El Ártico
El Ártico. Crédito: CC0 Dominio Público.

Las lluvias podrían comenzar a reemplazar las nevadas en el Ártico décadas antes de lo que se pensaba, según un estudio que advirtió el martes que el cambio causado por el calentamiento global podría tener efectos más allá de la región. El Ártico se está calentando mucho más rápido que el resto del planeta, derritiendo el hielo marino y agregando humedad al aire que probablemente aumentará las precipitaciones.

Comparando las últimas proyecciones con modelos climáticos anteriores, el estudio publicado en la revista científica Nature Communications estima que el cambio de precipitación anual dominada por nevadas a una dominada por lluvia se producirá «una o dos décadas antes«.

Lo que sucederá en el Ártico depende del grado de calentamiento global

«Los cambios serán más severos y ocurrirán mucho antes de lo proyectado, por lo que tendrán enormes implicaciones para la vida dentro y fuera del Ártico«, comenta la autora principal del estudio, Michelle McCrystall.

«En otoño, por ejemplo, cuando ocurren los mayores cambios, el Ártico central puede hacer la transición alrededor de 2070 en el último conjunto de modelos en comparación con 2090 en el conjunto anterior«, agregó McCrystall, investigadora de la Universidad de Manitoba, en Canadá.

Al ritmo actual de calentamiento, la lluvia podría dominar la nieve en el Ártico antes de finales de siglo, según el estudio. Pero la investigación señala que limitar el calentamiento a 1,5°C, el objetivo más ambicioso del acuerdo climático de París de 2015, podría significar que el Ártico permanezca dominado por la nieve.

Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA, afirma que los resultados «implican que los peores impactos pueden evitarse si los países coinciden con sus intenciones declaradas de reducir las emisiones de acuerdo con el acuerdo de París«.

Menos nieve significa menos capacidad para desviar el calor y la luz solares lejos de la superficie terrestre

Pero Schmidt agregó que sentía que el estudio no probaba que el cambio llegaría antes de lo esperado. Cuando llegue, es probable que el cambio de la nieve a la lluvia tenga efectos importantes en el ecosistema ártico y en otros lugares.

Más lluvia sobre la capa de nieve actual podría conducir a un aumento del hielo en la superficie que haría imposible que los caribúes y los renos busquen comida.

Una menor capa de nieve también significa que el Ártico perderá parte de su capacidad para desviar el calor y la luz solares lejos de la superficie de la Tierra, lo que contribuiría al calentamiento.

Fuente: Nature Communications.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.