El caso de la saga Sniper: Ghost Warrior es curioso como poco. Desde el lanzamiento de su primera entrega, todos los juegos de esta saga han sido algo mediocres, especialmente su tercera entrega, en el que el añadido de un mundo abierto lastró por completo la experiencia de juego.

Sin embargo, pese a que ningún juego nunca ha conseguido críticas especialmente favorables, ha conseguido reunir a su alrededor una comunidad de seguidores con las que ha cosechado un éxito comercial que ha permitido a CI Games, continuar trabajando en nuevos títulos de la franquicia.

La pregunta es: ¿conseguirá Sniper Ghost Warrior: Contracts dejar atrás los problemas de su entrega anterior?

Francotirador y mercenario

A nivel argumental, Sniper Ghost Warrior: Contracts nos pone en la piel de un francotirador y mercenario que es contratado por una figura desconocida para realizar una serie de encargos en Siberia. A cambio de aceptar trabajar para él, recibiremos una mascara que nos aportará una serie de habilidades especiales con las que podremos salir con vida de cada uno de los encargos.

Así, el juego nos propone superar 25 contratos diferentes en los que no sólo tendremos que hacer la función de francotirador, si no que, en ocasiones, tendremos que infiltrarnos en bases enemigas, robar datos y reparar aparatos para cumplir con éxito cada una de las misiones.

Respira y espera

Una de las primeras cosas positivas que hemos encontrado en esta nueva entrega, es que el juego nos invita constantemente a evaluar el terreno. Cada uno de los mapas que visitaremos durante las 12-15 horas que tardaremos en completar la historia principal, están pensando para que nos paremos a estudiar los patrones de nuestros enemigos y ser pacientes para encontrar el momento perfecto para asesinarles.

Para ello, aprovecharemos las diversas habilidades de la máscara que nos permitirá, entre otras cosas, calcular la distancia a la que se encuentra cada uno de nuestros enemigos en tiempo real. Cada enemigo tiene su propio patrón de movimiento, por lo que lo ideal será encontrar un punto alto desde el que podamos estudiar tranquilamente a cada presa antes de acabar con ella.

Una de las novedades de esta entrega tiene que ver con los desafíos y contratos secundarios que podremos intentar completar en cada mapa. Siguiendo la estela de juegos como Hitman, cada misión está repleta de desafíos que aportan dinero extra que, si completamos, podremos gastar en comprar diversas mejoras para la máscara y nuestro traje. Además, aportan la suficiente variedad como para que sea interesante rejugar las misiones hasta completarlos todos. Por ejemplo, en el primer contrato tendremos objetivos secundarios que nos invitarán a interrogar a tres oficiales o acabar únicamente con el objetivo principal dejando con vida al resto de soldados enemigos.

El sistema de apuntado y disparo con los rifles de francotirador también ha mejorado sensiblemente. En esta ocasión, vuelve a ser primordial controlar la distancia del objetivo, la velocidad y dirección del viento o la elevación del visor, pero, a diferencia de las entregas previas, aquí parece más creíble la trayectoria de la bala. De esta forma, calcular y ejecutar cada disparo produce una sensación de satisfacción tremenda. Además, el juego cuenta con una amplia variedad de rifles distintos, lo que garantiza que todos los jugadores tendrán uno con el que sentirse cómodos en medio de territorio enemigo.

El principal problema que hemos encontrado tiene que ver con los momentos en los que no estamos ejerciendo nuestro papel como francotirador. Cuando nos adentramos en la propuesta de Sniper Ghost Warrior: Contracts lo hicimos para disfrutar de la adrenalina de eliminar a decenas de enemigos a distancia sin ser detectados, pero en Contracts, serán muchos los momentos en los que tendremos que infiltrarnos en bases repletas de enemigos mientras acabamos con ellos, ya sea en sigilo o entrando por la fuerza.

Estos momentos, aunque no están mal ejecutados, no están al nivel del resto de la propuesta. Es cierto que se aprovechan bien ciertas mecánicas como la posibilidad de esconder los cuerpos de los enemigos abatidos o la posibilidad de interrogar enemigos antes de ejecutarlos para obtener información. Sin embargo, el combate con rifles de asalto y ametralladores no es, ni de lejos, lo que íbamos buscando en este juego y en más de una ocasión no nos quedará otra que combatir así cuando nos obliguen a entrar en una base repleta de enemigos.

Un paso hacia delante en lo técnico

Desde el momento en el que empezamos a jugar, queda claro que CI Games ha sabido aprovechar mucho mejor sus recursos disponibles. El diseño de los mapas del juego está mucho más trabajado y cuentan con muchos más detalles, ramificaciones y alturas que en entregas anteriores. Las texturas y efectos como la iluminación o el humo han dado un gran salto d calidad respecto a Ghost Warrior 3 y, aunque aun están lejos de alcanzar el techo de una Xbox One o PlayStation 4, lucen más que bien en todo momento.

Por su parte, a nivel sonoro nos encontramos con un doblaje en inglés con subtítulos en castellano con un tamaño muy bien medido que nos permitirá leer todo el texto sin problemas, algo que últimamente es muy de agradecer. La banda sonora del juego es lo mejor del apartado técnico. El título cuenta con varios temas muy interesantes que se adaptan a la perfección a la ambientación y esencia del juego, lo que nos permite disfrutar de momentos muy intensos gracias a la banda sonora.

Conclusiones sobre Sniper Ghost Warrior: Contracts

Sniper Ghost Warrior: Contracts es un paso hacia adelante en la franquicia. El estudio se ha encargado de mejorar notablemente su planteamiento gracias a la libertad con la que podemos afrontar las misiones y a las mejoras aplicadas en el sistema de apuntado y disparo. Aunque el juego está lejos de ser perfecto, lo cierto es que divierte durante las 12-15 horas que tardaremos en completarlo.

Esperemos que, en próximas entregas. CI Games continúe por esta línea.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.