ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Eragon, libro y película


 Literatura juvenil
Gonzalo Morán y Yadira Alvarez   10/12/2006
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Conoce el fenómeno editorial de fantasía juvenil Eragon, de Christopher Paolini, así como algunos datos sobre su adaptación al cine y del segundo libro, Eldest, desde nuestros amigos cubanos de Estronia.
Portada española e EragonHace ya tres años un libro comenzó a dar que hablar. Al principio con mucho recelo se le tildó de ser una historia más, surgida tras el éxito abrumador de la serie literaria de Harry Potter y el no menos exitoso logro fílmico de llevar al celuloide la historia de fantasía épica por excelencia: El Señor de los Anillos… pero no era tan así. Eragon, salida de las manos y el ingenio de un joven norteamericano con ascendencia italiana, resultó ser a diez de últimas un producto entre lo novedoso y lo entretenido, que se insertó de forma sorprendente en la cúspide de los lectores de fantasía heroica a nivel internacional.

Sin dejar de ser comparada en todo momento con las historias más clásicas del género, de las cuales bebe constantemente, la obra fue ganando espacio a pesar de las numerosas críticas que tuvo —y aún tiene— en su contra. Y es que no se puede decir que la creación de Christopher Paolini sea todo lo original como para considerarla un clásico, hasta el punto peligrosísimo en que muchos críticos editoriales la han calificado de pastiche, una imitación, pero no se puede negar que el chico escribe con garra, y que la historia está bastante bien hilvanada y el nivel descriptivo está muy por encima de lo que se puede esperar de un autor que no sobrepasa los 20 años, en esta época donde los jóvenes ponen más sus pensamientos en el último modelo de teléfono móvil que en estudiar lenguas muertas para buscar raices destinadas a crear un lenguaje ficticio.

Entonces ¿es la Trilogía de El Legado una saga “original”? Por supuesto que no, pero indiscutiblemente, tiene sus valores. La obra contiene referencias de todas las historias clásicas: hay rasgos de El Señor de los Anillos, la Dragonlance, Terramar, Los Dragones de Pern y hasta de La Guerra de las Galaxias; pero todo ha sido bastante bien dosificado y distribuido y, con el pasar del tiempo llegado el segundo libro, nos damos cuenta cómo el autor “crece” en su profesión con un segundo volumen un poco mejor pensado y en consonancia con lo que espera el público. El propio Paolini ha declarado que no niega haberse inspirado en las obras mencionadas. Por ejemplo, se leyó la obra de J.R.R. Tolkien a muy temprana edad y esto influyó en casi toda la creación de los componentes presentes en Alagaësia, incluyendo sus idiomas; es un confeso seguidor de Star Wars y esto lo ha reflejado en no pocos pasajes de los dos libros publicados que al final forman parte de ese género que se ha hecho llamar Fantasía Épica y que contiene elementos comunes con todas las obra mencionadas. Criticar en demasía su utilización es como criticar que en una novela negra haya asesinos, policías, crímenes, muertes, intriga y demás cosas típicas que en su momento utilizaron autores tan renombrados como Raymond Chandler y Dashiell Hammett.

Christopher Paolini con un ejemplar de EragonUna de las cosas más meritorias que tiene la Trilogía es el ser una obra escrita por un joven para jóvenes. Quizás peca de no ser todo lo original que quisiéramos, pero si tenemos en cuenta que comenzó a escribirla cuando sólo contaba con 15 años de edad, entonces unos cuantos escritores adultos deberían sentarse a analizar por qué sus obras no han tenido la misma acogida… ¿Será por la falta de un dragón? Lo cierto es que Eragon ya ha trascendido los límites de lo literario para convertirse en un fenómeno; una franquicia que, desde que se corrió el rumor de que sería llevada al cine, ha desatado muchas controversias y despertó con renovadas fuerzas el interés de lectores y cinéfilos, sobre todo juveniles. Y aquí debemos hacer un aparte para reflexionar sobre un tema muy curioso… ¿Alguien se ha puesto a pensar por qué Hollywood se decantó tan rápidamente por una obra que ni siquiera está concluida? ¿Qué de especial tiene la Trilogía de El Legado para haber sido tomada tan en serio? Veámoslo de esta forma.

Desde el estreno casi de conjunto del primer filme de Harry Potter y El Señor de los Anillos en el año 2001, hemos tenido todos los Diciembres desde ese año una película basada en una obra de fantasía épica como cierre del año; pero todas ellas han sido adaptaciones cinematográficas de excelente factura de obras literarias de la añeja Inglaterra. Incluso en la producción y realización de las mismas no ha intervenido por completo la mega industria norteamericana, sino que han sido coproducciones con otras compañías productoras como es el caso de la neozelandesa Walden Media, responsable de llevar las obras de Tolkien y C.S. Lewis a las pantallas del mundo.

Eragon, sin embargo, es un producto 100% norteamericano y la mega-industria estadounidense no podía perderse esa oportunidad. El joven escritor, a pesar de sus ancestros italianos, nació en California y fue criado y educado en Paradise Valley, Montana; tomando las riendas de la escritura a muy temprana edad, y eso era algo como para no dejar pasar desapercibido. Además, su creación no está exenta de cierta calidad y es alguien que se ha apartado de la clásica Dragonlance (con todo lo que implica dejar de lado la maquinaria de los Juegos de Rol de la compañía Wizards Of The Coast) y ha sabido hacerse un espacio —no sin una graaaaan ayuda familiar— dentro de la fantasía épica mundial, tópico que siempre ha estado dominado por escritores del viejo continente. Así tenemos a un escritor juvenil norteamericano que se abre paso con una historia con un dragón como eje central ¿y qué mejor competencia para el Colacuerno de Potter que la Saphira del chico campesino devenido en el último de los jinetes de dragón? He ahí que la Fox se interesara en adquirir los derechos para realizar una película 100% norteamericana de una obra 100% norteamericana… o al menos eso es lo que entendemos.

EldestPor otro lado, Eragon llegó en el momento preciso en que la fantasía vive un resurgir. Tanto en el aspecto literario como cinematográfico, el género se encuentra en alza y, ¿qué mejor oportunidad para sacarle provecho a este filón? Sea cual sea la fórmula, lo cierto es que ya Eragon es una realidad, y parece que al fin Hollywood podrá quitarse el amargo sabor de tener que ir en busca de obras europeas para sus películas netamente fantásticas. Esperemos tan sólo que no ocurra lo mismo que con la obra de J.K. Rowling, que cada vez sus libros se parecen más a los guiones de los filmes que los adaptan, siendo el sexto volumen un tanto desabrido con respecto a los tres primeros, a pesar de su longitud. Esperemos que Eragon —y todo lo que venga después— corra una mejor suerte…

Agosto de 2003… En un rincón del planeta un chico se alista para vender el primer ejemplar de su primera novela al gran público, concebida hace alrededor de 5 años y con una pequeña tirada familiar el año anterior, que le ha dado la oportunidad de saltar al gran mercado... Un joven campesino se prepara a encontrarse con un cambio radical en su vida cuando el destino decida hacerlo jinete de dragones… un montón de lectores, que ya han visto los anuncios, en la Internet fundamentalmente, se disponen a comprar un libro cuyo principal atractivo es un dragón azul en su carátula…. Así comenzó la historia de esta obra que ya anuncia para el año que viene su tercer ¿y conclusivo? volumen.

Si todavía no la conoces la trama que narra es como sigue:

En el reino legendario de Alagaësia la guerra se está gestando. Los Jinetes protectores de la paz del Imperio y los únicos capaces de controlar a los inteligentes dragones, se han extinguido o han pasado a formar parte de las tropas del malvado rey Galbatorix. Los elfos hace tiempo que se han exiliado a un lugar oculto y los vardenos, un grupo disidente, se ocultan en ciudades protegidas. Cuando Eragon, un joven de 15 años que vive en un pequeño pueblo, se encuentra con una piedra preciosa —una especie de gigantesco zafiro— en medio del bosque a donde ha ido a cazar, poco se espera que ese suceso vaya a cambiar su vida y el destino de Alagaësia. Lo único que desea es venderla para así asegurar la subsistencia de su familia durante el duro invierno. Sin embargo, una noche la gema se rompe y lo que sale de ella (ya sabemos que es una dragona) lo llevará a un viaje guiado por Brom el cuentacuentos de la comarca, que lo convertirá en héroe. ¿Podrá Eragon tomar la responsabilidad de los legendarios jinetes de dragones? La esperanza del Imperio descansa en sus manos...

Eragon atrapa al lector no sólo por la Saphira dibujada en su portada por Jude Palencar, sino porque su historia es fresca y sus descripciones muy detalladas. Puede leerse, y ya eso es suficiente teniendo en cuenta las toneladas de basura literaria que corren por las librerías con la etiqueta de best-seller. Cierto es que desde el primer momento se consideró un facilismo desde el propio título pues se decía que tan solo era una variación de la palabra Dragón, pero el mismo autor ha desmentido esto al declarar que se trata de un juego de palabras en inglés que denotan el fin de una época y el comienzo de otra. Así ERAGON es el resultado de la combinación de ERA y GONE (que se puede traducir como "fin de una época") que es el eje principal de la trama: el final del cruel reinado de Galbatorix gracias a la llegada a su fin de la época sin jinetes de dragón. Ahora hay un nuevo dragón en Alagaësia y éste promete ser la némesis del cruel emperador.

Eragon: Ojo de SaphiraEragon y su dragona, Saphira, acaban de impedir que las poderosas fuerzas del rey Galbatorix, cruel regente del Imperio, destruyan para siempre al ejército rebelde de los vardenos en Farthen Dûr, la ciudad-montaña de los enanos. Pocos días después de la sangrienta batalla contra los úrgalos, Eragon y Saphira tienen que viajar a Ellesméra, el país de los elfos, para continuar con su formación en la magia y en la lucha con la espada, las dos habilidades especiales de los Jinetes del Dragón, para poder enfrentarse al malvado rey. Los acompañarán Arya, la elfa, y Orik, el enano, en un viaje plagado de descubrimientos y aventuras, con parajes fabulosos y nuevas amistades. Pero el caos y la traición los acechará sin descanso, y Eragon no sabrá en quién confiar.

Ya en este segundo libro, Eldest, (literalmente “Mayor de Edad”) se nota como evoluciona no sólo el protagonista de la obra escrita, sino el propio escritor en su labor. El libro está mucho mejor armado y la historia mucho más compleja, con algún que otro recuerdo de hechos acontecidos en el primer volumen como para que no se nos olviden. Aparece el que será el mentor de Eragon en su preparación y el protagonista descubre muchas cosas, entre ellas el amor, y que los dragones a pesar de su majestuosidad son increíblemente vulnerables. Además entra en conocimiento de la historia de los Jinetes de Dragones, la transformación de éstos en los Apóstatas y la más terrible revelación: el posible parentesco entre él y Murtagh. Por otro lado la historia, cual émula de “Las Dos Torres”, se divide en dos tramas cuando seguimos los pasos de Roran y todo el esfuerzo que conlleva ser el líder de una rebelión que termina con claras referencia a la migración bíblica que comandó Moisés, teniendo su clímax en una batalla con un final que a pesar de ser sorprendente no es inesperado. El libro en su totalidad es bastante profundo (incluso a veces tiene pasajes un tanto aburridos) pero nos muestra, como ya dijimos, que Paolini está madurando y, si continúa perfeccionándose en el oficio de escribir, puede ofrecer más en la próxima entrega.

En fin que, utilizando los cánones más clásicos de la literatura fantástica, los dos libros publicados de la Trilogía de El Legado conforman una historia entretenida e interesante, pero que utiliza de forma un tanto simple piezas claves de otras obras. Los malos son extremadamente malos, los buenos son casi perfectos, el chico campesino que inesperadamente es el héroe guiado por un excombatiente y que se topa de lleno con razas muy conocidas entre los lectores de lo fantástico, el uso de un lenguaje específico para algunas de ellas y para la utilización de la magia, y la propia concepción de ésta, ya habían sido fraguados años atrás por reconocidos autores. Pero (y siempre lo hay) Paolini se atrevió a unir todos estos cabos en una obra, obtuvo un amplio apoyo de su familia y, si somos sinceros, no le quedó tan mal. Lo mejor de todo es que no esconde sus fuentes de inspiración, pues constantemente los seguidores de lo fantástico podemos reconocer de dónde pueden haber salido personajes, situaciones y paisajes. Ahora ya se está esperando con cierta inquietud el tercer libro que se supone se titulará EMPIRE (“Imperio”) por todos los cabos sueltos que quedan al finalizar el segundo volumen y el misterio que rodea la figura de Galbatorix y su nuevo aprendiz. Esperemos que Paolini sepa canalizar todos los hechos y llevarlos a buen término sin apresuramientos y sin la necesidad de un libro extremadamente largo con una sucesión trepidante de acciones en sus páginas finales.

Mapa del reino de Alagaësia donde vive EragonYa sabemos que Alagaësia es el mundo creado por Paolini, donde se desarrolla la trama de la Trilogía de El Legado, y que tiene muchos puntos en común con un montón de obras literarias del género, pero… ¿Quién realizó el mapa de esa región, y quién es el responsable de que cada libro tenga un dragón en su portada? Pues comencemos diciendo que el Mapa de Alagaësia que vemos en cada uno de los libros, fue diseñado y dibujado por el propio Christopher Paolini, inspirado por las vistas que rodean su vida en el valle de Montana. También Paolini es el creador de la carátula de la primera edición de Eragon, donde sólo aparecía el ojo de Saphira.

En cuanto a los dragones, la obra pertenece a John Jude Palencar, quien es graduado de arte y de diseño con grado de BFA (Licenciado en Bellas Artes) en la universidad de Columbus. En el mismo año de su graduación (1980), ganó una beca del taller de los ilustradores en París, Francia, como premio por el trabajo que presentó en la competición nacional de estudiantes ilustradores. El trabajo de Jude se vincula sobre todo, a la ilustración de libros, y tiene en su currículo las cubiertas de centenares de libros para editores importantes tales como Bantam, Penguin, Simon & Schuster, libros de la National Geographic y muchos otros. Palencar también se mueve fácilmente en la publicidad y la ilustración corporativa con clientes conocidos como Anheuser-Busch. Incluso Paramount le comisionó para crear un cartel promocional de la cerveza Rider Ale, la nueva aventura comercial de Clint Eastwood.

John ha recibido docenas de condecoraciones incluyendo medallas de oro y plata de la sociedad de ilustradores en la categoría de libros. También la asociación de artistas de la ciencia ficción (ASFA) nominó a John Jude Palencar para tres premios Chesley incluyendo la mejor cubierta de libro en rústica, mejor ilustración inédita, y mejor producto en 1999. Su trabajo ha sido aceptado en muchas sociedades de ilustradores, publicaciones anuales que abordan el arte de la ilustración en la comunicación, y ha sido exhibido sus obras en numerosas exposiciones conjuntas en galerías y universidades a través de los Estados Unidos. La demanda de su trabajo ya se extiende a Europa y el Pacífico Asiático con ventas de sus pinturas, utilización de los derechos de reimpresión y comisiones por sus originales.

Póster de EragonMuchas colecciones privadas y corporativas a través de los EUA y Europa incluyen las pinturas de Palencar. También ha creado las cubiertas para varias novelas de Stephen King quien también posee varios de sus trabajos en su colección privada, y más recientemente se ha volcado a la creación de las tapas para los libros de la Trilogía de El Legado, las cuales han sido respetadas en casi todas las ediciones a nivel mundial. Como dato curioso está el hecho de que Paolini ubica a Eragon en el Valle de Palancar y esto ha traído por consecuencia que se piense que el nombre es un homenaje al creador de sus dragones, pero si nos ponemos a analizar el libro surgió mucho antes de que Palencar se involucrara en la ilustración de Eragon, así que sólo podemos imaginar que quizás Paolini ya conociera la obra pictórica de Jonh Jude Palencar… o fue otra casualidad.

Visto el éxito del libro, la compañía Twenty Century Fox en el año 2004 se apresuró a adquirir los derechos de la obra para llevarla al cine. Esto no representaba un reto ya que Paolini originalmente concibió la obra como un guión cinematográfico pero, al estar concentrado en escribir el segundo libro, el joven no participó en el guión de la cinta el cual fue realizado a cuatro manos por Peter Buchman, Lawrence Konner, Mark Rosenthal y Jesse Wigutow, quienes parece que han hecho un buen trabajo, pero a la vez han metido las manos en la historia hasta por gusto. ¿Por qué decimos esto? Aquí van algunos datos basados en las imágenes que han salido en los trailers. Los úrgalos carecen de los tan mencionados cuernos con los que los caracteriza Paolini —a menos que se los agreguen a última hora— por lo que algún que otro enano no podrá jactarse de los arcos que salen de los cuernos de los úrgalos (Eldest, “Deslizarse” pág. 95, edición digital); Durza se traslada encima de algo que muchos pensaron que era Shruikan, el dragón negro de Galbatorix. Esto, por supuesto, es imposible por lo que los más recientes rumores hablan de que la montura no es otro que uno los padres de los Ra’Zac, aunque nunca se afirma en el libro que los Lethrblaka tengan forma de dragón, y menos que el Sombra se enfrente a Eragon y Saphira encima de uno de ellos. Igualmente la Gedwëy Ignasia deja de ser la marca plateada que caracteriza a los escogidos por un dragón para ser sus jinetes, y es sustituida por una cicatriz en forma de “e” con cabeza dracónida.

Escena de Eragon, la películaSalvando estos deslices, la factura del filme parece ser muy alta. Las locaciones, principalmente de Hungría, han aportado un paisaje impresionantemente bello, y han sido recreados muy bien los parajes descritos por Paolini, sobre todo la morada de Durza y los Ra’Zac en Helgrind. El guión ha sido realizado de forma que nos enteremos cuál es la historia de Alagaësia antes de que Eragon se encuentre la piedra. Uno de los logros, a nuestro entender, es la presencia de Galbatorix, personaje del que siempre se habla, pero que nunca ha aparecido en los dos libros publicados. Sabemos que era uno de los Jinetes, que se volvió loco cuando le mataron a su dragón original, y que fue la desgracia de esa orden, trayendo consigo la desaparición de la misma y la desgracia de Alagaësia al proclamarse emperador. En ese aspecto la película podría superar ampliamente al libro.

En cuanto a los personajes están bastante bien caracterizados, aunque nosotros hubiéramos escogido una persona menos rubia que Edward Speleers para el personaje principal, así como para Arya (Sienna Gillory) a la que en el libro en varias ocasiones le celebran sus “cabellos negros como el azabache” (Eragon, “Prólogo, Sombra de Temor” Pág.11, Roca Editorial). En cuanto a los demás es evidente que la Fox no escatimó mucho al seleccionar los actores, y éstos no están muy alejados de lo que nos presenta el libro. Así tenemos un excelente Brom en la piel de Jeremy Irons que ya una vez lidió con dragones en la primera “Dungeons & Dragons”, un Galbatorix genial interpretado por el no menos genial John Malkovich, a Dijimon Houston que le viene pintado el papel de Ahijad, aunque imaginamos un jefe de vardenos un poco menos joven, y a Robert Carlyle (el protagonista principal de los hombres bailarines de strip-tease en “The Full Mounty”) en el papel de Durza, que por cierto visualmente está muy bien caracterizado.

Personajes de Eragon, la películaNo tan conocidos pero con un parecido bastante fiel al del libro tenemos Garrett Hedlund como Murtagh, Chris Egan como Roran, Alun Armstrong como el Tío Garrow, Joss Stone como una jovencísima Angela, Caroline Chikezie (Taksiana en “Hotel Ruanda”) como Nasuada, aunque pensamos que resulta un poco mayor para ser la hija adolescente de Ahijad, Garry Lewis —el padre de Billy Elliot en la cinta homónima— que con su diminuta estatura encaja muy bien en el papel de Hrothgar, y Ralph Brown en el doble papel de los Gemelos Calvos. Y, por supuesto... SAPHIRA. Una vez más las imágenes generadas por computadoras nos ofrecen un dragón en toda su plenitud. El diseño de la dragona evidentemente se basa en las ilustraciones de John Jude Palencar y lo más destacable son sus alas con plumas, y no las clásicas alas membranosas a que estamos acostumbrados. La voz de la dragona, que tanto protagonismo tiene en la obra, se supone que sea interpretada por la actriz Rachel Weisz, ya que su nombre aparece en el último poster de la cinta, pero esto aún está sin confirmar. Del que no se habla absolutamente nada es de Solembun, el Hombre-gato, por lo que parece que quedó fuera de la producción, como quizás otras tantas cosas que echaremos en falta cuando veamos la cinta.

El director que ha tomado las riendas de este proyecto, es el debutante Stefen Fangmeier. Graduado en Ciencias de la Computación en la Californiana State University of Dominguez Hills en 1983, trabajó como programador de sistemas y analista de procesamiento de imágenes en Aerospace Corporation y fue el encargado del proyecto de Visualización Científica en el afamado Centro Nacional para la Aplicación de Supercomputadoras (NCSA) en la Universidad de Illinois. Su primera incursión a la industria del entretenimiento fue cuando se unió a Digital Production a mediados de la década de los ‘80. Ahí trabajó en la división que proveía los servicios de cómputo para las ramas de negocios y científica. Cuando Digital Productions cerró sus puertas en 1986, se unió a Mental Images, creadores de Mental, el motor de generación de dibujos 3D, convirtiéndose allí en Director de Producción. Stefen Fangmeier se incorporó a Industrial Light & Magic en 1990 en donde su primer gran proyecto fue “Terminator 2: Judgment Day” como supervisor de las tomas generadas por computadora. Otros títulos en su curriculum incluyen proyectos como “Hook”,“Casper” y “Jurassic Park”. Su primer proyecto como Supervisor de Efectos Visuales fue “Tornado” película por la cual recibió una nominación al Oscar® y ganó el BAFTA. Otros proyectos en los que ha participado incluyen “Pequeños Soldados”, “Salvando al Soldado Ryan”, “La Tormenta Perfecta”, “El Caso Bourne”, “El Atrapasueños”, “Master & Commander: The Far Side of the World”, y la multipremiada trilogía de "El Señor de los Anillos".

Personajes de Eragon, la películaLa música original de la cinta corre a cargo de Patrick Doyle, pero además contará con un tema principal compuesto e interpretado por Avril Lavigne. La canción se titula “Keep Holding On” y aparecerá además en el nuevo álbum de la cantante que saldrá en 2007. Avril ha declarado que la compañía Fox se le acercó para pedirle que escribiera una canción para la película: “Me mostraron los avances y me hablaron sobre la cinta. Va a ser una película realmente importante para ellos y todos están muy entusiasmados. De esta forma trabajé en un par de canciones diferentes del tipo balada, y finalmente escogieron Keep Holding On. Esta canción fue específicamente escrita para la película. Fue todo un desafío escribir una letra que fuera exactamente con el filme. Fue una experiencia nueva para mí y aprendí mucho. Yo escribía sobre la fuerza, el poder, y el destino, mientras intentaba mantenerme en línea con la historia de la proyección. Dr. Luke también trabajó conmigo en esta creación."

Bueno, aquí los dejamos, o mejor, nos quedamos todos a la espera del estreno, a ver qué tan fiel resulta... o qué tan comercial, y si mejora nuestra visión de lo que el libro apenas nos dejó entrever logrando también elevarnos por encima del mundo en alas de un dragón.


El Rincón de El Enano

Y yo, como casi siempre, les traigo la otra cara de la obra. ¿Pensaron alguna vez que la creación de Paolini no sería asediada por todos lados? Pues… ¡¡Se equivocaron!! Resulta que ya Eragon ha engendrado una parodia italiana titulada Aerosol, Il Fratello Furbo Di Eragon (“Aerosol, el Hermano Astuto de Eragon”). La parodia ha sido escrita por Joey Luke Bandini cuyo verdadero nombre es Gianluca Bedini. Este escritor, Licenciado en Biología de la Universidad de Pisa, apicultor, fotógrafo y escultor nacido en 1969, además ha escrito otras parodias de obra famosas como son “El Scrobbit” (2004) y “El Señor de las Tortillas” (2005) basadas en la conocida obra de Tolkien.

Eragon y Saphira en la películaEn "Aerosol", un libro de sólo 160 páginas, lo que encuentra el protagonista en los bosques de Analgesya es uno de los 12 huevos de pavo almizclero que llegan a través del abismo espacio-temporal de la cadena montañosa Lagartoverruga. En esta hilarante aventura Aerosol debe convertirse en uno de los mitológicos Jinetes de la Pollería y tendrá que derrotar al malvado Migarbangliorix, tratando incluso de tener éxito al intentar salvar a la sexy elfa Aqwa, con la ayuda de su engreído pez Persa Matsugoro.

Para terminar les comento que si Shur’tugal (www.shurtugal.com) es la fuente más importante de noticias acerca de la Trilogía de El Legado, la web Anti-Shur'tugal (www.anti-shurtugal.com) es su mejor contrapartida, no solo criticando a su homóloga, sino ofreciendo además, muy buenos trabajos críticos sobre otras obras. Es todo por ahora. Se despide un habitante de Farthen-Dûr.

Este artículo ha sido publicado originalmente en el Informativo Estronia, un boletín semanal por correo electrónico que editan los autores desde Cuba, quienes nos han permitido publicar su trabajo en Fantasymundo. Puedes solicitarlo en: estronia@gmail.com o pinchando sobre la imagen bajo este texto.


Informativo Estronia

Página 1 de 1



Eldest (El Legado 2)
Eldest (El Legado 2)

23.00 € 21.85 €
 
Eragon (El Legado 1)
Eragon (El Legado 1)

21.00 € 19.95 €
 
DRAGON BALL: ULTIMATE EDITION Nº 04

7.95 € 7.55 €
 
Zetman 12

8.95 € 8.50 €
 
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Eragon
Eragon: Ojo de Saphira
Eragon conoce a Saphira
Portada de Eragon
Eragon: Mapa
Eragon: Christopher Paolini
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?