Minx (HBO Max)

Aunque su estreno en VO en inglés a finales de marzo hizo que pasase bastante desapercibida, y de hecho aún hoy no están todos los episodios doblados, ‘Minx’ (HBO Max) es una de las series de este 2022 que apuntaría entre las mejores o, por lo menos, de las que deberíamos tener sin falta en la lista para ver.

Original, fresca, divertida y una pizca atrevida (verás pechos y penes como en pocas series has visto), reúne los ingredientes necesarios para divertirte sin inhibiciones en una época estival y postpandemia en la que estrenos como estos son más necesarios que nunca.

El contexto de la serie lo exige, ojo. ‘Minx’ nos sitúa en los Estados Unidos de la década de 1970, en el despertar del feminismo teórico (en las universidades) y su lento permear en el resto de la sociedad predicando, claro, el despertar de la mujer en cuanto persona igual en derechos y libertades que su par masculino. En este contexto, una mujer blanca heterosexual de clase acomodada, Joyce Prigger (interpretado por Ophelia Lovibond), tiene un sueño: crear la primera revista feminista del mercado, ‘El despertar del matriarcado’.

‘Minx’ es un soplo de aire fresco que se agradece y que recomendamos encarecidamente

Poco iba a sospechar Ophelia que, por el camino de este sueño, se encontraría con el editor de pornografía Doug Renetti (Jake Johnson) y que sería precisamente él, y su equipo de Bottom Dollar, el encargado de convertir esta idea en Minx… la primera revista pornográfica directamente dirigida a las mujeres.

Entre este equipo editorial destacan la secretaria y mano derecha de Doug, Tina (Idara Victor); la estrella editorial de sus revistas pornográficas y chica para todo, Bambi (Jessica Lowe); y el fotógrafo de estas revistas y prometedor jefe gráfico, Richi (Oscar Montoya). Al que se suma como apoyo moral y creciente colaboradora editorial la hermana mayor de Joyce, Shelly (Lennon Parham).

Un guion chispeante

Todos ellos son el elenco principal de esta serie dónde se habla de la compatibilidad entre el feminismo teórico y el despertar sexual de la mujer -compleja y caóticamente representado en la evolución del personaje de Joyce-; la lucha de las revistas de sexo contra la moral puritana de una sociedad explícitamente conservadora pero implícitamente liberal -véase la llegada de la concejala Bridget Westbury (Amy Landecker) al Valle de San Fernando; o las formas en las que el sexo puede presentarse y conmover a la sociedad -sentido último de toda la serie-.

Se mezclan muchos temas, siempre presentados de forma desenfadada y divertida, aunque a veces también un poco caótica y deslavazada, en esta serie llena de momentos de humor, con un guion chispeante, un ritmo coherente con el desarrollo de la revista y el avance del proyecto; y que tiene en el personaje de Doug Renetti su mejor activo a la hora de garantizar ese desenfado que tan bien viene en momentos como el actual.

Eso sí, la serie no es perfecta

De la relativa desconexión y desorden que adolece el guion de ‘Minx’ a la hora de enfrentarse a la historia es perfecto reflejo el personaje de Joyce Prigger. Es cierto que, para poder evolucionar, Joyce debe enfrentarse a los shocks y a los dilemas que se enfrenta, pero este camino es lo suficientemente incoherente, desorganizado y poco hilado como para que, a veces, algunas decisiones o cambios nos extrañen.

El antagonismo Joyce-Doug busca mover la serie entre sus dos temas principales, el feminismo y la liberación sexual, pero este motor dista mucho de estar afinado; haciéndonos torcer el gesto alguna vez.

Con todo, sobre la balanza, la serie es divertida, original y osada. Un soplo de aire fresco que se agradece y que recomendamos encarecidamente. Si nada se tuerce, ‘Minx’ hasta puede que esté en nuestra lista de “Lo mejor de 2022”.

Hasta ahora, sin duda, lo es.

Nota: 7/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.