ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Mount and Blade: Warband


 PC
Nerea Diego   13/11/2010
Comenta con tu Facebook
Meneame
     De la mano de la desarrolladora turca TaleWorlds, llega a nuestros PC la secuela de uno de los mejores juegos de estrategia medievales, Mount & Blade, donde a pesar de no haber sufrido muchos cambios a nivel gráfico, sí se han integrado interesantes mejoras que enriquecen la jugabilidad para los seguidores de éste tipo de género.
TaleWorlds se dio a conocer como desarrolladora de videojuegos para PC allá por el año 2005, pero no fue hasta tres años más tarde cuando creó el título que les ha llevado a la fama y mediante el cual han seguido trabajando para mejorarlo de forma más que notoria, Mount & Blade. 

Mount and Blade: Warband - Captura

Si echamos la vista atrás, recordaremos al predecesor del título que nos ocupa, como un juego lleno de acción y entretenimiento con unos requisitos irrisorios para lo que estamos acostumbrados hoy en día. Con una máquina no muy potente, podíamos obtener una calidad de juego muy difícil de encontrar hoy en día fuera de las videoconsolas.

Con Mount & Blade: Warband, podremos experimentar nuevas mejoras que eran demandadas desde el título anterior como por ejemplo llegar a ser reyes de una facción a la que hayamos decidido apoyar o por el contrario crear la nuestra propia.

Jugabilidad

Tendremos a nuestra disposición dos modalidades de juego, el primero de ellos para un jugador donde encarnaremos a un hombre o mujer con un pasado que podremos seleccionar al comienzo del juego (desde ser de alta cuna hasta pillos que se ganan la vida robando) y que marcará el curso de la aventura ya que contamos, en función del sexo y la vida que hayamos llevado, con unos beneficios o desventajas, por ejemplo si eres una mujer de alta cuna puedes llegar a contraer matrimonio con un noble pero jamás podremos ser reinas, si por el contrario nuestro personaje es un varón de baja cuna, antes de poder coquetear con las descendientes de los nobles señores, deberemos hacernos con un renombre, ya sea conquistando los territorios enemigos del padre o hermano de la fémina en cuestión pues, machismo aparte, no debemos olvidar en qué época está ambientado el videojuego.

Mount and Blade: Warband - CapturaUna vez seleccionado el personaje, en seguida nos metemos en vereda al ser atacados por un desconocido y ser reclamada nuestra ayuda al demostrar que somos buenos luchadores, o por lo menos tener la suficiente destreza para mantenernos vivos.
A partir de ese momento todas las decisiones que tomemos en el amplio y libre mundo que nos rodea, harán que el transcurso de la historia, se encauce de una manera u otra.

Si queremos ser libres y no obedecer a ningún rey, hemos de tener en cuenta que deberemos ser capaces de defender nuestros territorios ya que los demás gobernantes tomarán nuestras acciones como una osadía. La gestión del reino pasará a nuestras manos y tendremos que cuidar de muchos factores si queremos ser unos buenos gobernantes y contar con la simpatía del pueblo. Como ejemplo de ellos y sin meternos mucho en materia para no aburrir ni colapsar al personal, diremos que uno de los puntos clave para que nuestro reino prospere, es el establecimiento de un comercio fluido y seguro para lo que deberemos cuidar de nuestras caravanas comerciales las cuales pueden ser sometidas, además de al saqueo de las facciones contrarias, al pillaje de los piratas o desertores.

También tenemos la opción de, en función de la tierra en la que decidamos comenzar la historia, ayudar al rey de la misma a luchar contra sus enemigos y de ésta manera ganarnos su estima. Cada castillo, poblado o ciudad conquistada, además de poder ser saqueada, tendremos la opción de proponer a nuestro rey que nos la regale. Otro método mediante el cual podremos demostrar nuestra valía, es ganando los torneos que tienen lugar en los diferentes castillos, así como completar las tareas impuestas por nuestros amigos comunes al servicio de un rey.
Sin embargo, las rencillas pueden tener lugar dentro de una misma facción y apoyar al vigente rey o sembrar el caos para proclamarlo como nuestro es una decisión que sólo nosotros podremos tomar.

En definitiva, decidamos lo que decidamos, el abanico de posibilidades que se nos ofreces es tremendamente amplio, lo que hace del título un candidato seguro a ser rejugado cuantas veces sea necesario para exprimir todo el jugo que podemos sacar de él. 

Mount and Blade: Warband - Captura

En cuanto a la jugabilidad, el ratón puede servirnos para desplazarnos y dar órdenes a nuestras tropas pero desde luego se recomienda utilizar los controles del teclado para disfrutar de primera mano de las batallas. La interfaz es sencilla, contaremos con un inventario limitado en el que podremos equiparnos una amplia gama de armaduras y armas, así como monturas. Así mismo tendremos la pantalla de evolución del personaje, donde a medida que vayamos ganando experiencia, podremos mejorar nuestras habilidades de espada a una o dos manos, arquería con arco o ballesta, armas astadas o combate con escudo.

Las habilidades de comunicación y de interacción con otros personajes también pueden ser desarrolladas de tal forma que podremos liderar un ejército mayor o montar mejor a caballo, así como ser más convincentes a la hora de establecer nuestras relaciones diplomáticas con los demás señores.

A lo largo de la aventura podremos recorrer los pueblos en busca de voluntarios que quieran enrolarse en nuestro ejército o de mercenarios que quieran estar a nuestro servicio y que podremos encontrar en las tabernas de las diferentes ciudades. En dichas tabernas encontraremos en ocasiones personajes con nombre y apellido que nos ayudarán de manera especial a lo largo de las batallas, dependiendo de la relación que tengamos con ellos. Pueden darnos información suculenta sobre como asediar cierto tipo de castillos o darnos puntos extra en alguna de nuestras habilidades siempre que los tengamos enrolados en nuestro ejército. Lo de llevarse bien con ellos será decisivo para que permanezcan a nuestro lado y adelantamos que no siempre será tarea fácil ya que son numerosos y tenderán a organizar rencillas entre ellos, será entonces nuestro turno de poner orden para que no reine el caos en nuestras filas. 

Todos ellos, a medida que ganamos batallas y aumentamos la experiencia, podremos mejorar sus habilidades (siempre y cuando no perezcan en las batallas en el caso de los voluntarios o los mercenarios contratados) obteniendo de ésta forma mejores guerreros. Otra forma de conseguirlos es rescatándolos de las garras de los forajidos o de las facciones contrarias, sin olvidar que nosotros podremos tener nuestros propios prisioneros (siempre y cuando desarrollemos esa habilidad) quienes en un momento determinado de la historia, pueden cambiar de bando y ofrecernos sus espadas y arcos.

Mantener la moral de las tropas es otro punto clave para la victoria, no sólo deben estar bien alimentadas, también deben cobrar su sueldo al final de cada mes o nos abandonarán.

Si somos gobernantes de ciudades castillos o poblados, tendremos la posibilidad de mejorarlos, construyendo puestos de mensajería, panaderías, molinos, torres de prisioneros… no hay que olvidar que un conde capturado puede ser una buena paga extra a fin de mes por un rescate reclamado por la familia.

Otra novedad es la inclusión de una nueva facción, los Sarranid, quienes al igual que el resto de las facciones, tienen su punto fuerte, en éste caso la infantería ligera. Como consejo añadir que no hay mejor ejército que el mixto y equilibrado.

Mount and Blade: Warband - CapturaEn el modo multijugador nos encontramos con diferentes variantes: asedio, captura de bandera conquista y enfrentamiento por equipos. Si bien es cierto que no nos van a ofrecer nada que no conozcan los usuarios asiduos a los videojuegos en red, tampoco hay que olvidar la época en la que nos encontramos. Hoy en día lo que se lleva son los soldados de última generación pero ponernos en la piel de un soldado medieval no tiene precio y muchos videojugadores sabrán apreciarlo.
Al igual que para el modo en solitario, deberemos seleccionar una facción así como el tipo de soldado que queremos manejar, arquero, infantería o caballería.

El equipo que utilicemos puede inclinar la balanza a nuestro favor o por el contrario asegurarnos una dolorosa derrota por lo que hacernos con las mejores armaduras, monturas y armas puede ser un interesante objetivo antes de cargar, espada en mano, contra el enemigo. El tipo de personaje que hayamos elegido determinará el tipo de arma que podemos utilizar así como la destreza con la misma, sin embargo, nada es gratis y mucho menos barato por lo que tendremos que derrotar y saquear a los enemigos cumpliendo determinados objetivos para poder enriquecernos y acceder a una mejor equipación. Si somos derrotados, perderemos no sólo bienes humanos, también materiales lo que puede complicar nuestra evolución.

Gráficos

Tendremos el mismo motor que en el título anterior pero los movimientos estarán más logrados, notándose una depuración en la animación, así como en la interfaz. Si bien es cierto que no hay mejoras destacables en éste apartado, personalmente me sigue maravillando la fluidez de las batallas con tan pocos requisitos de sistema.
Tendremos que esperar a ver si el aspecto gráfico del nuevo título que están preparando: With Fire & Sword, aporta grandes innovaciones, por lo pronto, contaremos con la posibilidad de utilizar armas de fuego. 

Mount and Blade: Warband - Captura

Sonido

Nada destacable que mencionar, cumple su cometido al igual que en la anterior versión y esperemos que no defraude en las siguientes ya que la incorporación de los efectos sonoros con respecto a las armas de fuego, si no se utilizan los adecuados, pueden dar al traste con toda la ambientación que tan bien habían conseguido en sus predecesores.

Conclusiones

Mount & Blade: Warband es un buen juego en el que se han añadido muchas de las características demandadas por los seguidores de la saga, enriqueciendo de forma destacable la jugabilidad pero siempre queda hacerse la siguiente pregunta: ¿podría haberse incluido como expansión en lugar de tener que pagar por un nuevo producto?

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Mount and Blade: Warband - Captura
Mount and Blade: Warband - Captura
Mount and Blade: Warband - Captura
Mount and Blade: Warband - Captura
Mount and Blade: Warband - Captura
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?