sueño

Los hombres de mediana edad que duermen cinco o menos horas por la noche tienen el doble de riesgo de desarrollar un evento cardiovascular durante las siguientes dos décadas de vida que aquellos que duermen entre siete y ocho horas cada noche, según una investigación presentada ayer en el ESC Congress 2018.

La autora del estudio, Moa Bengtsson, de University of Gothenburg, Suecia, comenta que “Para gente con una vida ocupada, dormir puede parecer una pérdida de tiempo, pero nuestro estudio sugiere que dormir poco podría estar relacionado con enfermedades cardiovasculares que se padecerán en un futuro”. Anteriores estudios habían generado evidencias contradictorias al respecto. Este estudio ha investigado esta posible relación en hombres de cincuenta años de edad.

En 1993, el 50% de los hombres nacidos en 1943 y residentes en Gothenburg fueron seleccionados al azar para participar en el estudio. De los 1463 invitados, 798 (el 55%) accedieron a tomar parte en él. Tuvieron que someterse a un examen físico y completar un cuestionario sobre salud, la duración media de su sueño, actividad física y fueron preguntados sobre si fumaban o no. Estos hombres fueron divididos en cuatro grupos, según la duración estimada de su sueño nocturno al principio del estudio: cinco o menos horas, seis horas, siete y ocho (considerada como duración normal), o más.

Los participantes del estudio fueron seguidos durante 21 años para ver si desarrollaban eventos cardiovasculares: ataque al corazón, accidente cerebrovascular, hospitalización debida a un fallo cardíaco, revascularización coronaria o muerte por una causa cardiovascular. Estos datos fueron conservados en el registro para ser utilizados posteriormente.

Aquellos participantes con datos incompletos sobre duración del sueño o sobre cualquier otro parámetro o que ya habían tenido anteriormente eventos cardiovasculares fueron excluidos. Al final, el equipo de análisis pudo seguir a 759 hombres para este estudio.

Presión alta, diabetes, obesidad, hábitos fumadores, baja actividad física y un sueño pobre fueron más comunes en hombres que dormían cinco o menos horas cada noche, en comparación con aquellos que dormían entre siete y ocho horas. Comparados con aquellos que tenían una duración de sueño normal, los hombre que dormían cinco o menos horas tuvieron un riesgo dos veces mayor de padecer un evento cerebrovascular a los 71 años. El riesgo permanecía inalterado tras ajustar estos factores de riesgo cerebrovasculares al inicio del estudio, lo que incluía obesidad, diabetes y hábitos de fumador.

Según Bengtsson, “Los hombres con menor duración de sueño a la edad de 50 tenían el doble de posibilidades de padecer un evento cardiovascular a la edad de 71 en comparación con aquellos que tenían un sueño normal, incluso cuando los demás factores de rieso fueron tenidos en cuenta”.

En nuestro estudio”, continúa, “la magnitud del aumento del riesgo cardiovascular asociado con la falta de sueño es similar a fumar o tener diabetes a los 50 años. Este es un estudio observacional, por lo que no podemos concluir que el sueño corto cause por sí solo enfermedades cardiovasculares, o afirmar definitivamente que dormir más reducirá el riesgo. Sin embargo, los hallazgos sugieren que el sueño es importante, y eso debería ser una llamada de atención para todos nosotros“.

Fuente: European Society of Cardiology.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.