Con un crecimiento de más del 10% a causa de la pandemia y la preocupación sanitaria, los seguros de salud en España disponen ya de más de 12,5 millones de asegurados. Con más del 26% de la población asegurada en el aspecto médico, una tendencia que debe evolucionar para adaptarse a los nuevos tiempos. Por ejemplo, en el sector tecnológico. Donde los riesgos laborales son tan comunes como dañinos.

Los retos de los seguros de salud

Los seguros de salud son imprescindibles para salvaguardar nuestra integridad, calidad de vida y bienestar cuando más lo necesitemos. Pensados para brindarnos cobertura en la asistencia médica, los seguros de salud pueden enmarcarse tanto en el ámbito particular como en el doméstico. Eso sí, presentando ciertas diferencias.

Hoy en día, encontrar nuestra cobertura idónea es sencillo a través de un comparador de seguros medicos como el de Doctor i. Pero, en la creciente era tecnológica, los riesgos sanitarios deben definirse todavía mejor. Una necesidad básica en un tiempo donde los seguros de salud están más solicitados que nunca.

¿Son en realidad tan solicitados, los seguros de salud?

Según los datos que aportó a principios de año Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras), los seguros de salud crecieron más de un 10% espoleados por la pandemia, situando un aumento de casi el 5% sólo durante 2021. De acuerdo con su contexto, a causa de la incertidumbre sanitaria que se ha traducido facturando más de 9.800 millones de euros por parte de los seguros de salud.

Además, como mostró el año pasado el Barómetro de Salud de Adeslas, el seguro de salud se ofertó en un 81% en las empresas, considerándolo el más importante tanto por las mismas como por sus empleados. Especialmente, gracias a una mayor rapidez y comodidad en la elección de centro y la inmediatez de la asistencia. Valorándose así, respectivamente, en aproximadamente un 77% y en un 66% por ambas partes.

En el ámbito particular, otros informes sitúan que, en 2021, se contaban en más de 12,5 millones los españoles con un seguro médico privado. Especialmente, en las CCAA de Madrid, Catalunya y las Illes Balears, alcanzando y superando el 30% de la población y, en general, trasladado en más de un 26% de los españoles que tiene contratado un seguro de salud. Pero, ¿cuáles son las ventajas de acceder a este servicio?

¿Cuál es la cobertura de un seguro médico?

Evidentemente, la cobertura que sea capaz de brindarnos un seguro de salud depende del contrato establecido con la aseguradora. Pero, por lo general, los seguros médicos cubren los gastos derivados de la asistencia y los recursos médicos. Desde las pruebas clínicas y los tratamientos hasta la cirugía y la hospitalización. Por fortuna, siendo prácticamente igual de completa por parte de la mayoría de las aseguradoras.

No obstante, es posible que alguien precise de una asistencia sanitaria más concreta, sobre todo, en casos graves de salud. Por ello, los comparadores de seguros pueden ser de gran ayuda para encontrar aquél que mejor se adapte a nuestras circunstancias. Donde podemos encontrar distintas tipologías de coberturas básica, máxima o sólo reducida, así como también con reembolso de gastos e incluso con o sin copago.

En relación al trabajo y las empresas, también existen seguros de riesgos laborales, cuya finalidad es la de brindar cobertura frente a cualquier daño producido en un posible accidente durante el trabajo. Una tipología que hoy en día, ante la digitalización y el traslado de la actividad profesional al entorno virtual y del teletrabajo, parece generar algunas dudas. Sobre todo, en relación a la cobertura de los daños ergonómicos.

Los riesgos de salud en el sector tecnológico

Aunque exista una clara diferencia entre el grado de esfuerzo del trabajo físico frente al de oficina, la realidad es que trabajar frente al ordenador puede ocasionar dolencias de índole postural, pero también mental. En el sector tecnológico, donde buena parte de las tareas se desarrollan en oficinas pasando largas horas frente al ordenador, factores como el estrés, el sedentarismo y la repetición pueden ser francamente nocivos.

De hecho, según la Escuela Europea de Excelencia, existen generalmente tres grandes riesgos laborales relacionados con las TIC. El riesgo psicosocial, que comprende tanto la fatiga informativa y visual como la “tecnoadicción”, y el riesgo de higiene y los mencionados riesgos ergonómicos. En todo caso, riesgos cuyos daños puede cubrir un seguro de salud tanto particular como empresarial, según se dé el caso.

Por ahora, lo que queda claro es que, dada la frenética digitalización que experimenta la sociedad, los seguros de salud deberán adaptarse progresivamente a la era de lo digital. Donde no sólo los daños corporales causados por la postura sedentaria, sino también el impacto psicológico de la exposición constante al mundo virtual, tendrán un rol importante. O, al menos, la cobertura médica se ampliará con tales contextos.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Director de la sección de videojuegos. Economista especializado en marketing. Hablo de videojuegos, cine y libros siempre que puedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.