Weappy Studios repite su formula de éxito con This is the Police 2. Es hora de organizar una nueva comisaría.

 

Cuando en 2016 Weappy Studios lanzó This is the Police el juego se ganó el cariño de la prensa y el público, pero, aun así, no alcanzó las ventas esperadas por el estudio. Por ese motivo, muchos jugadores pensaban que nunca llegaríamos a ver una secuela de esta saga, pero, contra todo pronóstico, el pasado mes de julio el título aterrizó en PC y ahora, unos meses después, hace lo propio en Xbox One, PlayStation 4 y Nintendo Switch para volver a ponernos a los mandos de una comisaría.

A nivel argumental, This is the Police 2 abandona ese ambiente de gran ciudad para trasladarnos a Sharpwood, un pequeño pueblo perdido en mitad de unas montañas nevadas que, por lo que parece, es el escenario ideal para que las mafias, las bandas criminales y los traficantes puedan llevar a cabo sus negocios lejos de las miradas de los grandes cuerpos de la ley. Para hacerles frente solo hay un pequeño grupo de agentes dirigidos por una nueva e inexperta sheriff que tendrá que ir organizando y ganándose el respeto del cuerpo misión a misión. Además, estaremos asesorados por un agente de la ley que todos los jugadores de la primera entrega recordarán con mucho cariño.

Una vez que empecemos a jugar comprobaremos que esta secuela bebe directamente de la estructura jugable de la primera parte pero que ha introducido ciertos cambios y añadidos que consiguen que la experiencia sea mucho más fluida, compleja y variada, evitando la sensación de monotonía que terminaba llegando después de unas horas jugando al primer título.

Pero, ¿qué tendremos que hacer una vez que empecemos a jugar? Pues gestionar a los diversos agentes del cuerpo de policía, para garantizar que el trabajo siempre salga de la mejor forma posible. Así, teniendo en cuenta los distintos turnos de trabajo, tendremos que tener siempre el suficiente número de agentes disponibles para cubrir los diversos avisos que irán llegando y podrán ir desde detener a un vagabundo que este andando desnudo por la calle, a una pelea domestica o una guerra de bandas o una situación violenta con rehenes. Cada situación requerirá de un número determinado de agentes que tendrá que acudir al lugar de los hechos para resolverlo. Pero claro, si enviamos a varios agentes a resolver problemas menores, es posible que cuando surja un aviso grave de verdad, no contemos con efectivos suficientes para resolverlo. Debemos encontrar el equilibrio.

Igual de importante será conocer las personalidad, habilidades y formas de trabajar de cada uno de nuestros agentes y, es que, dependiendo del tipo de agente que llevemos a cada aviso, es posible que las cosas se resuelvan por las buenas, por las malas o incluso utilizando técnicas que se encuentren fuera del marco de la ley. Controlar a los agentes más agresivos, amonestar a los vagos o a aquellos agentes que decidan no ir a trabajar en su turno será fundamental para garantizar que la comisaría tenga una imagen respetable y se puedan resolver el mayor número de incidencias. Por supuesto, tampoco podremos forzar la maquinaría y no dar descanso a los agentes, porque su moral se reducirá y será más propenso a cometer errores. Una vez más, será fundamental encontrar el equilibrio en la gestión de la comisaria.

Pese a que This is the Police es un juego de gestión principalmente, el título cuenta con fases de acción que bebe directamente de lo visto en juegos como XCOM. En estos momentos, tendremos que gestionar a nuestros agentes y movernos por turnos sobre una cuadricula mientras decidimos con que armas atacar a los enemigos y nos cubrimos con todo tipo de coberturas. Usar un taser inmoviliza a los enemigos durante unos turnos, pero después podrán atacarnos de nuevo mientras que optar por atacar con una pistola es más efectivo, pero, ¿estamos dispuestos a acarrear con las consecuencias de abatir por completo al atacante? Eso podría afectar al estado mental del agente. Todo tiene consecuencias.

Esta secuela tiene multitud de situaciones nuevas que lo hacen mucho más divertido que la primera parte y, al igual que las secuencias de acción y estrategia tipo XCOM, en ocasiones participaremos en investigaciones mucho más pausadas y tranquilas en las que tendremos que limitarnos a encontrar pruebas, hablar con testigos, resolver interrogatorios y, una vez que tengamos suficientes datos, construir un cuadro con los datos principales para determinar quien es el culpable o asesino.

A nivel técnico, esta secuela recupera el estilo minimalista visto en la primera entrega. Pese a lo sencillo de su apartado técnico, creemos que el juego cumple sin problemas a la hora de mostrar la acción y de ofrecernos toda la información a lo largo de los multiples menús del juego por los que nos iremos moviendo de forma constante mientras gestionamos todo tipo de opciones y recursos.

A nivel sonoro el juego mantiene su esencia minimalista con unos pocos temas que se repiten de forma constante pero que no llegan a resultar pesados debido a que se adaptan con acierto a la jugabilidad y estilo pausado del título. Además, el juego ha sido traducido al castellano, por lo que no tendremos ningún problema para desenvolvernos durante la partida.

Conclusión

This is the Police 2 es más grande y mejor que su anterior entrega. Es cierto que la curva de dificultad para crecer de forma algo artificial en los últimos compases de la aventura, pero, salvo ciertos detalles como ese o la falta de algo más de variedad a la hora de tomar ciertas decisiones de gestión en la comisaría, el juego cumple con nota a la hora de darnos libertad para gestionar a nuestro equipo como creamos correcto. La variedad de situaciones convierte a esta secuela en un juego muy disfrutable.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.