Paul Verhoeven, de Jordi Revert: completo mapa del veterano cineastaRodeados como estamos de películas de superhéroes producidas en cadena y cintas de acción cuya nula capacidad de entretenimiento es solamente superada por su fatuidad, resulta difícil creer que hubo un tiempo en que los blockbusters -no todos- tenían cierto toque de autor y visos de transcendencia, una época dorada en la que mamporros y explosiones se intercalaban con altas dosis de socarronería y una narrativa más allá de lo inmediato.

Todo esto, que en abstracto puede resultar agotador explicar, se resume en dos palabras: Paul Verhoeven. El director de éxitos como "RoboCop", "Instinto Básico" o "Desafío Total" es el epítome de lo que significa triunfar en la industria del entretenimiento sin renunciar a dejar tu sello como autor. Una impronta abanderada por la transgresión en torno a la que Jordi Revert articula un texto fantástico sobre el autor y su cine, analizando los pilares sobre los que se asienta su obra y desgranando, con erudición y didactismo, cada una de sus películas hasta 2012.

Nos cuenta Revert que la obra de Verhoeven pivota sobre tres ejes: la violencia, el sexo y la religión. Temáticas que valen al autor neerlandés para cumplir su objetivo fundamental: violentar y perturbar al público haciendo del cine no solo un entretenimiento sino también un vehículo para la reflexión que surge de la náusea.

Al tiempo, Verhoeven utiliza la violencia para ahondar en los mecanismos coactivos del poder o el clientelismo, como podemos ver en la furibunda crítica al militarismo que traza en "Starship Troopers" (1997) o la imagen que de las corporaciones construye en "RoboCop" (1987). A través del sexo, trata de romper las censuras sociales y comerciales, con las que tanto hubo de lidiar al final de su periodo hollywoodiense, y configurar su visión de las cuestiones de género. La mujer y el hombre verhoeveniano huyen del cliché y muestran aristas que rompen con el contexto en que se mueven los personajes. Así, el “héroe heterosexual y virtuoso” ve cuestionada su virilidad en “Vivir a Tope” (1980) o “El hombre sin sombra” (2000) y deconstruida su moralidad en films como “Instinto Básico” (1992) o “Los señores del acero” (1985).

El último de sus fundamentos, la religión, aporta a la obra verhoeveniana una simbología inspiradora de imágenes y escenas muy potentes que transgreden el mito religioso en aras de la provocación, fin y medio en su cine.

Tras esta introducción a los conceptos con los que trabaja el director de “Eric, oficial de la reina” (1977) la monografía de Cátedra pasa a analizar cada una de las películas en detalle. Revert muestra cómo se reflejan las temáticas principales de su cine en los diferentes films, narra las peripecias de producción y da al lector las claves para descifrar el lenguaje verhoeveniano. Gracias a ello algunos descubrirán, por ejemplo, que el cartón piedra de los grandes escenarios que vemos en "Showgirls" (1995) no es un fallo de atrezzo sino un exceso de realidad con el que Verhoeven destapa la gran mentira que es Las Vegas.

Paul Verhoeven, de Jordi Revert: completo mapa del veterano cineastaEl crítico valenciano incluye en "Paul Verhoeven" (Cátedra), además, una perspectiva mediática que en la obra de Verhoeven se antoja ineludible. La recepción de sus películas y las polémicas que las rodearon enriquecen el análisis por cuanto las reacciones de prensa y espectadores refuerzan la necesidad del mensaje transgresor del director y explican, en ocasiones, decisiones determinantes en el destino de su obra y su carrera.

Alejado de los focos de las grandes producciones pero todavía dando guerra con el celuloide (su último film, “Elle”, data de 2016), Paul Verhoeven fue pionero en llevar el cine comercial al terreno de lo significativo. Injustamente minusvalorado, la revisión de su cine pone de manifiesto la frescura de su fórmula, capaz de pegarnos a la pantalla como el primer día, y la actualidad de su lucha frente a lo establecido.

El gran trabajo firmado por Jordi Revert nos revela el complejo entramado que el veterano cineasta holandés ocultaba tras el primer plano y nos emplaza, de manera ineludible, a reencontrarnos con él  acompañados del mapa que nos brinda Cátedra.

Compra aquí "Paul Verhoeven".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.