ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Rise of Nightmares


 Microsoft XBox 360
Gork@   27/09/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     El esperado juego de SEGA para Xbox 360 y su sensor de movimiento Kinect. Esperado, por la importancia que tiene dentro de catálogo de juegos de Kinect, autoproclamándose el primer juego 100% hardcore y adulto
Para todos aquellos que estén al día del catalogo de los juegos creados para Kinect, ya sea de forma íntegra (aquellos cuya caratula es morada) o parcial, sabrán que el gran porcentaje de títulos se dividen principalmente en juegos de deporte y/o ejercicio como Kinect Sport o Your Shape: Fitness Evolved y en juegos de baile como el gran Dance Central entre otros... aquí es donde SEGA del brazo de los creadores de la famosa saga de disparos House of Dead, ha abierto una brecha con el catalogo ya existente, trayéndonos una aventura de terror clásica, pero con un manejo totalmente novedoso. 

Rise of Nightmares - Captura

La historia de Rise of Nightmares es simple en primera instancia, nuestra mujer ha sido secuestrada por un doctor loco y debemos liberarla, atravesando diversos parajes hasta llegar a la mansión del científico. La típica ambientación de cualquier película de terror de serie B, y así nos parecerá hasta casi llegado el último tercio del juego, cuando empezaran a llegarnos las explicaciones y motivaciones de los personajes de forma más clara, teniendo un par de giros de guión bastante interesantes que consiguen que la adicción por el título aumente de cara a saber lo próximo que ocurrirá y como conseguirá nuestro personaje, salir de los apuros que se van presentando.
El desarrollo del título se compone principalmente de un avance casi lineal, salpicado de constantes combates que se desarrollan cuerpo a cuerpo y algún puzzle aislado de complejidad leve o directamente sin ella, en todo momento sabremos hacia donde tenemos que ir, no existiendo forma por tanto de que el jugador se sienta perdido o desorientado en cuanto a su próximo paso.

Para los combates deberemos recoger armas que encontraremos tiradas por el suelo o escondidas en cajas que deberemos destruir, estas armas tienen un uso limitado y acabaran rompiéndose, lo cual añade bastante angustia a la ambientación terrorífica del juego, además nunca podremos llevar más de un arma al mismo tiempo. También recogeremos llaves o mecanismos que nos permitirán continuar nuestro camino cuando encontremos alguna puerta bloqueada.

Rise of Nightmares - CapturaLos enemigos nos suelen atacar en grupo, lo cual nos obliga a utilizar algún tipo de estrategia, puesto que no podemos encararnos a todos al mismo tiempo y tendremos que alejarnos para no vernos superados por sus ataques y así aprovechar la regeneración automática y recuperar vida. Además tendremos la presencia de enemigos finales, cuya mecánica de combate varía respecto a los enemigos normales, teniendo que esquivar sus acometidas mediante diversos movimientos físicos del jugador como agacharnos, atrasar un paso o lateralmente, volviendo estos enfrentamientos un extraño baile compuesto de movimientos de esquiva y ataque, bastante bien resueltos y originales.

Pasaremos a hablar de lo más importante en un juego diseñado para el sensor de movimientos de Microsoft, su jugabilidad es decir, como lo manejamos. Como anteriormente adelantábamos, Rise of Nightmares se trata de la primera aventura para Kinect con un desarrollo y progreso de la vieja escuela con un control basado totalmente en movimientos del jugador. Esto se resume en una serie de simple características: avanzar se realiza adelantado un pie a nuestra elección, mientras más separado esté de nuestro pie de apoyo más rápido será nuestro movimiento, aunque nunca llegaremos a correr. Para retroceder el movimiento es idéntico pero con un pie hacia atrás, para girar un leve movimiento de nuestros hombros (se puede configurar la sensibilidad desde la opciones del juego) indicará nuestra ruta, es bastante intuitivo y tras superar un par de capítulos ya nos encontremos cogiendo curvas perfectamente. En los combates tendremos que levantar los brazos hacia nuestro mentón, imitando a un boxeador y asestar los golpes imitando el movimiento real que haríamos con esa arma, no siendo lo mismo apuñalar con un cuchillo que atacar unas tijeras de podar, dándole una gran variedad y evitando la sensación de estar haciendo lo mismo durante todo el juego, lo cual se une al tener que cambiar de armas constantemente. Ademas contamos con un movimiento de patada para alejar a los enemigos cuando nos encontremos avasallados, pero no debemos agobiarnos, os aseguramos que el manejo del juego se ve correctamente complementado con la limitada inteligencia artificial de los enemigos (son zombies), no complicándonos excesivamente las cosas aunque tampoco siendo un paseo para niños. Añadir que hacía la mitad del juego debido a cierto giro de guión, la jugabilidad varia un poco, pudiendo atacar a distancia aunque con limitaciones. 

Rise of Nightmares - Captura

Otras interacciones con Kinect las tendremos en acciones como abrir puertas, nadar, bajar escaleras.... nos veremos sorprendidos casi constantemente por lo variopinto de los movimientos que nos piden, hasta la misma escena final que por su puesto no destriparemos. Estas acciones son indicadas por un aviso emergente en pantalla pero no siempre será claro y conciso, para que nuestra intuición también trabaje y creernos que se agradece.

Añadir que en muchas ocasiones el juego nos da la opción de un avance automático con tan solo levantar la mano derecha y mantenerla en alto, pero esto nos aleja de la exploración libre de los escenarios, que nos permite encontrar los diversos coleccionables que hay más o menos ocultos, dividiendose estos últimos en cartas del tarot y grabaciones de voz, que complementan la historia. No podemos olvidarnos de comentaros que debido a que jugaremos de pie el juego es exigente físicamente y por ello, las sesiones de juego no llegarán a las 2 horas en la mayoría de los casos. Además, debemos contar en nuestro lugar de juego con un espacio en condiciones para nuestros movimientos no se vean limitados y podamos sumergirnos en la atmósfera del juego, gracias a su manejo en las acometidas.

Debido a que todos los recursos del equipo de SEGA se han destinado a la investigación y desarrollo un sistema de juego por movimientos los más asequible posible, los apartados puramente técnicos tanto gráficos como sonoros han quedado algo descuidados.

Rise of Nightmares - CapturaEn el campo gráfico, a nivel técnico no hay nada que destacar y mucho que reprochar, cuando el listón alcanzado es más propio de la generación pasada o de principios de la presente, cuando salían los primeros juegos de Xbox 360. Texturas simples sin atisbo de relieves o detalles que destacar, los juegos de luces casi inexistentes y tan solo algún efecto aislado se salva, como el agua o la sangre. Los enemigos serán bastante genéricos y con poca variación, tan solo en sus extremidades y cabeza a partir de un patrón común, al menos sus movimientos robóticos no desentonan con la naturaleza de muerto viviente de la mayoría de ellos. A destacar únicamente la física de daños, que nos permiten desmembrar a los enemigos dependiendo donde hayan sido atacados, dejándolos sin brazos o cabeza, lo cual nos sirve para evitar ser atacados.

En el campo artístico el juego rebosa estilo de película de serie B por los costados, típicos bosques oscuros, cementerio, mazmorras, mansión victoriana, laboratorio... tan solo en el último tramo, cuando el juego adquiere una vertiente más onírica, nos encontraremos alguna sorpresa visual, por lo demás, nada que destacar especialmente, que no hayamos visto ya en cientos de películas y juegos.

La B.S.O del juego nos intentará meter en tensión con melodías tranquilas y tétricas en los momentos de calma y furiosos violines y pianos cuando las hordas de zombies aparezcan, aunque en ningún momento seremos sometidos por un terror auditivo al estilo Silent Hill pero tampoco nos molestará especialmente. Añadir que las voces en ingles con subtítulos en castellano, está bastante esmerado al introducir también otras idiomas, como en rumano y algún otro europeo por cuestión de argumento. Los sonidos FX como las armas, golpes o los gemidos de los zombies terminan de complementar este apartado sonoro, en el que el juego tan solo cumple pero no sorprende

La duración del juego se encuentra dentro de la media de las aventuras de hoy en día, entre 10 y 12 horas siempre y cuando vayamos explorando para recoger los coleccionables antes descritos y no vayamos directamente con el movimiento automático lo cuál convierte el juego en un título sobre raíles al estilo recreativa, poco recomendable. Rise of Nightmares se divide en 8 capítulos jugables y dos modos de dificultad, la primera vez que superemos la aventura desbloquearemos otro modo de dificultad aún mayor y un modo reto dividido en tres escenarios separados, de corte arcade en el cual deberemos intentar superar nuestra propia puntuación, al no contar con tablas de clasificación online. El primero de estos escenarios se centra en el combate, el segundo en la precisión esquivando trampas y el último se compone de una mezcla de ambos. Ademas de las muertes realizadas, se nos puntuará el tiempo y la variedad en las armas usadas además de un gracioso contador de calorías quemadas que nos motiva a realizar ejercicio matando zombies. El juego no cuenta con ningún modo multijugador ni local ni online con lo cual la rejugabilidad depende más allá de los escenarios arcades anteriormente hablados, de lo que nos haya atrapado la historia y en querer repetirla consiguiendo todos los objetos ocultos. 

Rise of Nightmares - Captura

En conclusión podemos decir que Rise of Nightmares se trata de un juego que de ser manejado de forma tradicional con mando solo tendría sentido como un juego arcade de descarga a un precio reducido pero SEGA conoce las ganas que tienen los usuario de Kinect de usar el dispositivo para otras cosas diferentes a saltar y bailar y es por ello que han diseñado un control estupendo (dentro de lo aún existente) al cual únicamente se le puede pedir un poco mas de precisión en los movimientos de desplazamientos milimétricos al sortear las trampas. En resumen, se trata de un juego corriente al cual su control hace subir un par de puntos y si nos llama el género de terror, ya lo elevaremos a un juego notable, aún con sus carencias, aunque ninguna tan grave como para dejar de recomendaros que lo probéis ya sea alquilándolo o comprándolo.

Recordar, en los primeros compases os sentiréis torpes, como cuando cogimos por primera vez un ratón en el PC o los joysticks duales en un mando de consola, pero tras ese primer periodo de adaptación nos moveremos sin problemas y con ello, SEGA nos ha permitido visualizar seguramente, hacia donde se podrán dirigir los videojuegos, en un futuro cada vez más cercano.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Rise of Nightmares - Captura
Rise of Nightmares - Captura
Rise of Nightmares - Captura
Rise of Nightmares - Captura
Rise of Nightmares - Captura
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?