Desde el año 1987 conocemos al que hoy es nuestro principal enemigo, rival y al que deberemos esquivar en muchos momentos. Desde esa misma fecha también sabemos de este ser que podremos controlar en algunas de las partidas. No os hablamos de otro que de Predator o también conocido como Depredador en nuestro país. Una criatura violenta, ansiosa por defender su territorio y de matar a todo ser viviente que invada lo que él considera su hogar.

Sin ir más lejos, Predator cuenta con una holgada carrera en el mundo de los videojuegos que nos lleva a clásicos de Commodore, la década de los noventa con títulos que enfrentaban a Alien vs. Predator que fueron extendiéndose hasta bien entrado nuestro siglo en consolas de sobremesa o algunas curiosas como la lanzada en Game Boy con Alien vs Predator: The Last of His Clan. Como podéis comprobar, tiene un currículum de lo más largo y su recorrido en diferentes plataformas y desarrolladoras ha sido llevada de mejor o peor forma, llevando a algunos a explotar sus bondades con géneros como el FPS, el shoot’em up en tercera persona o la acción.

Su llegada a PlayStation 4 se ha producido con una experiencia muy distinta a lo visto junto a este personaje, pero con un género que vemos mucho en los últimos años. Tomando como referencias a títulos como Friday the 13th: The Videogame o Dead By Daylight entre otros, llega Predator: Hunting Grounds. Este exclusivo de la plataforma ya ha gozado de varias fases beta online en la que se han puesto a prueba sus servidores, equilibrando a los personajes y armas, además de comprobar lo que nos esperaba con esta experiencia. Ahora llega el turno de ver su versión final en la que ya puedes sumarte al lado de Predator o los humanos, dando caza unos a otros por el fin de la supervivencia.

Lo divertido de Predator: Hunting Grounds reside en encarnar a un grupo u otro, siendo ambas experiencias más que entretenidas. Por un lado, tenemos a un equipo de cuatro soldados humanos que tendrán que hacer frente a Predator. No sólo se limitará a que le busquemos y disparemos ya que la partida incorpora una serie de objetivos y misiones que ir realizando a lo largo de esta. No hace que se tenga únicamente una mayor tensión, ya que habrá que lograr los objetivos como activar generadores en un tiempo récord al mismo tiempo que se intenta esquivar o derrotar a este enemigo. Este se encuentra compuesto por un grupo de cuatro jugadores conectados online, usuarios reales que harán equipo junto a nosotros. Vigilar todos los rincones, nuestra espalda y defenderse juntos serán las claves para la victoria.

Gran parte de la gracia de las partidas podemos encontrarla en la tensión más que palpable durante todos los momentos, esperando la llegada de nuestro enemigo. Algo que ha sido muy conseguido y que sobretodo reconocerán los fans de la película son los sonidos de la naturaleza y de esta criatura, lo que da ese toque de nerviosismo para sumergirnos de lleno en la atmósfera. Una de las ventajas que tiene Predator es volverse totalmente invisible gracias a su camuflaje y contar con un sensor de calor que detecta a todo ser vivo, por lo que ser un humano es pertenecer a un objetivo frágil y derrotable. Algo que no nos termina de convencer es que el sonido de ambiente no se ha integrado de forma totalmente correcta ya que gracias al 7.1 habría sido una forma más que sobresaliente para localizar al rival.

Jugar como Predator no sólo significa tener muchas bazas a tu favor, también hace que puedas jugar al engaño de los humanos, beneficiarte de la naturaleza y confundir. Saltar por los árboles de forma rápida, hacer ruido frecuentemente y entrar en una fase de paranoia a los contrincantes para preparar un despiadado ataque. Poniéndonos dentro del lado de los humanos mencionaremos que no han innovado tanto como con el otro bando, teniendo unas mecánicas de juego de acción en primera persona. Manejar las armas es muy cómodo y otorga una gran precisión, sobretodo a la hora de eliminar a los enemigos que acompañan a Predator y surgen por oleadas. Sin embargo, estos son controlados por la inteligencia artificial de la consola y si bien intentan ser desafiantes no terminan de destacar y no pasan de ser un obstáculo muy complicado de derrotar.

Tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de armas y gadgets que utilizar, aunque desgraciadamente no contamos con apenas información para saber su manejo exacto. Esto no sólo nos hace realizar el tópico de prueba y error, sino que el propio título da una seria desventaja al equipo de tiradores al tener algún miembro que no conozca el manejo. Es por ello que haber integrado tutoriales de mayor solidez con las mecánicas básicas o la introducción de una sala de entrenamiento no hubiera estado de más. Si el problema es grave en el caso de un tirador, lo es aún más en el caso del Predator que apenas sabrá utilizar el sistema de calor, camuflaje e incluso desplazarse de una forma ágil y sigilosa.

Ser vertical y agilidoso son las bases de un buen jugado de Predator. Algo muy divertido será esconderse saltando por las ramas y copas de los árboles al mismo tiempo que vemos a los humanos y planeamos nuestra estrategia. Combinar sus movimientos junto a sus gadgets y otras herramientas como redes, cohetes explosivos o su cuchilla a través del cuerpo a cuerpo son las claves para la victoria. Eso sí, todo esto es muy eficaz en enfrentamientos uno contra uno ya que con varios jugadores será una misión prácticamente imposible.

En cuanto al tema de misiones mencionadas anteriormente, debemos de decir que estos tratan sobre objetivos sencillos que resultan entretenidos y no aburren tras el paso de muchas partidas. En esta investigación por la selva habrá que infiltrarse en campamentos guerrilleros, derribar objetivos o mantener puntos de control. Todo esto en muchas ocasiones bajo la mirada de Predator. La duración de las partidas es relativamente corta, de alrededor de diez minutos, y eso es algo bastante bueno ya que otorga un mayor dinamismo entre una y otra. Por el contrario, el matchmaking es realmente largo y tedioso, llevando mucho tiempo en encontrar rivales.

Como es lógico, a medida que se jueguen varias partidas se obtienen puntos de experiencia que darán la oportunidad de mejorar tanto a tu Predator como a tus humanos. Entre los beneficios que se disponen tenemos armas, equipamientos y clases que le otorgan más habilidades. No olvidemos tampoco la presencia de las cajas de botín que con la obtención de una cantidad de puntos podrán abrirse y obtener elementos cosméticos para personalizar a los personajes. Únicamente se consiguen con puntos del juego, dando de lado a las microtransacciones.

Técnicamente hemos de decir que el título cuenta con una notable fluidez, haciendo que los giros de cámara y los movimientos sean muy rápidos. Visualmente se ha intentado emular a lo visto en la película de la década de los ochenta y se ha conseguido con creces. Los diseños de los humanos cuentan con muchos parecidos a los de sus homólogos de la gran pantalla al igual que Predator, siendo calcado tanto en apariencia como en sus movimientos. Los escenarios incorporan una gran amplitud al mismo tiempo que múltiples objetos con los que interactuar tanto para esconderse como para utilizar a nuestro favor. Eso sí, muchos de estos elementos sí que cuentan con unas texturas deficientes y de baja calidad.

En lo sonoro, destacar el uso de muchos de los temas utilizados en la película original y que han sido bien introducidos en los momentos clave de los combates. Nos ha gustado mucho ese toque de tensión, de acción y frenetismo a lo largo de cada enfrentamiento. Los sonidos también han sido implementados de manera idéntica, contando con los icónicos ruidos de Predator que asustarán al rival e introduce mucho más en la ambientación. Cuenta con textos en castellano y un correcto doblaje en inglés.

Predator: Hunting Grounds es un videojuego entretenido, con altibajos, pero que presenta una experiencia que divierte. La poca presencia de tutoriales que expliquen bien las mecánicas de juego y las armas y los lentos emparejamientos vía matchmaking hacen que uno se piense dos veces jugar la partida. Pero una vez dentro vemos que a pesar de algunos defectos gráficos tenemos una experiencia divertida y disfrutable, se juegue en el bando que se juegue, dando partidas cortas y rápidas. Creemos que con próximas actualizaciones que corrijan algunos de estos defectos harán de Predator: Hunting Grounds un título a tener en cuenta en cuanto a experiencia en línea.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.