Hace unos meses la desarrolladora Gammera Nest con la colaboración de Sony España, sacaban a la luz el juego Nubla para PlayStation 4 por un precio bastante económico y asequible para todo el mundo que estuviera dispuesto a sumergirse en su breve historia. El principal objetivo de este título era acercar al mayor número posible de usuarios de la PlayStation 4 al arte que podemos encontrar dentro de las cuatro paredes del museo del Thyssen, con localización en Madrid. Pero ni su precio tan barato ni la publicidad que se ha hecho de Nubla entre los interesados y visitantes de dicho museo han conseguido evitar que se convirtiera en un título de baja calidad.

Nubla es una breve aventura gráfica inspirada en los cuadros del Thyssen que se desarrolla entre las paredes del mismo museo. Cuyo objetivo es ir desvelando la historia que se esconde detrás de cada cuadro, averiguar la identidad y el pasado de nuestro compañero y hallar al misterioso Nubla.
Nada más comenzar nos darán a elegir entre dos personajes: un chico y una chica. Dicha elección no influye en la historia de la aventura en la que estamos a punto de embarcarnos, además la primera vez que juegues a este título no te darás cuenta de quien eliges, pues el brillo que rodea al personaje seleccionado es tan leve que mucho te tienes que fijar si de verdad te importa tu elección de llevar un avatar chico o chica.

Nubla

Después de haber escogido a nuestro personaje nos introduciremos en la historia o por lo menos lo intentaremos, ya que nada más comenzar nos tocará mantener pulsado el joystick en una dirección para andar cerca de un minuto hacia nuestro destino. Por lo menos sabemos que es esa dirección y no estaremos dando tumbos por más tiempo sin que pase nada.

Poco después aparecerán unos niños de diferentes colores en marcos y tendremos que seleccionar el niño con el que queremos jugar, una vez más nuestra elección no afecta a los acontecimientos de la historia. Otro defecto a destacar, es que el título se describe como aventura gráfica pero la carencia de puzzles a lo largo de la trama hacen dudar bastante de que se merezca este calificativo. Aunque ya he mencionado que tendremos que interaccionar con el entorno para seguir avanzando, las señales tan claras de que hay que hace y por donde seguir hacen que estos rompecabezas sean tan absurdos para considerarlos como tales.

A nivel técnico, Nubla es un juego en 2D que parece dibujado con lápices de color por niños pequeños, una técnica muy interesante pero que no representa la influencia del museo del Thyssen. Pese a todo, ese aspecto infantil le dota de una personalidad única y entrañable que termina convirtiendose en el elemento más interesante de Nubla.

Nubla está totalmente traducido al castellano, aunque también está disponible en otros idiomas como el inglés o el francés. Como efecto sonoro solo tendremos la estridente compañía de una única canción que hace de banda sonora, dicha canción recuerda al tema de una cajita de música que no para de sonar y que después de escucharla durante una larga caminata en la que no hacemos nada, desconectaremos el sonido para esperar llegar cuanto antes al fin del juego.

Nubla
 
En resumen, nos encontramos ante un título que nos hace dudar durante todo el rato si de verdad es una aventura gráfica, ya que carece de trama, diálogos interesantes o música que nos sumerja en la trama ya mencionada. Sólo su precio asequible lo puede llegar a convertir en una elección interesante para quien busque un título diferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.