Izquierda: esquema del desplazamiento capilar de la gota con COVID-19 y formación de película delgada en superficies porosas; derecha: una imagen comparativa que muestra el espesor de película variable con el tiempo sobre vidrio (un material impermeable) y papel (un material poroso) en el contexto de la supervivencia del coronavirus
Izquierda: esquema del desplazamiento capilar de la gota con COVID-19 y formación de película delgada en superficies porosas; derecha: una imagen comparativa que muestra el espesor de película variable con el tiempo sobre vidrio (un material impermeable) y papel (un material poroso) en el contexto de la supervivencia del coronavirus. Crédito: S. Chatterjee, J. S. Murallidharan, A. Agrawal y R. Bhardwaj.

A medida que el COVID-19 se propaga a través de gotitas respiratorias, los investigadores se han interesado cada vez más en el secado de estas gotitas en superficies impermeables y porosas. Las superficies que aceleran la evaporación pueden desacelerar la propagación del virus SARS-CoV-2. En Physics of Fluids, los investigadores del IIT Bombay muestran que una gota permanece líquida durante un tiempo mucho más corto en una superficie porosa, lo que la hace menos favorable para la supervivencia del virus.

Los investigadores encontraron que el coronavirus puede sobrevivir durante cuatro días en vidrio, siete días en plástico y siete días en acero inoxidable. Pero en papel y tela, el virus sobrevivió sólo tres horas y dos días, respectivamente.

Con base en nuestro estudio, recomendamos que los muebles de hospitales y oficinas, hechos de material impermeable, como vidrio, acero inoxidable o madera laminada, se cubran con material poroso, como tela, para reducir el riesgo de infección al tacto”, comenta el autor principal del estudio, Sanghamitro Chatterjee, investigador postdoctoral.

De manera similar, los investigadores sugieren que los asientos en lugares públicos, como parques, centros comerciales, restaurantes y salas de espera de trenes o aeropuertos, podrían cubrirse con tela para aliviar el riesgo de propagación de enfermedades.

Tanto para superficies impermeables como porosas, el 99,9% del contenido líquido de la gota se evapora en los primeros minutos. Después de este estado inicial, una película líquida residual delgada microscópica permanece en las partes sólidas expuestas, donde el virus aún puede sobrevivir.

Los investigadores descubrieron que la evaporación de esta película delgada remanente es mucho más rápida en el caso de superficies porosas en comparación con superficies impermeables. Las gotitas se esparcen debido a la acción capilar entre el líquido cerca de la línea de contacto y las fibras orientadas horizontalmente en la superficie porosa y los espacios vacíos en materiales porosos, lo que acelera la evaporación.

El hecho de que sólo las características geométricas en lugar de los detalles químicos del material poroso provocan que la vida útil de la película delgada sea significativamente menor fue sorprendente“, comenta el coautor Rajneesh Bhardwaj, profesor asociado especializado en interacciones de fluidos.

Los hallazgos específicos, como la vida útil en fase líquida de la gota de aproximadamente seis horas en papel, serán particularmente relevantes en ciertos contextos, como las escuelas. Si bien esta escala de tiempo es más corta que la de cualquier material permeable, afectaría el intercambio de cuadernos, por ejemplo, a medida que los legisladores evalúen medidas seguras para reabrir escuelas o el cambio de moneda.

Del mismo modo, las cajas de cartón, utilizadas comúnmente por las empresas de comercio electrónico de todo el mundo, podrían considerarse relativamente seguras, ya que inhibirían la supervivencia del virus.

Fuente: Physics of Fluids.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.