T.C. Boyle

Desde los inicios de la autoconsciencia humana, como individuos hemos sentido la necesidad de conocer los límites y posibilidades de nuestra mente, y su relación con el medio que nos rodea. La compleja percepción humana del mundo que nos sorprende inicialmente nos parece, tras nuestros primeros años de vida, monótona y sujeta a unas reglas fijas que cuesta superar; llega un punto en que pocas cosas nos maravillan, en que casi todo camino nos parece trillado, y nos preguntamos si lo que falla a la hora de epatarnos es la misma realidad que nos rodea, que no ofrece más de lo que parece, o nuestra propia percepción, por fuerza limitada por la arquitectura de nuestros cuerpos. Y buscamos distintas formas de enfocar el mundo o de ampliar nuestra consciencia.

Algunas personas abrazan ideologías políticas o carreras científicas, otras adoptan religiones o puntos de vista éticos para sentirse en sintonía con el mundo o cambiarlo, otras experimentan con el sexo y las drogas para expandir sus sentidos… Precisamente “Una libertad luminosa”, de T.C. Boyle, novela publicada por una de nuestras editoriales de cabecera, Impedimenta, nos cuenta los inicios de la era lisérgica en los años sesenta en EE.UU., centrada en el psicólogo de Massachusetts Timothy Leary (1920-1996), apóstol del LSD, y sus “psiconautas”, un grupo heterogéneo de personas con ideas inconformistas, deseosos de experimentar con sus sentidos y de romper con las convenciones sociales.

“Una libertad luminosa” es una novela muy asequible en una lectura superficial, y que introduce elementos complejos con facilidad y maestría

La novela se inicia con un breve paseo por Basilea (Suiza) en los años cuarenta, con el descubrimiento de la dietilamida de ácido lisérgico por parte del doctor Albert Hofmann, el primero que sintentizó, ingirió y experimentó sus efectos, mientras analizaba los alcaloides producidos por el cornezuelo del centeno en su laboratorio. A continuación, inauguramos la década de los sesenta en la Universidad de Harvard, donde el estudiante de psicología Fitzhugh Loney y su esposa Joanie asisten a una fiesta que da precisamente el intrépido doctor Leary, donde tendrán su primer contacto con el LSD, y que alterará para siempre el curso de sus vidas.

Portada de Una libertad luminosa, de T.C. BoyleEs precisamente a través de los ojos de Fitzhugh y Joanie como veremos y juzgaremos los primeros experimentos lisérgicos del doctor Tim Leary y la fiebre psicodélica que afectó a toda una generación en los EE.UU. El matrimonio protagonista y su joven hijo pasan de una precaria y convencional vida trabajadora a una existencia comunal con el resto de devotos de Leary, experimentando con el sexo y las drogas en un ambiente festivo cada vez más libre de ataduras morales, en el que conceptos como “matrimonio” o “pareja” pierden poco a poco su sentido, y sus necesidades vitales y sensoriales se amplían al tiempo que se ven perturbadas por los efectos secundarios del consumo habitual del ácido lisérgico.

Al tiempo, asistiremos a los conflictos con las autoridades académica y del orden público del propio Leary y sus compañeros de estudio, Ken Kesey y Richard Alpert. Las investigaciones y el acoso policial se vuelven constantes, y cada vez resulta más difícil proveerse de LSD de forma legal, mientras la sustancia psicodélica se vuelve cada vez más popular entre ciertos sectores de la sociedad estadounidense, que la abrazan como forma de escapar de una sociedad moralmente restrictiva.

Contraste entre el viejo y el nuevo mundo

T.C. Boyle, que en su día fue hippy y consumidor habitual de todo tipo de drogas, nos muestra en “Una libertad luminosa” un proceso de experimentación personal que bien podría ser el suyo ─así que sabe de qué habla─, y el descubrimiento de una contracultura que hasta el momento era desconocida por el matrimonio protagonista. Fitzhugh y Joanie transgreden las normas de un mundo al que aspiraban pertenecer pero que sistemáticamente parece darles de lado, pero que terminan sorteando para entrar por su propio pie en una nueva realidad, aparentemente más libre y desprejuiciada.

Pero el viejo mundo y el nuevo no son tan distintos después de todo, y todo marco de realidad tiene sus propios pros y contras. Fitz y Joanie tendrán que atravesar por separado un camino sinuoso, lleno de brumas y espejismos, para deconstruirse y transformarse, y en ese viaje el lector descubrirá de primera mano las realidades y los engaños del experimento del doctor Leary, y como afecta a cada uno de los personajes, entre los que se encuentran varios adolescentes.

Toma de LSD: concepción artística

Boyle, un escritor que no ejerce de juez

“Una libertad luminosa” es una novela muy asequible en una lectura superficial, y que introduce elementos complejos con facilidad y maestría. La narración fluye durante sus más de 400 páginas, gracias a unos personajes hábilmente construidos y a los cimientos de la propia experiencia de Boyle con las drogas y la contracultura. La novela resulta subyugante, divertida e instructiva, al tiempo que provoca al lector a posicionarse o al menos a experimentar parte del viaje de maduración personal de los protagonistas, más parecido a una montaña rusa de emociones que a una revelación.

T.C. Boyle prefiere no juzgar a sus personajes, eso se lo deja al lector, por lo que la novela no parece tener en absoluto intención pedagógica alguna, lo cual es de agradecer, entre tanta moralina y advertencia. Al mismo tiempo no se guarda nada dentro, no engaña al lector mostrándole un cebo místico que pueda morder, sino que como autor se conduce con toda sinceridad en esta novela. Los personajes no eligen “bien” o “mal” según su criterio, sino que escogen su camino sin que se muestre conclusión moral alguna. A nosotros nos corresponderá ─si queremos─ calificar las decisiones de los personajes.

En mi opinión, “Una libertad luminosa” es un viaje que no debéis perderos. Puro Boyle.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.