Sonic regresa con una entrega que apuesta por lo clásico y el cooperativo

El erizo azul es uno de los regalos predilectos de las navidades. Llevamos una temporada en la que SEGA y Sonic Team presentan alguna apuesta, ya sea de forma tridimensional o bidimensional, pero siempre ilusionando a sus fans y transmitiendo magia de distintas formas. Sonic ha pasado por varias fases donde los títulos tridimensionales coparon un mayor protagonismo con la saga Sonic Adventure, Sonic Unleashed o el sorprendente Sonic Frontiers.

Después de la asociación junto a Dimps con Sonic The Hedgehog 4, es el momento en el que se atrevan de nuevo en solitario con Sonic Superstars. Sonic Team se vuelve a atrever a una vuelta a los orígenes, y por supuesto lograr convencer a los fans más convencionales. ¿Logrará copar las expectativas y hacerse un hueco entre los mejores valorados?

Mecánicas clásicas e innovaciones

Sonic Superstars como bien decíamos apuesta por las dos dimensiones y las plataformas al más puro estilo clásico. El Dr. Eggman no será tu único enemigo en este caso sino que otro misterioso personaje hará acto de presencia para poner las cosas difíciles. Sonic junto a sus amigos Amy, Knuckles y Tails deben ponerse manos a la obra para lograr salvar de nuevo su mundo. Cada uno de estos tiene habilidades especiales como por ejemplo Amy que cuenta con un doble salto, Knuckles la posibilidad de escalar parees y Tails de planear durante un tiempo limitado.

La estructura de niveles de Sonic Superstars es completamente lineal, consistiendo de ir de un punto inicial hasta el final. Esto aparentemente parece sencillo pero sus mundos siempre ofrecen algo diferente, rutas secretas y anillos dispersos que conseguir para obtener la mejor calificación. Como es habitual, también sus niveles se encuentran plagados de secretos por lo que es interesante descubrirlos.

Algo criticado en Sonic The Hedgehog 4 y que se ha mejorado en Sonic Superstars, es la mejor respuesta de los controles cuando se dirige al personaje. Es mucho más preciso en cuanto a dirección y realizar saltos, por lo que hará las delicias de los más puristas de las plataformas. Las fases, sobre todo las primeras, demuestran que la velocidad, los enemigos y obstáculos serán la nota predominante, haciendo gala de las mecánicas clásicas del erizo azul. Estas primeras fases abogan más por mecánicas clásicas y luego suman complejidad con pinchos, precipicios o enemigos más complicados de derrotar.

Inspiración en clásicos de la franquicia

La inspiración en los clásicos de la franquicia se nota mucho en cuanto a los diseños en forma de homenajes. Hay algunas referencias a clásicos como Breakout o Fantasy Zone, dando de esta forma un toque de originalidad y trasladando al jugador a antiguas entregas. Una de las principales innovaciones es que cuenta con un cooperativo local en el que pueden jugar hasta cuatro jugadores. Esta modalidad, aunque sobre el papel puede sonar bastante bien, no acaba de funcionar en el conjunto, teniendo problemas con la cámara e incluso perdiendo de vista al personaje que se controla debido a la velocidad.

El grupo se suele dispersar de forma frecuente debido a esto último, y eso lleva a que se caiga frecuentemente al vacío. No hubiese estado de más la incorporación de una pantalla dividida que habría ayudado y mucho a la tarea del cooperativo. Si por algo destaca Sonic Superstars es por el nuevo uso que se le ha dado a las Esmeraldas del caos y que ya no necesitan unirse para dar una habilidad sino que cada una de estas aportan algo distinto. Por ejemplo, una proporciona la opción de nadar a través de cascadas y encontrar lugares ocultos o hacer copias del personaje entre otras. Es un añadido interesante pero que realmente se utilizan durante las peleas contra los jefes de cada zona.

Bonus y modalidades

También se incorporan fases especiales cuando se tienen 50 anillos y pasamos por un punto de control, accediendo a una fase laberíntica que guarda gran parecido a la vista en Sonic de SEGA Mega Drive. El cambio lo hallamos en que para salir exitosos debemos superar tres de estos para obtener una moneda de oro para comprar objetos cosméticos. Estos son para unos avatares que utilizar en los modos contrarreloj y batalla. En el primero se desafía a realizar los niveles en el menor tiempo posible mientras que batalla es un compendio de minijuegos que entretienen pero no lo suficiente.

En materia técnica debemos decir que Sonic Superstars copa las expectativas con un apartado visual muy colorido y con multitud de detalles. Los niveles son ricos en todo tipo de elementos y su fluidez no se resiente en ningún momento, alcanzado las resoluciones 4K y 60 FPS de forma muy estable. Los diseños de los personajes son excelentes, teniendo intacto todo su carisma y personalidad. La banda sonora es más que notable, incorporando notas y ritmos alegres que acompañan de forma eficiente a los niveles. Cuenta con textos y doblaje al castellano.

Sonic Superstars es una nueva entrega que llega para hacerse hueco en el ya extenso y exigente catálogo bidimensional del erizo azul. No es que sea el mejor de los títulos pero proporciona una aventura entretenida, rejugable y con multitud de objetivos, caminos y atajos que descubrir.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
30. Apasionado del mundo de los videojuegos desde la infancia, cientos de mundos virtuales recorridos y conocedor de muchos de los entresijos de la industria. Estoy en Mastodon

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.