De un tiempo a esta parte, los llamados walking simulator han tomado un protagonismo que nadie podría haber esperado. Propuestas como Gone Home, Dear Esther o Pneuma han demostrado ser obras inteligentes y tremendamente divertidas durante las tres o cuatro horas de juego que ofrece cada una de ellas. En 2014, el estudio polaco The Astronauts decidió probar suerte en este género con The Vanishing of Ethan Carter, otro walking simulator con algo más de interacción con el entorno y mucha más libertad de acción que lo visto en otros títulos del género.

El juego se convirtió en una obra notable que los usuarios de PC y PlayStation 4 disfrutaron entre 2014 y 2015 y, ahora, cuatro años después del lanzamiento original, el estudio polaco ha trabajado en una adaptación a Xbox One que se mantiene casi idéntico a nivel jugable pero que añade varias mejoras en lo técnico.

Para todos aquellos que aún no conocen The Vanishing of Ethan Carter, el título nos pone en la piel de Paul Próspero, un detective que ha recibido una carta de Ethan Carter en el que le avisa de que corre un grave peligro y de que se están cometiendo crímenes brutales en la zona de Red Creek Valley. Una vez llegamos a la zona, descubrimos varias escenas del crimen, pero, desde el primer momento, parece haber alguna clase de tinte sobrenatural en cada uno de ellos, lo que nos obligará a abrir la mente para dar con la respuesta a todo lo que está ocurriendo en esos bosques.

Como viene siendo habitual en todos estos títulos, es indispensable estar atentos a todas las conversaciones, pistas y, sobre todo, documentos, para hacernos una idea correcta de qué es lo que está ocurriendo en el lugar. Si no nos preocupamos en investigar a fondo, es posible que terminemos el juego sin entender qué es lo que ha pasado durante las tres o cuatro horas que dura el título. Eso sí, si investigamos a fondo, seremos testigos de una historia original narrada con mucho acierto.

A nivel jugable, The Vanishing of Ethan Carter se aleja de otras propuestas similares en las que nos limitamos a explorar un entorno cerrado resolviendo puzles muy sencillos cuyas pistas se hayan en esa misma habitación. Aquí, desde el primer momento, tendremos a nuestra disposición un terreno inmenso que podremos explorar con total libertad en el orden que nosotros deseemos. En ciertas zonas de ese territorio encontraremos iglesias, cementerios, casas abandonadas una presa y hasta una mina subterránea y, en cada uno de esos lugares, tendremos que pararnos a investigar, recoger objetos y superar puzles para resolver los misterios que rodean los crímenes de cada una de las victimas del lugar. Además, una vez que tengamos todas las pistas de un puzle, podremos recrear la cronología de los hechos que precedieron al asesinato, lo que nos permitirá conocer mejor los motivos que llevaron al asesino a acabar con su víctima.

La libertad de exploración puede, sin embargo, convertirse en un inconveniente para los jugadores habituados a ir guiados de la mano en este tipo de experiencias. Si no tenemos cuidado, podremos pasar horas dando vueltas por el escenario sin saber a donde ir o como resolver el siguiente puzle, ya que el juego no da ni una sola pista sobre como avanzar en la historia.

Esta nueva versión del juego incluye varios cambios menores, como el nuevo modo “Exploración Libre” en el que podremos dedicarnos a explorar todo el escenario sin ningún tipo de barrera. En este modo los puzles están desactivados, por lo que lo único que podremos hacer será pasear tranquilamente por unos escenarios gigantescos y preciosos.

A nivel técnico, The Astronauts ha puesto toda la carne en el asador y, para empezar, ha pasado todo el juego de Unreal Engine 3 a Unreal Engine 4, lo que ha derivado en una mejora gráfica que empieza por los efectos de iluminación y sombreado, un aumento en la calidad de las texturas y, sobre todo, una mayor resolución y fluidez en la tasa de fps que notarán, sobre todo, los poseedores de una Xbox One X. Esta versión permite limitar los fps a 30 o dejarlos ilimitados, lo que garantiza una tasa variable de entre 60 y 30 en función de lo que esté ocurriendo en pantalla, además, podremos modificar la resolución del juego hasta alcanzar los 4K.

A nivel sonoro nos encontramos ante un doblaje al inglés de calidad con subtítulos en castellano que necesitan una revisión. Actualmente solo están traducidas las notas y cartas, lo que deja sin subtítulos todas las conversaciones entre personajes, algo que afecta muy negativamente a todos aquellos que no tengan un buen dominio del inglés a la hora de entender lo que está ocurriendo en la trama del juego. Por su parte, la banda sonora está compuesta por temas breves que acompañan en momentos puntuales de la aventura para dar énfasis a lo que estemos viendo en pantalla en un momento concreto.

Conclusión

The Vanishing of Ethan Carter es una walking simulator interesante que se aleja de la linealidad vista en títulos como Gone Home. Es cierto que queda lejos de la profundidad de una aventura gráfica tradicional, pero aquellos que busquen dar un paso más dentro de los walking simulator tienen aquí una opción interesante. Eso sí, quien no domine el idioma de Shakespeare debe tener cuidado hasta que añadan subtitulos al resto de las conversaciones del juego.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.