Sin lugar a dudas el anuncio de Secret Of Mana Remake de la mano de Square Enix nos cogió completamente por sorpresa, aunque no precisamente porque fuera algo extraño o fuera de lo normal, respecto a lo que estamos viendo en los últimos años, donde más de un clásico está regresando por la puerta grande a la actual generación de consolas.

Y es que el listado es bastante extenso, Resident Evil 2 Remake, Final Fantasy VII Remake, Medievil, y el recientemente confirmado regreso de Spyro The Dragon son algunos de los juegos clásicos que regresarán en los próximos meses, como es el caso de Medievil y Spyro. Otros como Re2R y FFVIIR no tienen fecha de lanzamiento y apenas se ha visto contenido de ellos, pero a cuenta gotas va llegando información y todo apunta a que llegarán por la puerta grande.

A esto sumarle los ya lanzados recientemente, como es el caso de Shadow Of The Colossus, el cual ha sido puesto a punto por Bluepoint, con un resultado sobresaliente. Si a esto le sumamos que el año pasado recibimos Crash Bandicoot N’ Sane Trilogy con un resultado similar, y que en el pasado también tuvimos una experiencia perfecta con el remake de Resident Evil,,es normal que esperásemos con muchas ganas esta puesta al día de uno de los juegos de rol más míticos de la época dorada de los 16 bits.

Pero como ocurre en estos casos, nos encontramos con sentimientos encontrados cuando recibimos este tipo de anuncios, donde el miedo al destrozo del juego original por los seguidores es apabullante. Por ahora, a pesar de todo, parece ser que las editoras se han puesto las pilas y comienzan a contentar a los fans más acérrimos con estas puestas al día de los juegos clásicos. Y en el caso que hoy nos ocupa, el mítico Secret Of Mana no podía ser menos, así que os animamos a que sigáis leyendo y veáis nuestras conclusiones finales respecto al regreso de Randi, Prim y Popoi a la actual generación de consolas, y en 3D.

Nota Aclaratoria: Este análisis esta realizado con una copia del juego en su edición española para PlayStation 4. El título se encuentra disponible también en PSVita y PC.

En primer lugar, partimos con la misma historia original, plasmada y actualizada casi en su totalidad punto por punto, tanto en líneas de diálogo como los eventos que ocurren en pantalla. Por lo que la totalidad de los escenarios se encuentran perfectamente calcados del juego original.

La primera novedad es la inclusión de voces tanto en japonés como en inglés. Esta última os aconsejamos por vuestro bien, obviarla enormemente y escoged desde el primer momento las voces originales japonesas, ya que el doblaje en inglés destroza por completo la experiencia de juego, el cual parece en determinados momentos que son personas parodiando el juego, más que interpretando.

Tenemos a parte de la inclusión de las voces algunas pequeñas escenas centradas en el trío protagonista donde discuten o hablan de temas triviales y que son totalmente ajenas al argumento principal, por lo que están añadidas como una simple curiosidad más.

La historia nos pone en la piel de un carismático trío protagonista, Randy, Prim y Popoi (aunque podemos cambiar sus nombres). Tras una caída por parte del travieso Randy a un lago de la zona, descubrirá una misteriosa espada, la cual es una antigua reliquia usada en una guerra antigua entre titanes y una nave creada por los humanos, Bastión. Poco después en nuestro camino nos toparemos con Prim y Popoi, las cuales se unirán a nosotros hasta poder completar nuestra misión, encontrar las sietes semillas de Mana.

A partir de este momento nos veremos envueltos en un ARPG clásico en todas sus facetas. Con perspectiva cenital, un mundo bastante grande que explorar y completamente renovado en 3D, que nos llevará más de 20 entretenidas horas de juego completarlo. Y lo mejor de todo, ahora sí podremos disfrutar de su historia sin perder absolutamente detalle alguno, gracias a los estupendos textos en castellano, perfectamente traducidos y localizados con una jerga muy coloquial de nuestro país. Sobresaliente.

Respecto al apartado visual y técnico, nos encontramos con el abandono completo de los pixeles en 2D y animaciones tradicionales para dar un salto completo a las tres dimensiones. Un salto que se queda a medio camino por varios motivos. Por un lado tenemos todo perfectamente llevado a las 3D, con unos personajes, NPCs y enemigos con un toque simpático e incluso bobalicón en algunos momentos, pero que vienen acompañados de unas texturas y animaciones demasiado simplonas y básicas. Algo que le resta bastante integridad al conjunto global del juego.

Por otro lado, y hablando especialmente en lo técnico, nos encontramos con algunos errores habituales, aunque muchos de ellos a fecha de hoy mediante un pequeño parche de actualización han sido corregidos. Estos van desde el cierre inmediato del juego, glitches y bugs donde nos vemos obligados a reiniciar la partida, porque en algunos lugares del mapeado o en combates algunos de nuestros aliados se quedan atrapados en el entorno.

Y hablando de aliados, aunque se han corregido algunos, aún persisten numerosos errores en la inteligencia artificial de los personajes aliados cuando vamos o bien por el mapeado o estamos en un combate. Muchos de estos se solucionan cambiando con la cruceta entre personajes y seleccionando el que este bugeado, pero en algún caso puntual tuvimos que reiniciar el juego.

Sistema de control y Combate.

El sistema de combate respeta el sistema visto en el juego original, en la cual tendremos el control de los tres personajes y una barra debajo de ellos con un porcentaje que se consume conforme vayamos atacando y obligándonos a esperar para que se vuelva a reponer por completo, si es que queremos atacar con nuestra máxima capacidad de ataque.

Sin lugar a dudas es un sistema clásico, pero realmente divertido y con un gran componente estratégico, pues tendremos que saber elegir bien nuestros movimientos e intuir que opciones puede realizar el enemigo, y si es nuestra oportunidad de atacar nuevamente, huir, esquivar o preparar un ataque mágico.
Un detalle curioso es que a diferencia del juego original, ahora tenemos una mayor facilidad para enfocar y dirigir de manera correcta a nuestros ataques, especialmente físicos. Ya que al tener una cámara fija situada y centrada en nuestro personaje a lo largo del juego, nos permite, junto con el cambio técnico en 3D, realizar ataques en más direcciones. En el original tan solo teníamos cuatro posibilidades, arriba, abajo, izquierda y derecha debido al 2D. Aquí tenemos la totalidad de ataque en 3D.

También se han añadido comandos directos a los botones R1 y L1, los cuales podemos elegir para una opción especifica que creamos que vamos a necesitar y de esta manera no tener que navegar por los distintos menús del juego, los cuales sinceramente en ciertas ocasiones —especialmente combates— al estar superpuesto en medio de la pantalla, nos pueden llegar a parecer bastante confusos, más aun, cuando estamos con prisas en un combate importante. Y aunque el tiempo de batalla se detenga cuando lo abramos, confunde bastante no solo por su colocación, sino que tampoco memoriza las elecciones recientes en batalla, como los comandos más usados como hechizos, objetos y demás. Lo que nos recuerda que aún se podrían haber añadido más botones de comandos directos, como es el caso de L2, L3, R2, R3.

Otro de los inconvenientes que nos encontramos en los menús a la hora de realizar compras o vender objetos, ya que estos carecen de detalles o información al respect, y tendremos que conformarnos con un diminuto número entre paréntesis para saber tan solo la cantidad que tenemos.

En el apartado sonoro nos encontramos con la posibilidad de elegir entre la banda sonora original o la nueva remasterizada; la original supera a la nueva remasterizada por mucho, aunque, sinceramente, para todo aquel que la oiga por primera vez, pensamos que le va a gustar tanto la original como la nueva. Nosotros os aconsejamos que le deis una oportunidad a ambas versiones, ya que son dignas de oír durante el transcurso de la aventura.

Por otro lado, tenemos unos efectos de sonido cartoon, muy conseguidos y simpáticos, que calan de lleno en los jugadores desde el primer minuto. Finalmente, tal y como mencionamos casi al principio de este análisis, tenemos la posibilidad de elegir voces tanto en japonés como en inglés. Aconsejando enormemente las japonesas.

En definitiva, Secret Of Mana 3D llega en una edición actualizada que podría haber dado mucho más de sí, para el clásico que es. Pero que mantiene bastante esencia del juego clásico de 16 bits que a tantos nos enganchó en Super Nintendo en su momento. Y aunque no ha llegado con un remake que encumbrara a la obra original como si ha pasado por ejemplo con Resident Evil Remake, no podéis dejar de pasar la oportunidad de descubrir parte del encanto original de uno de los juegos más icónicos de la extinta Squaresoft. Y en nuestro idioma.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.