Fotograma de
Mabel (Selena Gómez) en "Solo asesinatos en el edificio". | Fuente: Hulu

En el episodio anterior de Solo asesinatos en el edificio nos encontramos con una mescolanza de sorpresa que no sorprende y dudas sin respuesta. En el sexto capítulo cambia el rumbo y el ritmo. Nos lleva por una travesía que navega en líneas paralelas, a la espera de que las circunstancias las curven y puedan encontrarse. El nuevo capítulo de la serie original de Star y emitida en Hulu está disponible en Disney+.

Para los recién llegados, Solo asesinatos en el edificio nos cuenta la historia de Charles-Haden Savage, interpretado por Steve Martin; Oliver Putnam, interpretado por Martin Short; y Mabel Mora, interpretada por Selena Gómez; tres personajes que tienen tanto en común como como un bisturí a una aguja de tejer. Solo les une una cosa en común, el interés por los misterios sin resolver. Seguidores del mismo podcast, ven su oportunidad de dar brillo a sus habilidades cuando un vecino del edificio fallece en extrañas circunstancias. Antes de seguir, les recomiendo leer la crítica al primer capítulo.

Las mujeres que llaman a la puerta no hacen historia, y con esa frase Mabel se corona para toda la serie. Es un personaje que, para lo poco que le gusta hablar, suele regalarlos más de una perla y, a título personal, es probablemente el más fascinante de toda la producción. No obstante, no es la única mujer empoderada de la serie y es me da la vida. Pero retrocedamos un poco.

Cuando sucedió el incidente misterioso de Tim Kono, que es lo que ha puesto toda la maquinaria a trabajar y es el punto de unión entre todos los personajes, nos encontramos con una agente de policía muy atareada, muy cabreada y a toda velocidad. Y si te pones en su lugar, que te vengan tres cotillas con mucho morbo y tiempo libre a tu escenario del crimen a decirte cómo hacer tu trabajo…, yo también me pondría de malhumor. Pero la detective Williams desaparece tan rápido como hizo acto de presencia y no volvemos a saber de ella. Hasta hoy.

Fotograma de "Solo asesinatos en el edificio" Episodio 6
Detective Williams (Da’Vine Joy Randolph) en «Solo asesinatos en el edificio». | Fuente: Hulu

Solo con el título del capítulo De proteger y servir, ya podíamos olernos que la policía iba a tener relevancia en este episodio de una forma u otra. Lo que no me esperaba nada era la forma tan humana, tan cercana y tan empática en la que volvemos a encontrarnos con la detective Williams y cómo su nombre vuelve a estar relacionado con el caso.

Tengo que destacar el desarrollo de los personajes femeninos y LGTB+ de la serie. Cada una de una forma distinta, pero desde Mabel, la detective Williams, la gestora del Arconia, la conserje del edificio; todas ellas son mujeres inteligentes, fuertes y empoderadas, cuya motivación, razón de ser y personalidad va más allá del interés romántico. Que es fantástico que lo tengan y es una parte más de sus historias, sí, pero estoy un poco cansada de las historias de intriga y policíacas en la que los personajes femeninos se ven reducidos al romance y no pueden salir de esa caja.

Seguimos con Mabel, que es el centro de este capítulo. Prácticamente en contra de su voluntad descubrimos más cosas acerca de Mabel, pese a lo hermética que es. Es incluso reconfortante apreciar el contraste de cuando fuerzan a Mabel a revelar información a cuando es ella misma la que se acerca para hablar. Los personajes a su alrededor se percatan del cambio.

Fotograma de "Solo asesinatos en el edificio" Episodio 6
Charles (Steve Martin) y Oliver (Martin Short) en «Solo asesinatos en el edificio». | Fuente: Hulu

La comedia de situación ya campa a sus anchas en los diálogos entre Charles y Oliver hasta convertirlos en una especie de homólogos de Epi y Blas. Sus escenas son divertidas y torpes, y mejoran aún más cuando atrapan en su comedia a Mabel, adquiriendo un cariz agridulce que es casi entrañable.

El sexto episodio se convierte en una buena balanza entre la comedia de situación, los secretos, la familiaridad y la sororidad. Tiene algún ligero toque de humor negro, pero nada que ver con los que teníamos en los primeros episodios donde el misterio y la extrañeza y desconfianza entre los propios personajes daban más pie a la incomodidad y al recelo. Ahora, con una nueva revelación al acecho, ¿qué nos deparará el próximo episodio?

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Periodista y entomóloga de nuevas tendencias. Con el corazón de un vikingo y el alma de un totoro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.