ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de ciencia

Carta abierta en respuesta al artículo Tampoco el bosón de Higgs era verdad, del diario El País


 Física / Astronomía
Pablo A. Uroz   25/07/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Carta en respuesta al artículo Tampoco el bosón de Higgs era verdad, del periodista Agustín García Calvo, publicado en el diario El País.
Estimado Profesor:


Acabo de leer su artículo del pasado 14 de Julio titulado "Tampoco el bosón de Higgs era real" y le agradezco mucho la invitación que nos hace usted a los lectores, animándonos a que opinemos y nos dejemos oír, porque, nada más haber leído apenas las primeras palabras que siguen a ese título tan sugerente y provocativo, se ha ido despertando en mí un tremendo deseo de contestarle que al fin no he conseguido reprimir. Así mismo, también he echado en falta que en la edición digital de El País no exista un formulario que permita que los lectores comentemos los artículos de opinión: tal vez un foro podría ser muy enriquecedor, aunque seguramente sería también caótico y violento, así que el buzón de cartas al director tal vez sea suficiente y lo adecuado. Aunque ése es otro tema.

En cualquier caso, me ha provocado una gran tristeza leer su artículo. Es usted un perfecto ejemplo de los millares de personas que, pese a no haber comprendido la cuestión de este bosón, se piensan que no sólo lo entienden sino que de hecho alcanzan a valorar y comprender incluso lo que yace más allá del propio concepto y se empecinan en mantener la firme convicción de que su opinión coincide con la verdad absoluta. Esto se puede aplicar al Higgs o a cualquier otro asunto, por supuesto, ya sea científico o literario o filosófico o filológico o económico o de cualquier otro género, y creo que es uno de los males mayores y más generalizados de nuestra especie: que nos encanta convencernos a nosotros mismos de que nuestro punto de vista es el mejor, es la verdad, es el único real y cierto. No se ofenda usted pues se trata de un mal que todos padecemos y contra el que todos, cada cual por su propia cuenta, tenemos que luchar constantemente si queremos acercarnos un mínimo a algo que podamos considerar más que menos próximo a la verdad. 

Discúlpeme por lo tanto si me atrevo a corregir sus palabras, pues yo también soy humano e inherentemente falible e incompleto. No obstante, sí que puedo decirle que usted también lo es y que también se equivoca. Es cierto que en la Red la discusión acerca del Higgs es continua. También es cierto que la comunidad científica difiere en la valoración de los datos y que hay quienes aseguran que hemos hallado esta partícula y quienes consideran que no. Sin embargo, esto no es porque no crean en la validez de los experimentos y de sus resultados, sino porque éstos aún no permiten describir de pe a pa esa partícula. Tan sólo (como si fuera poco) nos indican que algunas maneras que se nos han ido ocurriendo para intentar explicar cómo existe este mundo parecen apuntar más o menos en la dirección correcta. 

Bosón de Higgs tras la colisión de protones (arte conceptual)

Nadie que sepa mínimamente de lo que está hablando (un conjunto que no incluye a los medios de información que la denominan "la partícula DE dios", por ejemplo) ha dicho que el Higgs sea la última pieza que faltaba en el puzzle para tenerlo ya todo atado y bien atado. Más bien se trata de todo lo contrario: se parecería más bien a haber encontrado una mirilla a través de la que poder empezar a echarle una ojeada a lo que hay fuera de la habitación en penumbras en la que llevamos metidos toda la vida.
 
Hay múltiples teorías cuánticas que proponen maneras diferentes de explicar nuestro universo (no de dónde ha salido, ni del por qué ha salido, ni de si tiene algún sentido o finalidad, ni de si nuestro concepto de finalidad tiene sentido siquiera en este universo: sólo del cómo es... y ni que eso fuera poco, insisto...) que, para funcionar, para poder decir que lo describen razonablemente bien, idealmente hasta el extremo de poder plantearse afirmar que este mundo es más bien así que asá, necesitan que por ahí debajo, entre lo más pequeñito, existan entidades de algún tipo y con determinadas características (no las llamemos partículas ni masas si estos términos, por haber sido usados mucho, ya le parecen desgastados). 

El túnel del LHC en el CERN

De momento, con estos primeros resultados que se han obtenido, no podemos saber ni siquiera qué hemos encontrado: puede tratarse precisamente del bosón que Higgs y sus compañeros con apellidos más largos y menos eufónicos imaginaron; o bien, según otras teorías que hilan más fino, de un número variable de Higgs de "colores" diferentes que por ahora no podemos distinguir entre sí; o incluso de un alter Higgs que nos desconcierte totalmente porque, en realidad, una teoría que efectivamente pueda atar todos los cabos aún no se le haya ocurrido a nadie. Ahí sí que coincido con usted: «no ha habido tal cosa como un acercamiento a la solución definitiva: el problema está tan vivo y floreciente como desde que se inventaron las teorías sobre el Mundo». Pero es que nadie ha dicho lo contrario... 

Usted le echa en cara a los físicos afirmaciones que son diametralmente opuestas a las que ellos declaran. Supongo que tampoco es sencillo entender lo que dicen. A ellos mismos también les cuesta mucho entenderlo... Pero tampoco es verdad que «el acelerador más largo y más caro del mundo [...], tras tantas incertidumbres y falta de noticias, no [...] nos ofreciera al fin una información de luz y de esperanza»: lo que ocurre es que, aunque parezca un contrasentido, por muy grande que nos parezca el LHC (y el CMS y el ATLAS) en el fondo sigue siendo una mirilla muy chiquitita. A lo mejor a usted le parece que entra muy poca luz por ella, pero es el primer rayo de luz nueva que vemos en el último medio siglo. Usted lo desprecia y es libre de hacerlo: tal vez se esperaba que fuéramos a encontrar un foco de los de los estadios de fútbol, pero me atrevo a rogarle que no intente desprestigiarlo de esas maneras sólo porque usted no consiga distinguirlo. 

El Inner Tracker en el LHCb

Por favor no nos niegue a los demás ni a usted mismo la oportunidad (la obligación, yo diría) de intentar saber más. A lo mejor usted cree también que es demasiado caro, que como especie deberíamos ahorrarnos estos gastos, pero a mí me parece mucho más absurdo que nos estemos fundiendo una cantidad de dinero varios órdenes de magnitud más grande en armamento. La verdad, ya que vivimos en una caverna, yo votaría porque nos lo gastáramos en linternas y comida en vez de andar a puñalada limpia entre nosotros en las tristes penumbras.

También me apena que usted dé la batalla por perdida ya desde el principio y critique a la física y la ciencia en general afirmando que «No puede ser que se descubra una solución, teoría, filosofía o ciencia dentro de la realidad, que, valiéndose de términos del vocabulario real, trate de dar con la esplicación de todo; porque, entonces, la esplicación misma entraría a formar parte de la realidad» porque ése no es el propósito de la ciencia. Nadie ha conseguido (es muy posible que sea porque efectivamente no se pueda) ni siquiera imaginar qué había antes del hipotético Big Bang, ni mucho menos ofrecer una teoría que lo explique. Nadie lo pretende: bastante sería ya entender lo que tenemos aquí. 

Como usted bien dice, desde este universo es imposible que consigamos ver este mismo universo desde fuera. A la clásica pregunta de "¿puede un sistema comprenderse a sí mismo?" sólo podemos contestar, trivialmente, que, si este universo existe, será porque algo lo abarca, algo necesariamente más grande: algo como lo que abarca al infinito, que es inabarcable y que entonces tal vez se esté abarcando a sí mismo, se dé soporte a sí mismo. La tortuga sobre la que se apoya el mundo que resulta ser el propio mundo apoyándose sobre sí mismo... Una "esplicación" que recuerda al dibujo de Escher de las dos manos que se dibujan mutuamente, una paradoja que no nos soluciona nada. Bueno, puede ser que tampoco nos corresponda darle explicación a esta paradoja. A lo mejor ahí sí que nos bastaría con estar agradecidos porque este maravilloso lugar en el que somos y estamos se sostenga en el aire, aunque no podamos "esplicarlo". 

Presentación de los resultados del CERN sobre el Bosón de Higgs

Por último, y lamento discrepar tanto con usted, también me parece que su conclusión mezcla churras y merinas con jirafas. Usted dice que «eso al Poder no le importa: él tiene que ofrecer soluciones, es decir, evitar descubrimientos que puedan entorpecer la marcha del Capital, y así, entre otras mil historias, os ofrecen un bosón para calmar la impaciencia, matar el Tiempo» ... y me deja usted atónito. ¿De verdad cree que El Poder, así con mayúsculas, como si fuera una persona física (tal vez no debería utilizar ese adjetivo precisamente tratando estos temas...), o un grupúsculo de personas que mueven los hilos de todas las demás, ha pensado que la manera de mantener a la población tranquila era invertir unos cuantos millones en unas cuantas instalaciones pseudocientíficas repartidas por el mundo para organizar en ellas un teatrillo de científicos falsos que se pongan a contar mentiras basadas en teorías bizarras de hace medio siglo que, total, nadie entiende, para evitar que la gente se ponga a pensar y dé con algunos otros hipotéticos descubrimientos, estos en cambio reales, que tal vez puedan poner trabas de algún tipo al Capital y a Los Mercados de El Poder y a Los Dineros En General?
 
Eeeehm... no sé ni cómo empezar a rebatirle esta hipotética conspiranoia. De verdad que me parece más factible que ciertas personas (cierta gente que no dedica todos sus pensamientos y esfuerzos a especular y a enriquecerse sobre una referencia arbitraria llamada patrón oro, sino a pensar e investigar seriamente) hayan encontrado una canica pequeña con la que poder empezar a hacer pruebas para ver cómo rebotan y cómo funcionan las cosas muy pequeñas que nos componen a todos.

Muchas gracias por su atención y por tolerar estas críticas. Reciba un afectuoso saludo, 






Pablo Uroz (Madrid, 1978) es ingeniero electrónico, ingeniero de telecomunicaciones y máster en producción audiovisual. Hijo de un veterano periodista de radio y prensa escrita que le contagió su pasión por las palabras y la costumbre de plantearse la veracidad de la información, siempre ha sentido un gran interés por la cultura, por las ciencias, por las ficciones y por el amplio espectro que existe entre todas ellas. Actualmente compagina sus actividades de técnico de sonido especializado en bandas sonoras con su trabajo como técnico de mantenimiento en la torre de control del aeropuerto de Barcelona. Él asegura que siente morriña por volver a Australia y que sus cosas favoritas en la vida son la música, el humor y el queso.

Pablo Uroz

Página 1 de 1



Física familiar
Física familiar

14.90 € 14.16 €
 
S=EX2 La ciencia del sexo
S=EX2 La ciencia del sexo

19.90 € 18.91 €
 
Física de lo imposible
Física de lo imposible

8.95 € 8.50 €
 
Desayuno con partículas
Desayuno con partículas

18.90 € 17.96 €
 
 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
¿Cómo detectar compuestos -como explosivos- a gran distancia?
Física familiar, de Jon Bilbao en Salto de Página
El CMS del LHC muestra evidencias de que la partícula descubierta es el bosón de Higgs y no uno compatible
Brian Clegg firma ¿Y si Einstein estuviera equivocado?, en Akal
Minecraft: PlayStation 3 Edition llegará en versión física el 14 de mayo
Articulos Relacionados
El viaje de Cloe, de Chudnovsky y Tejada: la narrativa en la divulgación científica
Un paseo por el espacio: Notable obra divulgativa para grandes y pequeños
Bosón de Higgs: Fantasymundo entrevista al físico de partículas José Enrique García
La puerta de los tres cerrojos (Una aventura cuántica), de Sonia Fernández-Vidal
La realidad cuántica, de Andrés Cassinello y José Luis Sánchez
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Física
El túnel del LHC en el CERN
Experimento LHCb del CERN
El Inner Tracker en el LHCb
Detector de neutrinos Super-Kamiokande, en Hida (Gizu), Japón
Bosón de Higgs tras la colisión de protones (arte conceptual)
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?