GC4419
Representación de estructura de llenado de espacio de GC4419 basada en la determinación de la estructura cristalina de rayos X. Crédito: Dennis Riley.

La mayoría de las personas diagnosticadas con cánceres localizados en la cabeza y en su entorno son tratadas con radioterapia, y entre un 70 y un 80% de ellas desarrolla un doloroso y debilitante efecto secundario: la mucositis oral grave. Existen algunos medicamentoso para tratarla una vez se desarrolla, pero ninguno capaz de prevenirla. Sin embargo, un grupo de investigadores afirma haber desarrollado un nuevo fármaco, llamado GC4419, que aparentemente previene esta mucositis. Aunque aún está en la fase de ensayo clínico, ha sido designado como “terapia innovadora” por la U.S. Food and Drug Administration.

Estos investigadores presentarán sus resultados hoy en la 256th National Meeting & Exposition of the American Chemical Society (ACS).

Es emocionante publicar este informe sobre la estructura y síntesis de GC4419 por primera vez”, afirma el doctor Dennis P. Riley, líder del estudio. “Creemos que GC4419 tiene el potencial de cubrir una necesidad en el tratamiento de pacientes con cáncer que se ven obligados a someterse a radiación, y esperamos comenzar este año la fase 3 de los ensayos con GC4419 en pacientes de cáncer localizado en la cabeza y el cuello”.

La mucosis oral es una dolorosa y problemática complicación del tratamiento para el cáncer, especialmente la radioterapia, que descompone las células epiteliales que cubren la boca. Estos pacientes experimentan dolores severos, inflamación, ulceración y sangrado. La mayoría de pacientes que reciben radioterapia desarrollan mucosis oral, de grado 3 ó 4. En los casos más severos, los pacientes no pueden tragar o consumir líquidos o comida sólida, lo que a menudo obliga a su intubación y el consumo de analgésicos narcóticos. Estos pacientes son también susceptibles de sufrir infecciones que pueden conducir a la hospitalización.

La radioterapia induce niveles elevados de radicales superoxidantes, que se cree son los máximos responsables de la mayoría de efectos secundarios asociados con este tratamiento, incluyendo la mucosis oral. “La enzima sintética que diseñamos y que imita la función de la superóxido dismutasa de origen natural, y que convierte el superóxido en oxígeno molecular y peróxido de hidrógeno”, afirma Riley. “El peróxido de hidrógeno es muy tóxico para las células cancerosas pero no para las normales. Por tanto, matamos dos pájaros de un tiro: reducimos la toxicidad para las células normales mientras incrementamos la toxicidad para las cancerosas.”

radioterapiaDiseñar y crear esta enzima fue complejo, pero el equipo de Riley probó muchas variaciones de la enzima sintética que imita a la natural, antes de elegir GC4419. La búsqueda comoenzó hace décadas, cuando Riley trabajaba en Monsanto/Searle. Las moléculas con las que trabajaba su equipo tenían cuatro centros de carbono quiral, lo que significaba que había un gran número de posibles imitadores de esta función.

Tuvimos que adivinar qué isómero trabajaría mejor y sería más ‘fármacoactivo’”, comenta. “Nuestra síntesis actual implica el uso de una plantilla para hacer el complejo de anillo macrocíclico de 15 partes en un solo paso GMP [Good Manufacturing Practice, ‘buenas prácticas de fabricación’]. Utiliza piridina-2,6-dicarboxialdehído, cloruro de manganeso (II) y una tetramina lineal sintetizada a partir de S , S-1,2 diaminociclohexano. Es una síntesis elegantemente simple de ‘un solo recipiente’ que produce la molécula deseada con más del 99,5% de pureza química“.

GC4419 completó con éxito las fases 1 y 2 de los ensayos clínicos, mostrando seguridad y eficacia en prevenir la mucosidad oral en pacientes con cáncer localizado en la cabeza o el cuello que debían someterse a radioterapia. Si los posteriores ensayos clínicos tienen éxito y GC4419 consigue la aprobación de la FDA, Riley afirma que “no hay razón para que no vaya a ser utilizada para prevenir los efectos secundarios de la radioterapia en otros cánceres. Pensamoe en el cáncer pancreático, por ejemplo, en el que has de utilizar altas dosis de radiación. El páncreas está demasiado cerca de otros órganos que no pueden tolerar los efectos secundarios de la radiación. Estamos estudiando el efecto antitumor de GC4419 en ensayos de fase 1 y 2 para este tipo de cáncer, en el MD Anderson Cancer Center. Si todo va bien, este medicamento tiene el potencial de cambiar cómo se afronta la radioterapia, la indicación para el 70% de tumores sólidos”.

Fuente: American Chemical Society.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.