ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Me hallará la muerte, de Juan Manuel de Prada


 Historia
Mª Elena Gutiérrez Luque   18/06/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Habla de la corrupción política, de la corrupción moral, de la corrupción económica, todo ello asociado al poder, al dinero, al afán por ser más que el otro.
Portada de Me hallará la muerte, de Juan Manuel de Prada¿Es acaso el alma humana como un prisma, donde cada cara tiene su cara opuesta? ¿Se puede ser a la vez héroe y traidor, magnánimo y malvado, sumiso y valiente, frío y caliente, bueno y malo, blanco y puro como la nieve y, al tiempo, negro y oscuro como el carbón? Las circunstancias que nos rodean son capaces de sacar lo mejor y lo peor de cada persona, pero a veces ese límite es tan tenue que no sabemos en qué lado estamos hasta que ya es muy tarde para enmendar tus errores...

Antonio Expósito
, con apenas 20 años, era carterista y pillo, ladronzuelo de bolsillos holgados y olvidados, y conocía bien a los paletos, cretinos, señoritingos engominados, falsos buenos esposos y cónyuges abnegados... y el engaño era su medio de vida.

Cuando conoce a Carmen, cigarrera y pobre como él, se compinchan y embaucan a los pobres “señores” que se ponen a su alcance. La vida en la calle había curtido su piel desde los 14 años. Ambos sobrevivían en las calles alrededor del Retiro, en un Madrid miserable para los pobres como ellos. Antonio, haciendo caso omiso a sus escrúpulos morales, y Carmen, haciendo burla a los suyos, engatusaban a panolis dejándolos sin ropa, dinero y joyas... en la oscuridad del Parque del Retiro.

Pero un día, un tiparraco enorme y malencarado, al verse engañado, arremetió contra ellos y , gracias al valor de Carmen, Antonio se libró de una muerte segura. Antonio debía huir, alejarse de allí, y decidió finalmente alistarse en la División Azul. Era el año 1942. Junto al portal de la Secretaría General del Movimiento conoció por casualidad al Alférez Cifuentes al que comunicó su decisión: iría a Rusia a luchar. Cifuentes lo acoge como al hijo que nunca tuvo, y lo informa de las duras condiciones de la estepa rusa. Se comprometió a buscar a Carmen mientras él estaba fuera y darle noticias de él.

Un amigo de Cifuentes (el alférez Gabriel Mendoza) que ya estaba en Rusia, le ayudaría a su llegada. Antonio permanece 2 meses en Logroño, entre pulgas, piojos, mucho ejercicio físico y rancho escaso; sus días se vuelven rutinarios.  Cuando por fin marcharon a la estepa rusa, cruzaron Francia , donde no les miraban con muy buenos ojos por ser españoles.

Llegaron hasta los confines de Baviera, lindando con Checoslovaquia. Aquel punto era un trasiego de heridos que volvían del frente para ser repatriados y nuevos soldados de la División Azul que iban como piezas de recambio al frente. Se apoderó de ellos una pesadumbre que arraigó en el alma y en el corazón de los soldados.

Les encomendaron la misión de mantener cortada la línea de ferrocarril Moscú-Leningrado, que tan importante era para los rusos. Y juraron absoluta obediencia a Hitler en la lucha contra el comunismo, contra los rusos.

Antonio supo entonces, con certeza inquebrantable, que no se podía pelear noblemente en aquella guerra; y que también Alemania la tenía perdida”.

Al llegar a Rusia, el cerco de Leningrado había sido modificado: los rusos habían introducido parte de sus tropas en la zona, y esto suponía un mayor riesgo de ataque sobre el sector defendido por la División Azul. Los soldados se guarecían en búnkeres subterráneos, alternando turnos de doce horas para la vigilancia, viviendo como topos.

Recomiendo su lectura a todo el que quiera disfrutar de la narrativa bélica, de la novela picaresca y de la historia de España años 40-50, y de cómo el alma humana se puede transformar con un poquito de esperanza y humanidad.

Estando allí, conoció al Alférez Mendoza, amigo del Alférez Cifuentes, y quedó asombrado, pues era como un reflejo suyo en el espejo.
Mendoza le habla del sentir del deber con la patria: “En la guerra, cada segundo vale por una vida entera, porque en ese segundo podemos perderla. Se mata sin odio y se muere sin duelo” [...] “en ella la vida se desnuda. Todo en ella es abierto y sincero, sin intrigas, sin hipocresías”.

Tras un ataque brutal de los soviéticos donde mueren la mayoría de los españoles, tan sólo quedan Antonio y Mendoza, que son capturados por los rusos. Encuentran entre las filas soviéticas al Alférez Camacho, antiguo compañero que se había cambiado de bando. Ahora, eran enemigos.

El traslado de los alrededor de 300 prisioneros hacia Leningrado a través de las llanuras blancas fue penoso y mortal para muchos de ellos. Encerrados bajo llave, sin comida, sin agua ni auxilio para los heridos, fueron interrogados, rapados, humillados e insultados. Perdieron su valor y su autoestima todos, menos Antonio y Mendoza que se rebelaron.
Mientras se desesperaban, Mendoza mantenía en alto la valentía y el aguante, infundía ánimos a todos, sin dejarlos decaer, sin darlo todo por perdido. El hacinamiento, el hambre y las infecciones provocaron la muerte de cientos de presos cada día.

Enfermo de disentería, Antonio sería llevado al hospital y de allí a la Isla de Tolbos, donde sobrevivió a las duras condiciones de trabajo impuestas. Mendoza se erigió líder de los españoles y de otros grupos de distintas nacionalidades.

Tras caer Alemania, intentaron que tanto Antonio como Mendoza renunciaran a su nacionalidad, pero al no hacerlo los desterraron al peor lugar de todos: al Sumidero del Diablo, una mina de condiciones más duras que lo ya pasado.

Tras su huida y posterior captura , a Antonio se le presenta la posibilidad de vivir o perderlo todo... ¿Hasta dónde es capaz de aguantar el cuerpo humano? ¿Hasta dónde mantener firmes los ideales? ¿renunciar a ellos o conservar la vida? ¿estaría a salvo entre las garras del ejército ruso?...

La historia narrada en "Me hallará la muerte" (Destino, disponible en FantasyTienda), que comienza en los años 40 en Madrid, es una novela que reúne tres libros en uno: por un lado es novela bélica que narra cómo era la División Azul y las penurias pasadas en Rusia, por otro lado es una novela picaresca y por otro es una novela de intriga criminal. Son 589 páginas absorbentes.

Desde el inicio te sumerges en la historia del protagonista, Antonio Expósito, y te engancha y te obliga a leer más. Contrapone los ideales a la lucha por sobrevivir. Narra con gran maestría cómo España va cambiando durante las décadas de los años 40 y 50, y cómo la población se adapta a cualquier cambio, por duro que éste sea.

Juan Manuel de Prada

Habla de la corrupción política, de la corrupción moral, de la corrupción económica, todo ello asociado al poder, al dinero, al afán por ser más que el otro. Amor, egoísmo, pasión, traición, dolor, esperanza... son los ingredientes de esta basta historia.

El autor, Juan Manuel de Prada, vizcaíno de 42 años, ya nos sorprendió con sus primeros libros como “Coños” (1995) y “El silencio del patinador”. Ha obtenido numerosos premios como el Ojo Crítico de Narrativa de RNE con “Las máscaras del héroe” en 1996 y el Premio Planeta con “La tempestad” en 1997. Otras obras suyas son “Las esquinas del aire” (2000), “Desgarrados y excéntricos” (2001), “La vida invisible” (2003) y “El séptimo velo” (2008)... Ha publicado, asimismo, libros de artículos como “La nueva tiranía”, “Penúltimas resistencias” y “Lágrimas en la lluvia”.

Según las propias palabras de Juan Manuel: “El heroísmo tiene que ver con abandonar el egoísmo y entregarte a una causa. Y a veces ni siquiera se hace por valentía, se hace porque no te queda otro remedio”.

Como curiosidad, si te intriga el dibujo de la portada, te recomiendo que busques una foto en Google de Laurence Olivier... ¿sorprendido?

Recomiendo su lectura a todo el que quiera disfrutar de la narrativa bélica, de la novela picaresca y de la historia de España años 40-50, y de cómo el alma humana se puede transformar con un poquito de esperanza y humanidad.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, de Stieg Larsson
Portada de Los hombres que no amaban a las mujeres (Milenium 1), de Stieg Larsson
Stieg Larsson, sueco autor de la saga Milenium
Portada de He aquí el hombre, de Michael Moorcock
Michael Moorcock, con su Nébula
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?