ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

La canción secreta del mundo, de José Antonio Cotrina


Koreander   04/06/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una novela afilada, intensa y adictiva que no utiliza la oscuridad como recurso estético, ni se disfraza de gótico barato, sino que la convierte en todo un estilo literario.
Portada de La canción secreta del mundo, de José Antonio CotrinaEn un momento de "La canción secreta del mundo", la última novela de José Antonio Cotrina (Hidra, disponible en Fantasytienda), se parafrasea a Dante al mencionar: “Abandonad toda esperanza”. Quizás sea la frase que mejor resuma la novela, y no, esto no es ningún spoiler. Desde luego no diremos nada del final, porque el final es probablemente lo mejor de la novela, y porque además para cada lector tendrá un efecto diferente. Sin embargo, ya desde la primera página, desde la primera línea que da título al prólogo– “Un saco de niños muertos”–, somos conscientes de que estamos ante una novela oscura como el más insondable de los abismos, heladora como un escalofrío, y lúgubre como ruidos procedentes de un ataúd. Si se atreven a leer "La canción secreta del mundo" prepárense, porque la experiencia es tan adictiva como traumática.

Y es que lo fácil es afrontar la última obra de Cotrina, autor de la aclamada trilogía "El ciclo de la luna roja", como una novela de fantasía juvenil. Cuidado, no caigan en ese error. Puede que haya muchos elementos del género "young adult" presentes en este libro, pero el contexto, el universo reflejado en sus páginas, tiene más de Clive Barker que de Neil Gaiman. Por decirlo de otra manera, aquí no solo se cita (indirectamente) a Dante, sino que, tramas al margen, el autor se sumerge de lleno en la atmósfera y la crudeza que se respira entre sus páginas. La portada del libro es estupenda, no lo niego, pero hacia la mitad del libro uno tiene la sensación de que habría sido más acertado utilizar una imagen del Bosco, porque así es como se imprime en la mente del lector el mundo de Cotrina. Lo diré de otra forma: hay sagas de novelas juveniles que aprovechan criaturas mitológicas como el cancerbero ("Harry Potter" lo hace), para luego ofrecer "monstruos que en el mejor de los casos resultan edulcorados. "La canción secreta del mundo" no hace nada de esto. Desarrolla su propia mitología, dota de personalidad a cada criatura, y encuentra el elemento diferenciador con el que consigue herirnos, igual que lo haría el sonido de unas uñas sobre una pizarra. No es que toque la fibra del lector, es que Cotrina hace un punteo de guitarra con ella.

Desde luego la atmósfera es la clave del libro, aunque también es un acierto la forma en que nos sumerge en ella. La novela se divide en tres partes bien diferenciadas. La primera discurre básicamente en lo que Cotrina llamada El mundo pálido, nuestra realidad conocida, mientras que la segunda nos sumerge en una realidad onírica (no daré más pistas), y la tercera se zambulle directamente en la capa más profunda de este universo, llamada Umbría. Un lugar oscuro incluso para quienes viven a la sombra. Hay muchos escenarios que el lector deberá descubrir por sí mismo: la casa sin ventanas, Lilith, los lugares de paso o Iskaria. Todos son tan diferentes y especiales que parecen el resultado de una saga de novelas y no de un único libro, y sin embargo, mientras los leemos los conceptos aparecen claros.

Es un libro que no debería tener una edad establecida, ni acabar relegada a las baldas de lo juvenil. Una genialidad, en definitiva, apta para estómagos fuertes.

El gran acierto de la trama es que Cotrina sabe dosificar muy bien la información. La novela nos presenta a Ariadna, una joven que no recuerda nada de su pasado, cuyo rasgo más llamativo es un ojo completamente negro a través del cual puede “leer entre líneas” en la gente, para así descubrir sus ‘sentimientos’. Pronto descubrirá que ella no es una persona ‘normal’ y que pertenece a una enigmática Orden (o Hermandad) de la que trata de distanciarse. Quizás dicho así la historia no parezca nada demasiado extraordinario, pero es que este resumen está tan en la superficie de lo que hay en "La canción secreta del mundo", que es como el pliegue de un pañuelo de papel flotando sobre la superficie del océano.

También hay que reconocer que la historia principal es de alguna manera lo más flojo. Es cierto que nos sentiremos interesados por lo que le ocurren a Ariadna, Evan y Marc, los tres jóvenes que se erigen en personajes principales de la novela, y que al principio juegan al despiste. Tanto que parecen plantearnos el clásico triángulo amoroso de las novelas juveniles (últimamente no hay saga que no los incluya). Sin embargo, la fuerza del libro discurre casi siempre en un segundo plano: en las criaturas enigmáticas que pululan por las páginas del libro, en las frases siniestras que Cotrina cuela y que tienen en el lector el efecto de una caricia en la nuca, o de un susurro en la oscuridad. Personajes como Imago, Legión, Volga (quizás mi favorita) o el conde Sagrada, cuya palabra es igual que su nombre, son sin duda la verdadera esencia de esta obra y su principal atractivo. En general, todo lo que rodea a La Carroña: sus normas, sus métodos, su residencia… son simplemente soberbios.

En el lado negativo se puede destacar que Cotrina, en algunos momentos, cae en la redundancia y repite recursos. Casi todas las criaturas comparten un mismo rasgo, la inmortalidad, y eso hace que su efecto pierda fuerza. Además, no siempre están claros los equilibrios de poder en este oscuro universo, ya que todo resulta nuevo y un poco confuso, y nos da la sensación de que todos son tremendamente poderosos, o tremendamente malvados. Así, las facciones se difuminan, la mayoría de las habilidades mágicas se quedan en una frase, y los combates (por llamarlo de alguna manera) están más sugeridos que descritos.

José Antonio Cotrina

Parecen fallos importantes, pero durante la lectura pasan desapercibidos. Hay suficiente acción en el libro como para que no nos sintamos ávidos de grandes peleas, y desde luego las revelaciones que Cotrina nos va dejando por el camino son tan poderosas que todo lo demás pasa a un segundo plano. El final… en fin. Prometí no hablar de él, pero sí advertiré algo: nada pasa por azar. Todos los cabos se atan, y a veces los nudos necesarios para hacerlos se nos quedan atorados en la garganta.

"La canción secreta del mundo" es una novela fuerte, con 666 páginas (más agradecimientos) que quizás se degusten mejor con calma, pero que es difícil dejar una vez se empieza. Sobre todo es una historia de fantasía que sorprendentemente ha sido clasificada como juvenil, y es cierto que quizás sea esta su principal debilidad. Si el libro hubiera sido planeado desde el principio como una obra para adultos, podríamos tener en nuestras manos un nuevo "American Gods" (y eso que antes ya dije que la referencia más cercana era Barker y no Gaiman, pero en fin). Lo que sucede es que Cotrina se dirige al público que ya la conoce (comprensible desde un punto de vista editorial) y por eso al principio se ata las manos con personajes adolescentes y una demasiado evidente lucha entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad, que poco a poco se difumina a medida que la novela gana en intensidad.

En cualquier caso es un libro que no debería tener una edad establecida, ni acabar relegada a las baldas de lo juvenil. Una novela afilada, intensa y adictiva que no utiliza la oscuridad como recurso estético, ni se disfraza de gótico barato, sino que la convierte en todo un estilo literario. Una genialidad, en definitiva, apta para estómagos fuertes.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
La segunda parte de «Seis de cuervos», «Reino de ladrones», a la venta este lunes
Videorreseña de La Nave: «El fin de los sueños», de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina
Alianza reedita «Las Fuentes Perdidas» de José Antonio Cotrina
«La Canción de Cazarrabo», de Tad Williams, será reeditada por el sello Sin límites
Tusquets publica La canción de las sombras, de John Connolly
Articulos Relacionados
El final del día, de Claire North: una novela que deja huella
Las fuentes perdidas, de José Antonio Cotrina: fantasía urbana, oscura y violenta
Sin corazón, de Marissa Meyer: retelling de «Alicia en el País de las Maravillas»
Una sombra brillante y ardiente, de Jessica Cluess: magia en el Londres victoriano
La estrella de medianoche, de Marie Lu: la trilogía merece la pena ser leída
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Editorial Hidra
Portada de Heraldos de la Luz, de Víctor Conde
Víctor Conde
Portada de La Sombra de la Luna (El Ciclo de la Luna Roja 3), de José Antonio Cotrina
Portada de La canción secreta del mundo, de José Antonio Cotrina
José Antonio Cotrina
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?