Allá en 2012 disfrutamos de New York Crimes, una de las mejores aventuras gráficas estilo «point & click» de la generación, y Pendulo Studios ha decidido traer de vuelta a John Yesterday, uno de sus más intrigantes personajes de entre todas sus sagas.

Así, aunque fue en 2016 cuando Yesterday Origins salió a la venta, ha conseguido dar el salto a Switch, que aunque mantiene una calidad reciente, sí puede notarse un fallo casi continuo en bajadas de frames y un mal control en escenarios estrechos, donde hay que atinar bien para señalar algún objeto con el que debamos interactuar.

Pero comencemos por el principio, el argumento que Pendulo nos plantea será una secuela y precuela del título de 2012, unido bajo esta nueva entrega, y así completar la historia que ya se nos planetó, junto a muchos hilos argumentales nuevos, lo que es de agradecer, siempre viene bien un poco de aire fresco cuando a aventuras gráficas se refiere, no es recomendable alargar de manera no natural un buen argumento.

Entonces, desde el primer momento volveremos a entrar en la piel de John Yesterday, esta vez en el año 1501, como hijo de un gran noble de la Corona sin conocer todavía ningún poder, y en una situación algo peliaguda, ya que sin explicación alguna se nos acusa de herejía y sacrilegio contra Dios, y se nos declara hijo de Satán, por lo que debemos ser torturados y enviados al fondo de una caja de pino.

Esto, como a cualquier hijo de vecino no nos agradará, y será cuando la historia nos de rienda suelta a comenzar los trapicheos en el primer escenario del juego, en nuestra encantad… mugrienta y fría mazmorra…, la justicia de la Inquisición sí funcionaba la mar de rápida, a ver si aprenden hoy día.

Lo cierto es que como en cualquier aventura gráfica, solo tendremos el modo de juego único y los controles para Nintendo Switch los han mantenido como en otras plataformas, ya que no se utilizará la pantalla táctil.

Así pues, vamos a los controles, estos hay que decir que son un poco toscos, por no decir imprecisos, la verdad es que en ocasiones se hace bastante difícil señalar algún que otro objeto, y por lo tanto, esto es algo muy negativo, ya que ¡moverse y señalar es prácticamente la única mecánica del juego!

Resulta frustrante que un título con un nivel argumental tan bueno, tenga problemas en su jugabilidad a un nivel tan básico, ya que el problema de movimiento reside en que no se realiza adecuadamente el giro de 360º sobre el personaje, debiendo recular y dar varias vueltas para por fin señalar el objeto deseado.

De esta manera, cuando nuestro personaje esté mirando a una zona, tendrá un arco de aproximadamente 90º en el que aparecerá el botón de interacción, y para solventar un poco este problema de movilidad, mientras observamos dicha zona, podremos mover el stick derecho y seleccionar el objeto con el que interactuar, por lo que en cierta medida se corrige el fallo, pero aún así, al movernos recordaremos lo tosco que es desplazarse.

Esta es una de las mecánicas del juego, buscar en los escenarios todos los objetos —útiles o no, recordemos que en estas entregas, y más a Pendulo, que les encanta ponernos en las narices objetos que no sirven más que para que nos tiremos de las orejas— y, la segunda de las mecánicas será la combinación de dichos objetos, pero ya no solo entre los objetos inertes, sino también entre los que están vivitos y coleando.

De esta manera, la combinación de objetos será la típica, en el menú desplegable de nuestro inventario podremos intentar combinar todo con todo, y algún que otro comentario mordaz sobre nuestra estupidez nos acechará, pero, lo bonito de este título, es que cuando combinemos la mayoría de objetos, se tendrá que seleccionar también a un personaje de la historia por el cual vamos a realizar dicha combinación.

Y por esto, Pendulo Studios es una gran desarrolladora de aventuras gráficas, porque aunque es una mecánica simple, siempre tratan de que tengas que pensar un poco más allá, y si sabes que tienes que juntar al sapo venenoso con la jarra de cerveza, que menos que nuestro gran amigo John Yesterday sepa que es para envenenar al majo y alegre de nuestro carcelero.

Dicho esto, la aventura se desarrollará en ambos puntos de la historia, pasado y futuro, y lo cierto es que las combinaciones no son absurdas –lo que en alguna saga como Monkey Island, aun siendo grandes títulos, se ha podido ver– aquí hay cierta argumentación de un mundo donde existe la alquimia, pero todo tendrá una lógica coherente respecto a ello y será intuitivo y divertido avanzar, no hace falta que se nos den supuestos ilógicos y extraños solo por hacernos pensar.

De esta manera, el título es agradable, divertido y muy intrigante, el nivel argumental quizá no es como el del primer título de la saga, pero este sin duda que mantiene la cabeza bien alta. Pero aún hay que comentar, por desgracia, otro fallo que no puede pasar por alto.

Bajadas de frames para todos los públicos, sí, y continuas. Si ya teníamos alguna molestia con el hecho de que nuestra inmersión se veía afectada porque nuestros personajes no saben andar, ¡a veces lo harán hasta a trompicones!

Y así, es como un buen título con una coherencia argumental notable, con una intriga que hace querer pasar un buen rato a solas, investigando y disfrutando, se convierte en una odisea de malos controles y caídas de frames. Por experiencia, alguna vez nos podremos de los nervios intentando abrir una puerta o hablar con un personaje, haciendo que cambiemos de título o dejemos de jugar.

Por último, en el aspecto de sonido, sí es cierto que hay una ambientación muy buena, tanto de música de ambiente como de efectos de sonido, y lo cierto es que han logrado como siempre una muy buena calidad musical.

También comentar, que aunque es típico de este género salvo por las desarrolladoras de región española, el título viene con voces originales en inglés y subtítulos en español, pero esto siempre tiene su encanto, ya que a opinión personal, una aventura gráfica sin leerla pierde algo de esa extraña esencia que nos engancha a los que disfrutamos de estos títulos.

Por tanto, en este título nos encontramos opiniones contrapuestas, y todo se debe a que si bien tenemos una obra argumental muy buena, todos esos fallos continuos va na ser lo único que recordemos cada vez que queramos jugar, y más sabiendo que tenemos la misma opción en otras plataformas que no tienen estos problemas.

En conclusión, si dispones de otra plataforma donde disfrutar el título por el momento, quizá sea una mejor opción, ya que se desconoce si se solucionarán estos problemas en el corto plazo, pero sino tienes otra alternativa, sabiendo que aun con estos fallos se puede jugar el título si no eres muy tiquismiquis, es un gran título que a nivel argumental no te va a decepcionar.

Yesterday Origins, desarrollado por Pendulo Studios y producido por Microids, salió a la venta el 31 de mayo en la eshop de Nintendo Switch a un precio de 29,99€. También está disponible en Xbox One, PS4, Android, Iphone y PC.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.