Boku no Hero Academia es una serie mediocre, que intenta hablar de muchas cosas sin tener ni idea de qué hablar.

No es novedad que a mí los comics (Y en especial los comics de superhéroes) me gustan muy de mucho gustarme. Y no es para menos, porque son la vía de escape más accesible que tenía en mi adolescencia y quieras o no, cuando eres un adolescente empollón con gafas y te pones a leer Spiderman te vienes arriba con mucha facilidad. Luego descubrí a mi amigo LOBEZNO (Tenía que decirlo, sorry) y todo se fue de madre muy rápidamente.

El caso es que el manga y el anime nunca me llegaron a convencer, si bien vi Dragon Ball de pequeño y luego me leí el manga, nunca conseguí a encariñarme con los personajes que me presentan ni con la narrativa. Por eso, aunque ha habido adaptaciones de comics japoneses al anime y al manga, nunca me han interesado lo más mínimo (Hablo del anime de los X-men o el de Iron Man). Me parece que el anime no es capaz de adaptar esos personajes ni sus conflictos sin caer en tropos o en los propios excesos que caracterizan al medio.

Sin embargo, llegó un punto en el que llegó a mis oídos mil maravillas sobre un anime que intentaba crear un universo de superhéroes: Boku no Hero Academia. Y madre si hablaban, porque todo el mundo lo amaba o pensaba que era increíble. Después de ver el anime hasta el final de su tercera temporada puedo decir que a mis amigos nunca les pediría consejos para invertir en bolsa, porque menuda panda de weebs sin criterio (Esto último es broma).

El barco que compone Boku no Hero Academia hace aguas por tantos sitios que no entiendo como puede haber gente que de verdad intente tomarse en serio este anime (Supongo que por la cantidad de escenas sensibleras sin sustancia que te meten para que la serie pase por el estándar de “emocional”)

En primer lugar, el universo está pésimamente construido. Y eso puede deberse a dos factores, o que a los guionistas (o guionista) les importan bien poco la coherencia de su universo o bien los guionistas han ido añadiendo cosas para contar una historia sin darse cuenta de que contradicen reglas que han supuesto anteriormente. ¿Por qué es necesario un control de los héroes si prácticamente todos los policías deberían tener singularidades? ¿Para qué es necesario un gremio de héroes entonces? Esa es la primera pregunta que me hice cuando vi al chucho policía al que decidí llamar Rex porque la verdad es que esa serie me parece más digna que este anime.

Cada episodio no paraba de preguntarme por qué establece unas reglas o un espacio narrativo si luego no ibas a aprovecharlo o a despreciarlo. Si necesitas llenar de torneos tu serie para evitar aburrir al público, ¿Por qué plantear la serie en una escuela de aprendizaje? Porque no veo sentido alguno a hacer un torneo para ver cómo han aprendido los alumnos a los quince días de empezar las clases (Y si alguno lo ve por favor que me lo diga). ¿Por qué si la serie va de que un héroe debe ser un símbolo para los demás se centran tanto en las peleas y los combates? ¿Por qué el torneo que se utiliza para que las agencias de héroes apadrinen a pupilos no contempla ejercicios de salvamento?

El universo que me plantea la serie está tan mal hecho que me resulta poco creíble que algo así pueda existir, porque es ridículo la de tonterías que tiene.

En segundo lugar, el guión es cutre, por no decir terrible. ¿Alguno podría decirme que intenta contar la historia? Porque hay momentos en los que me quiere decir que con esfuerzo uno llega a sus metas (Quiere decir, porque luego dice todo lo contrario), otras veces que hay que perdonar y tratar bien a todo el mundo (Incluso cuando te hacen bullyng y esa persona te maltrata contínuamente) y otras veces se mete en berenjenales que no vienen a cuento como el trasfondo del pavo que hace hielo y fuego, en el que te meten un drama familiar y te blanquean a una mujer loca que prefiere arruinarle la vida a su hijo convirtiéndolo en un monstruo para el resto de su vida antes que divorciarse de un marido abusivo que se casó por ella por sus pensamientos racistas más que por tenerle el más mínimo aprecio.

Y de verdad, me parece genial que no sea un monotema, pero ¿Alguno de esos temas los va a plantear bien la serie? Porque me puedes decir que un héroe debe ser un símbolo de esperanza y tiene que ser el “héroe que la ciudad necesita” bla bla bla, pero luego no me metas a un antihéroe tirando a villano en potencia al cual no se le tiene control psicológico alguno, no se le reprende por su conducta autodestructiva ni por su abuso al resto de compañeros y además se le anima a seguir en la misma vereda porque como ha pasado el examen de destruir robots pues seguramente esté todo bien y vaya a convertirse en un héroe.

Y así durante toda la serie. Nos presentan al protagonista como un símbolo de que el talento se cultiva a base de trabajo y esfuerzo, pero ¿Realmente ha logrado Dekku algo a base de su esfuerzo, o todos sus éxitos se han debido a que heredó el poder del héroe más fuerte del mundo? Porque si hacemos un repaso, entró en la academia gracias a poder usar su poder. Pasó el primer parcial gracias a usar su poder. Consiguió aprobar el primer ejercicio por parejas gracias a su poder, llegó a la semifinal gracias a su poder… derrotó al que mató a los dos héroes de agua gracias a su poder… ¿Cuantas veces Dekku ha logrado algo sin pegarle un puñetazo y partirse por la mitad por medio?

Y así llegamos al siguiente problema de esta serie; sus personajes. Porque ninguno se salva, todos son malos. Dekku es un protagonista en conflicto con el mensaje que intenta transmitir. Bakugo es un intento de Vegeta muy ido a menos y que choca por completo con su universo, porque sería imposible que una persona así con su poder no estuviera en un psiquiátrico o encerrada en una cárcel de alta seguridad. Todoroki es una especie de Marty Stue con un par de traumas que solo tienen importancia cuando hay que desarrollar su arco de personaje. Uraraka es la waifu de la serie y no tiene hasta el momento ningún tipo de relevancia. Momo es puro fanservice barato y así hasta terminar con todos.

Los personajes principales tienen un arco mal desarrollado cuando lo tienen, deshaciendo arco narrativo cada vez que conviene o cuando ya deja de ser necesario. Dekku utiliza la información recopilada durante años hasta que descubre que pegando puñetazos mientras mal pronuncia palabras en inglés puede solucionar todos sus problemas.

Los personajes de apoyo no son menos, siendo la mayoría inútiles o simplemente estúpidos. Aizawa te dice que si no dominas tu singularidad no puedes ser un héroe porque obviamente si su singularidad él es inútil, ¿No? (Sarcasmo). All Might es otro, que es precisamente lo que dije en primer lugar, inútil. Solo está para decirle a Dekku que todo está bien o para meter un poco de exposición cuando los guionistas no saben cómo introducir de forma natural un concepto. Es el único que ve que un alumno no está bien y está siguiendo una senda que le llevará por mal camino y encima le da dos palmaditas en la espalda y ale, ya ha terminado mi jornada laboral y tengo que seguir con mi pupilo que es realmente el que importa en esta serie, ya el resto si eso luego.

Pero bueno, tampoco le podemos pedir nada más a una serie pionera, que ha llevado el tema de los adolescentes aprendiendo ser héroes por primera v… Ah no espera, que no es la primera que lo hace (Y ahora es cuando viene la guinda del pastel) y encima lo hace peor, porque resulta que existe otra serie que hace lo mismo, y lo hace bien que es más importante si cabe: Young Justice.

Young Justice es una serie de Cartoon Network que empezó a emitirse en 2010, que toma lugar en el universo de DC Comics. La serie trata de los distintos pupilos (O Sidekicks) de los héroes de la Liga de la Justicia, formando un equipo propio en el cual aprenderán a ser verdaderos héroes. Y debo decir que es genial en casi todos sus aspectos, y curiosamente presenta muchos elementos comunes con Boku no Hero, el joven inestable con gran poder que quiere ser el mejor como su ídolo, el chico sin poderes que debe usar su ingenio y habilidad para estar al nivel de sus compañeros con poderes casi divinos etc, etc, etc.

Y lo gracioso es que lo hace bien, los personajes tienen su desarrollo, su universo es coherente y encima tiene un guión muy bien escrito, con giros interesantes (Y no el añadir personajes nuevos para que duren un episodio o dos o villanos con buena presentación pero más vacíos que una cáscara) y buen ritmo. Tiene carácter episódico, pero concuerda porque cada uno implica una lección que aprende cada uno de los personajes principales, y crea momentos emotivos sin tener que abusar de una frase dicha entre lágrimas que se repite durante toda una temporada (Si cada vez que sale Todoroki diciendo “Yo también quiero ser un héroe” nos metemos en el cuerpo un chupito podríamos matar a un cosaco de un coma etílico perfectamente) o de mostrar lágrimas o música “emotiva” porque no son capaces de generar verdadera emoción con una buena historia.

En fin, todo esto es un cúmulo de cosas que se me han ido pasando por la cabeza mientras veía Boku no Hero Academia y la verdad, es que me entristece que el listón de tanta gente esté tan bajo, o simplemente crean que algo es profundo y emocional porque la gente llora contínuamente o se echan en cara la misma tontería a cada rato.

No veo como algo bueno que un abusón maltrate a una persona durante años y se le blanquee de la forma más cínica posible. No veo como algo bueno que te digan que por mucho que te esfuerces si no tienes un talento natural no llegarás a nada y que es mejor que abandones. No veo como algo bueno que se de pie a actitudes destructivas y peligrosas como buenas y “típicas de alguien que quiere superarse a sí mismo” y por último, tampoco veo bien que se regañe a alguien por sacrificarse con tal de salvar a un inocente, porque si se critica el más puro acto de heroísmo, ¿Qué sentido tiene querer ser un héroe?

Artículo escrito por Daniel Hispán Alonso.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.