El universo de las aventuras gráficas es impredecible. Los autores y desarrolladores de algunas de las más famosas nos han llevado a universos que jamás habríamos imaginado visitar, al mismo tiempo que nos han ofrecido una narrativa inmersiva y que sumerge eficientemente en la historia. Muchos han sido los estudios que han intentado captar la esencia de algunos de los grandes del género, ya sea con mayor o menor fortuna, han conseguido poner su granito de arena en la industria. Theta Division y Blood Music son dos compañías independientes que a pesar de no tener una gran plantilla y presupuesto pueden presumir de algo, marcar el nombre de VirtuaVerse como un juego más que aconsejable.

Una de las claves que lo hacen tener en cuenta es la esencia de un universo distópico y cyberpunk, con una visión del futuro llamativa y diferente. Quizás este último término sea el que lo hace diferenciarse totalmente del resto, dado que la estética cibernética es algo utilizado por muchos estudios y que nos trae cosas muy similares. CD Projekt RED será una de las que apueste por este estilo en los próximos meses y con VirtuaVerse no solo veremos algo en cuanto a historia puede guardar un gran parecido, sino una visión futurista con una estética y puesta en escena diferente. Adéntrate en este universo creado de la mano de Theta Division.

La historia nos centra en Nathan, nuestro protagonista que de la noche a la mañana se verá inmerso en una gran aventura. Un desafío que le llevará a traspasar su propia consciencia y percepción de la vida. Esto dentro de un futuro cercano y distópico en el que una inteligencia artificial ha sido desarrollada por una corporación y que domina muchos aspectos de la vida, siendo capaz de dirigir la sociedad y gobiernos. Esta se encuentra constantemente conectada y es capaz de conocer cada uno de los datos y movimientos de los ciudadanos. Nathan se encuentra dentro del bando considerado rebelde, el cual no quiere ser dirigido por esta inteligencia artificial y dedica su día a día a modificar hardware y piratear software. Este es capaz de ver una percepción del mundo totalmente distinta a la que tienen los demás, por lo que su misión será la de ayudarles y hacerles ver el universo en el que habitan. Esto, unido a un misterioso mensaje tras la desaparición de su novia Jay, le hará recorrer toda la ciudad en busca de información.

En lo que a sus mecánicas jugables respecta, como bien mencionábamos estamos tras una aventura gráfica point & click, trayendo una experiencia dinámica y muy amena. La desarrolladora no ha querido traer un título más del género y siendo totalmente genérico, sino que han querido llegar más lejos introduciendo detalles propios. Por lo que no estaremos en un título en el que dialogar con personajes, recolectar objetos y combinarlos, sino que habrá que hacer todo tipo de tareas y misiones. Uno de los elementos que más se utilizarán serán las gafas de realidad aumentada del protagonista, también conocidas como las AVR, en las que veremos dos visiones distintas del mundo. Hablar con un personaje con y sin las gafas trae dos visiones muy diferentes, trayendo diálogos distintos y dándonos pistas de aquello que se debe realizar. De esta forma, poco a poco iremos enlazando varias historias, personajes y misiones que desgranan una historia con múltiples detalles.

Uno de los elementos más llamativos es que nos encontramos ante una aventura gráfica con una duración razonable y que hace justicia a su precio. Nos proporciona alrededor de una decena de horas con gran cantidad de contenido y al mismo tiempo una dificultad con un nivel progresivo que llega a ser desafiante en algunos puntos. Los diálogos son uno de los puntos más interesantes, introduciendo multitud de personajes con los que interactuar en numerosos niveles. A lo largo de la partida observamos que hay muchos de estos, conversaciones y detalles que pueden ser pasados por alto, pero esto es algo que la desarrolladora ha querido tener en cuenta y por ello se incorpora un diario que porta el protagonista y en el que se recopilarán muchos de estos datos. Esto es algo que facilita mucho las cosas para poder analizar algún detalle que haya pasado desapercibido o simplemente recuperar algo si hemos saltado por error alguna conversación. En materia de trama, VirtuaVerse cuida de manera notable a sus personajes, enfatizando mucho en ellos y haciéndolos evolucionar a todos ellos. Las conversaciones no son aburridas, se encuentran traducidas al castellano y captan la atención desde el primer minuto.

El juego tiene unos controles muy sencillos en los que guiarnos en todo momento con el ratón, siendo intuitivos y llevaderos. Lo que parece algo sencillo trae tras de sí una aventura con una dificultad ajustada y desafiante sobretodo para los amantes de los grandes point & click. El uso del diario mencionado anteriormente será algo a lo que debamos recurrir de manera habitual, siendo útil para atar cabos y completar las misiones que nos plantean los personajes. Un punto a su favor hubiera sido que además de recordar los puntos más importantes también facilitara algunas pistas para guiar, saber dónde dirigirse o qué se debe hacer en momentos concretos. Es cierto que se enfatizan los datos más importantes y que recuerda el propio Nathan, pero hubiera sido de agradecer obtener más información a través de ellos.

Artísticamente utiliza un estilo pixel art más que notable. Es algo que llama la atención desde el primer contacto visual, dándonos una ciudad vistosa y llena de vida con múltiples detalles en los que fijarse. Luces de neón, rótulos japoneses y una paleta compuesta por los colores azul y púrpura nos traslada de forma más que eficiente a la historia. Incorpora variedad de localizaciones por las que desgranar su argumento, teniendo una ciudad distópica, un basurero tecnológico o un desierto. Sus personajes también beben de esta estética, dotándolos de gran personalidad. Su banda sonora destaca por el chiptune propio de los juegos de ocho bits, con unos ritmos que captan y envuelven de forma muy acertada a cada localización.

VirtuaVerse es una aventura gráfica que busca hacerse un hueco en el género y que proporcionando cosas diferentes logra ser un título a tener en cuenta en PC. Sus sencillos controles point & click lo acercan a cualquier tipo de jugador, sumado a que su dificultad será un auténtico reto desde novatos hasta los más acostumbrados al género. Tiene un precio más que razonable acorde a su duración, de una decena de horas, capaz de trasladarnos a un mundo distópico muy bien armado. Si eres aficionado a estas estéticas e historias, sumado a una dificultad ajustada y desafiante, VirtuaVerse es una compra más que recomendable.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.