El rover Curiosity
El rover Curiosity

Los científicos planetarios de la Universidad de Rice, el Centro Espacial Johnson de la NASA y el Instituto de Tecnología de California tienen una respuesta a un misterio que ha desconcertado a la comunidad de investigación de Marte desde que el rover Curiosity de la NASA descubrió un mineral llamado tridimita en el cráter Gale en 2016.

La tridimita es una forma de cuarzo de alta temperatura y baja presión que es extremadamente rara en la Tierra, y no quedó claro de inmediato cómo una parte concentrada terminó en el cráter. El cráter Gale fue elegido como el lugar de aterrizaje de Curiosity debido a la probabilidad de que alguna vez tuvo agua líquida, y el rover encontró evidencia que confirmó que el cráter Gale era un lago hace tan solo mil millones de años.

«El descubrimiento de tridimita en una piedra de barro en el cráter Gale es una de las observaciones más sorprendentes que el rover Curiosity ha hecho en 10 años de exploración de Marte«, afirma Kirsten Siebach, de Rice, coautora de un estudio publicado en línea en Earth and Planetary Science Letters. «La tridimita generalmente se asocia con sistemas volcánicos evolucionados, explosivos y formadores de cuarzo en la Tierra, pero la encontramos en el fondo de un antiguo lago en Marte, donde la mayoría de los volcanes son muy primitivos«.

El Curiosity Mars Rover de la NASA perforó este agujero en Marte para recolectar material de muestra de un objetivo de roca llamado "Buckskin"
El Curiosity Mars Rover de la NASA perforó este agujero en Marte para recolectar material de muestra de un objetivo de roca llamado «Buckskin» el 30 de julio de 2015. El diámetro del agujero es ligeramente más pequeño que una moneda de diez centavos de dólar estadounidense. El polvo de roca del sitio de perforación se envió posteriormente a un laboratorio dentro del rover y se descubrió que contenía el raro mineral tridimita. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

En una erupción masiva, el volcán arrojó cenizas que contenían el silicio extra en forma de tridimita en el lago del cráter Gale de Marte y los ríos circundantes

Siebach, profesora asistente en el Departamento de Ciencias Planetarias, Ambientales y de la Tierra de Rice, es especialista en misiones en el equipo Curiosity de la NASA. Para descubrir la respuesta al misterio, se asoció con dos investigadores postdoctorales en su grupo de investigación Rice, Valerie Payré y Michael Thorpe, Elizabeth Rampe de la NASA y Paula Antoshechkina de Caltech. Payré, autora principal del estudio, ahora está en la Universidad del Norte de Arizona y se está preparando para unirse a la facultad de la Universidad de Iowa en el otoño.

Siebach y sus compañeros de investigación comenzaron reevaluando los datos de cada hallazgo informado de tridimita en la Tierra. También revisaron materiales volcánicos de modelos de vulcanismo de Marte y reexaminaron evidencia sedimentaria del lago del cráter Gale. Luego se les ocurrió un nuevo escenario que coincidía con toda la evidencia: el magma marciano se acumuló durante más tiempo de lo habitual en una cámara debajo de un volcán, experimentando un proceso de enfriamiento parcial llamado cristalización fraccionada, hasta que dispuso de silicio adicional. En una erupción masiva, el volcán arrojó cenizas que contenían el silicio extra en forma de tridimita en el lago del cráter Gale y los ríos circundantes. El agua ayudó a descomponer la ceniza a través de procesos naturales de meteorización química y también ayudó a clasificar los minerales producidos por la meteorización.

Ceniza que había sido erosionada y clasificada por el agua

El escenario habría concentrado tridimita, produciendo minerales consistentes con el hallazgo de 2016. También explicaría otras evidencias geoquímicas que Curiosity encontró en la muestra, incluidos silicatos opalinos y concentraciones reducidas de óxido de aluminio.

«En realidad, es una evolución directa de otras rocas volcánicas que encontramos en el cráter«, indica Siebach. «Argumentamos que debido a que solo vimos este mineral una vez, y estaba altamente concentrado en una sola capa, el volcán probablemente entró en erupción al mismo tiempo que el lago estaba allí. Aunque la muestra específica que analizamos no era exclusivamente ceniza volcánica, era ceniza que había sido erosionada y clasificada por el agua«.

Una química más evolucionada

Si una erupción volcánica como la del escenario ocurrió cuando el cráter Gale contenía un lago, significaría que el vulcanismo explosivo ocurrió hace más de 3.000 millones de años, mientras Marte estaba en transición de un mundo más húmedo y quizás más cálido al planeta seco y árido que es hoy.

«Hay amplia evidencia de erupciones volcánicas basálticas en Marte, pero esta es una química más evolucionada«, asegura Siebach. «Este trabajo sugiere que Marte puede tener una historia volcánica más compleja e intrigante de lo que hubiéramos imaginado antes de Curiosity«.

El rover Curiosity todavía está activo y la NASA se prepara para celebrar el décimo aniversario de su aterrizaje el próximo mes.

Fuente: Earth and Planetary Science Letters.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.