan Thomas que sirve de introducción y faro de guía para una novela oscura alumbrada bajo las luces de un bar. Un cuento tenebroso sobre una artísta de la muerte y su némesis uniformado.  Un relato sobre un pueblo cimentado en secretos que serán derruidos por un par de amigos antagónicos. Y una fábula sobre un pantano cenagoso y un huracán que lo volverá cristalino. “El arte sombrío” (editorial Dolmen, colección Stoker y disponible en FantasyTienda) es como esas cajas de madera que tienen un pulsador en el centro con algún eslogan chulo que termina en algo así como “pulsa aquí, pardillo”. Tú sigues las instrucciones, como buen ingnorante de la vida, pero a sabiendas de que algo hay dentro que te hará pegar un brinco seguido de un chillido de ratón.  Es precisamente el no saber que demonios puede esconderse dentro, lo que te empuja irremediablemente a presionar el botón, y cuando lo haces, de repente se abre la trampilla superior y sale disparado (como ya intuíamos) un muñeco de dudosa manufacturación, una serpiente enganchada a un muelle o un puñado de confeti. Poco importa, ya que el sobresalto estaba asegurado, es por ello que este tipo de artilugio se le conoce como "caja de sorpresas". Lo mismo que Maringouín, esa caja de sorpresas hecha a mano por Juan de Dios Garduño, el cual, como un pulcro ebanista, corta, lija, pule, trata y da color a cada uno de los resortes que ha distribuido por las calles, casas, palacetes, pantanos y fábricas abandonadas de esta pequeña población. Cada resorte esconde un secreto, cada secreto un acto, cada acto una cara y cada cara… un culpable, aunque he de adelantar que no todos los secretos, actos, caras y culpables me han gustado, no, alguna astilla sin pulir se ha dejado en el camino el autor andaluz.

Soy un enamorado de la cultura cajún y el vudú”. Ya lo creo que lo es, hasta en once ocasiones aparece la palabra «cajún» en el Arte Sombrío.


Maringouín es solo una mancha en el mapa que delimita el estado de Lousiana, un borrón que alguien olvidó limpiar. No encontrarás allí una famoso plato especial a base de tarta de manzana y helado de vainilla, ni tampoco un huerto donde cultiven calabazas gigantes, ni siquiera encontrarás una casa con encanto que figure en los folletines de casas-donde-ocurrió-algo-seguramente-maligno; por no haber, no hay ni chicles de sabores, solo de menta, o eso asegura Sam mientras lee detenidamente “La evidencia de las abducciones alienígenas” de John Rimmeren como si de sus páginas fueran a brotar platillos volantes. Tampoco hay variedad de casi ningún animal, mineral o cosa, tan solo hay mosquitos (que dan el nombre al pueblo) como para dar sombra al estado entero, y analfabetos que ríen, beben y miran de reojo al vecino de al lado, ¡ah! y que bailan al son de los que de verdad gobiernan el planeta, que según Sam, son… los extraterrestres.

Paisaje El arte sombrio_2En Maringouín nunca pasa nada más allá de las cuatro estaciones del año por un simple motivo: sus habitantes saben guardar los secretos, pero algo hará que se descuiden, y ese algo les susurrará al oído aquello de que “tu secreto es tu sangre, si lo dejas escapar, morirás”. Un canto, un soniquete, una advertencia, un susurro, que parece escapar de una boca silenciada que tan solo habla con los peces.  Ahora y gracias al pequeño Tom, su voz resurgirá de entre el fango para cambiarlo todo, y todo comienza en un bote de pesca en mitad del pantano de Atchafalaya, donde un cuerpo sin vida pedirá una segunda oportunidad de hacer justicia, de señalar con un dedo limpio de carne, al verdadero culpable.

A partir de entonces, se desatarán dos torbellinos con aviesas intenciones sobre el pueblo: Uno, que atiende al nombre de Odette ya ha sido anunciado oficialmente por el Instituto Nacional de Meteorología: “no dejen una ventana sin tapiar que es de categoría 4”, el otro, intangible, empezará a cobrar forma con el reflote del cadáver y terminará adoptando la forma del lobo que, sopla, que sopla, echó abajo las casas de los tres cerditos con la llegada del trío compuesto por un agente del FBI, un hippie y un cowboy, los cuales vienen con una escoba bajo el brazo con la intención de levantar la alfombra y limpiar la mugre que durante tantos años los vecinos de Maringouín han ido acumulando y escondiendo.  De ella saldrán “garrapatas”, lencería de un alcalde, corrupción y sobornos, un amor equivocado, un visitante con un oficio sombrío, años de malos tratos, un cuchillo ensangrentado y quizás hasta hombrecillos verdes.

Juande Garduño El arte sombrio

Con “El arte sombrío”, Juan de Dios Garduño ha escalado un peldaño más del difícil arte de la escritura: el de la conjugación de géneros. Y tras este nuevo escalón, nos deja lo que es sin duda, su novela más completa hasta la fecha, peeeeero no su mejor novela. Cierto es que va con paso firme sobre la literatura de terror, como demostró en primer lugar con “Y pese a todo” (Dolmen, disponible en FantasyTienda) su novela “Z”, y con la que nos puso el vello de punta y los pelos como escarpias (por cierto, “Welcome to Harmony” sigue lenta pero segura), y después con su peculiar camino al matadero descrito en “El camino de baldosas amarillas” (Tyrannosaurus Books) y la que es para mí su mejor novela. Pero para la ocasión: inaugurar  la línea STOKER de Dolmen dedicada al terror, ha optado por jugársela con la cocina creativa, dejando a un lado el miedo, o al menos no usándolo como ingrediente predominante y decantándose por un thriller de misterio con toques de acción, humor, fantasía, “algo” de terror y dos tramas distintas totalmente dispares: una investigación criminalística y otra un tanto sobrenatural, que poco a poco se irán entrelazando hasta formar un único hilo conductor.

Twin peaksEn palabras del propio autor, coincidiendo con la entrevista que le realizamos en la pasada edición de la Feria del Libro de Madrid, en “El arte sombrío” vamos a encontrar: “Misterio, acción, crímenes y entretenimiento”. Además de variopintas referencias, como ya adelanta en el prólogo David Mateo, quien plantó junto a Garduño la semilla de la novela durante una ruta valenciana (de bares ¡eh! que discotecas allí ya no quedan). Unas totalmente deliberadas y cuyo nombre comienzan por “Stephen” para terminar en “King”, y otras totalmente fortuitas, ya que el autor afirma no haber visto la serie, y que nos sumergen en el “Twin Peaks” de David Lynch y Mark Frost.  También encontraremos una prosa fluida, una trama general muy adictiva, personajes de los más carismáticos, algunos de ellos realmente geniales; y una atmósfera tan evocadora que ha dado lugar posteriormente, a variopintos relatos surgidos de la pluma de algunos autores, redactores (entre los que me incluyo) y amigos del autor.. Unos tocan tangencialmente la trama y otros lo hacen de forma directa. Estos relatos se han ido publicando en la página de Facebook de la novela, pero además, y si le tomamos la palabra al autor,  todos serán recogidos en una antología electrónica que contará con una portada nueva del mismo ilustrador de la edición original: Daniel Expósito.  

Pero no todo en este trabajo me ha atrapado -ahora es cuando paso a enumerar las astillas que comenté al inicio -, ya que no me ha convencido, por ejemplo, la historia de amor.  Más que el amor en sí, me choca lo rápidamente que él (por no citar nombres) solventa su dilema ético y moral y claudica ante los encantos de ella, sinceramente no me lo creo.  El personaje de Sam, aunque aporta gracia y humor a la novela con eso de la conspiración  del Rayo Azul, y es un elemento necesario para el desarrollo de la trama, todo el tema de los aliens que le rodea, tampoco me convence. Como tampoco lo ha hecho el apodo escogido para el serialkiller:El Comercial”. ¿En serio? ¿Qué llevaba el mojito Juande? Se supone que es el puñetero hombre del saco, que mata, desmiembra, y si te pones chulo, te come por las patas, pero con ese nombre, más que infundir miedo, respeto o pavor, te imaginas a un tipo con traje vendiendo la aspiradora que funciona con agua, o ese otro que va de puerta en puerta ofreciendo enciclopedias de animales. Definitivamente, no es un sobrenombre apropiado para un asesino de tamaño pelaje, brutales aptitudes y ni una pizca de humanidad.

Paisaje El arte sombrio_1No tengas miedo y adéntrate en Maringouín. Esquiva a Odette, el terrible huracán que pretende mover las casas de sitio en el estado de Lousiana, acompaña al agente William L. Athman en su delirante búsqueda mientras analiza el brutal, horripilante y sanguinolento asesinato en la mansión McRowen, de cuyos muros exudan reminiscencias nazis, y adéntrate en la mente de un criminal despiadado y esquivo, mientras te deleitas con las curvas de Coyne y haces compañía en un tejado, al rostro angelical y al hombre bajo cuyo ojo derecho anida una cicatriz… solo al final del camino, descubrirás que se esconde tras “El arte sombrío”.

Grge_dixit
: “El secreto mejor guardado es el nunca revelado” pero en breve, en Maringouin no habrá secreto alguno que guardar. Buscad mi relato, "La voz del amo" se llama.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Dracula de Bram Stoker
Dracula de Bram Stoker
Dracula de Bram Stoker
Dracula de Bram Stoker
Dracula de Bram Stoker
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?