ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

La librería, de Penelope Fitzgerald


Fco. Martínez Hidalgo   04/05/2010
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Fitzgerald construye en unas pocas páginas un pequeño universo ficcional de creciente tensión.
Portada de La librería, de Penelope FitzgeraldA pesar de su longeva vida, Penelope Fitzgerald (Inglaterra, 1916-2000) comienza a publicar en 1975, rondando los sesenta años. Influida por su trabajo periodístico en la BBC durante la IIª Guerra Mundial, no es de extrañar que su primera obra fuese una biografía, la del pintor británico del s. XIX Edward Burne-Jones –seguida dos años después por otraa biografía dedicada a su padre y sus tíos (‘The Knox brothers’).

Aún así, pronto sentiría la llamada de la ficción narrativa, a la que llega en 1977 con ‘The golden child’; obra terriblemente influida por su tío, el escritor de novela negra y teólogo Ronald Knox. Ya en estos primeros pasos, el uso de la comedia y la introducción de tintes biográficos aparecían como una seña de identidad que caracterizaría sus siguientes obras, entre las que se encuentran ‘La librería’ (1978, finalista del Booker Prize, publicada en Impedimenta y disponible en FantasyTienda).

Penelope Fitzgerald nos regala en 'La librería’, como con acierto nos anuncian desde Impedimenta, una 'obra maestra de la entomología librera', además de un homenaje a todas aquellas personas que, contra la apatía y el tedio que han sentido los acosaba alguna vez, han intentado romper las telarañas de la monotonía.

Florence Green es un trasunto de Penelope Fitzgerald, de la misma forma que el imaginario pueblo costero de Hardborough lo es de Southwold, donde Penelope había trabajado en una librería y vivido en una casa que se llegaba a inundar con la subida de la marea. A partir de aquí, no sabemos si continúan o no los paralelismos, pero sí que se articulan los elementos básicos para la construcción de un espacio hermético y asfixiante, aburrido y exasperantemente uniforme, a tal punto monolítico que cualquier novedad o alteración supone un intento de ruptura al que identificar y combatir.

Precisamente, y para sorpresa del lector, una de estas alteraciones es la pequeña librería que Florence quiere abrir en el pueblo. Un espacio dedicado a la lectura en un lugar sin oferta cultural. La restauración de un edificio, Old House, que una misteriosa apatía (y el poltergeist que disque lo habita) parecía condenar al olvido primero, y al derrumbe después. Un modesto intento de hacer algo diferente y distinto, de demostrar iniciativa y creatividad, allá donde nada parece tener la más mínima importancia.

Fitzgerald construye en unas pocas páginas un pequeño universo ficcional de creciente tensión, en el que el primer intento de desaliento deja paso a una conspiración accidental de elementos para evitar que la librería de Florence abra en el pueblo. El primer fracaso no es freno, sin embargo, para que la tensión siga aumentando y la presión dirigiéndose contra la librería primero, y más tarde en contra de la llegada de la "Lolita" de Nabokov.

Penelope Fitzgerald

Un esquema clásico, con elementos en gran parte extraídos de la realidad, con un discurso claro y unívoco, y sin grandes alharacas creativas o formales, le sirven a Penelope Fitzgerald para construir una tragicomedia donde la admiración por el emprendimiento acompaña a la denuncia del poder y sus mecanismos: la crueldad, la opresión, la imposición y la persecución. Con el agravante de que, en Hardborough, son elementos informales y relacionales los que participan en este intento, elementos conocidos y permitidos, elementos legitimados e inseridos en la propia cultura local como parte de su propio ser colectivo. Quizás por eso, la lucha de Florence Green parece tan inmensa e inabarcable, tan etérea a la vez que tan imposible de vencer.

Penelope Fitzgerald nos regala en ‘La librería’, como con acierto nos anuncian desde Impedimenta (editorial responsable en España de esta pequeña maravilla), una “obra maestra de la entomología librera”, además de un homenaje a todas aquellas personas que, contra la apatía y el tedio que han sentido los acosaba alguna vez, han intentado romper las telarañas de la monotonía.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Mircea Cărtărescu visitará Barcelona, Madrid, Granada y León
Tráiler de «La librería», de Isabel Coixet
«Damas oscuras», cuentos de terror victoriano escrito por autoras clásicas
¡Ganadores del sorteo de «Un día en la vida de una mujer sonriente», de Margaret Drabble (Impedimenta)!
¡Sorteamos 2 ejemplares de «Un día en la vida de una mujer sonriente», de Margaret Drabble (Impedimenta)!
Articulos Relacionados
La librería, de Isabel Coixet: una hermosa película que cala hondo
Enterrado por placer, de Edmund Crispin: no transmite buenas sensaciones
La familia Carter, de Frank M. Young y David Lascky: novela gráfica con sabor a buen añejo
Cuentos de Hadas de Angela Carter: una joya tanto por el contenido como por el continente
Misterio en blanco, de J. Jefferson Farjeon: un relato policiaco atípico
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Impedimenta
Portada de Magnitud Imaginaria, de Stanislaw Lem
Stanislaw Lem
Portada de El Rival de Prometeo: Vidas de Autómatas Ilustres (Marta Peirano y Sonia Bueno, eds.)
Portada de La hija de Robert Poste, de Stella Gibbons
Stella Gibbons
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?