Serpientes y venenos
Serpiente. Crédito: Pixabay/CC0 Dominio Público.

Una investigación recientemente publicada, dirigida por la Universidad de Northumbria, muestra que, contrariamente a lo que comúnmente se cree, los venenos de las serpientes y las arañas en realidad están poblado de microbios, incluidas bacterias que podrían causar infecciones en las personas que han sufrido una mordedura.

Durante décadas, los científicos han pensado que los venenos animales son ambientes completamente estériles, debido a que están lleno de sustancias antimicrobianas, que pueden matar bacterias.

Las bacterias pueden mutar para resistir los ambientes tóxicos de los venenos de serpientes y arañas

Sin embargo, la nueva evidencia científica de la investigación dirigida por el profesor asociado de ciencias celulares y moleculares de la Universidad de Northumbria, Sterghios Moschos, y el biólogo especializado en venenos Steve Trim, fundador y CSO de la empresa de biotecnología Venomtech, ha demostrado que este no es el caso.

El trabajo, publicado hoy en la revista científica Microbiology Spectrum, demuestra cuán adaptables son los microorganismos. El estudio proporciona una sólida evidencia genética y cultural de que las bacterias no solo pueden sobrevivir en las glándulas venenosas de varias especies de serpientes y arañas, sino que también pueden mutar para resistir el líquido notoriamente tóxico que es el veneno.

Los hallazgos también sugieren que las víctimas de mordeduras de animales venenosos también pueden necesitar tratamiento para infecciones, no solo antídoto para combatir las toxinas depositadas a través de la mordedura.

Desafiando el dogma de la esterilidad del veneno

Para abordar esta brecha en la investigación, el Dr. Moschos y sus compañeros investigaron el veneno de cinco especies de serpientes y dos de arañas. «Encontramos que todas las serpientes y arañas venenosas que probamos tenían ADN bacteriano en su veneno«, explica el Dr. Moschos.

«Las herramientas de diagnóstico comunes no pudieron identificar estas bacterias correctamente; si estuviera infectado con ellas, un médico terminaría administrándole los antibióticos equivocados, lo que podría empeorar las cosas”.

El veneno es como un cóctel de antibióticos

«Cuando secuenciamos su ADN, identificamos claramente las bacterias y descubrimos que habían mutado para resistir el veneno. Esto es extraordinario porque el veneno es como un cóctel de antibióticos, y está tan espeso con ellos que hubieras pensado que las bacterias no lo resistirían ni por asomo. No solo tuvieron oportunidad de hacerlo una vez, sino que lo habían hecho dos veces, utilizando los mismos mecanismos«, agrega el Dr. Moschos.

«También probamos directamente la resistencia al veneno mismo de Enterococcus faecalis ─una de las especies de bacterias que encontramos en el veneno de las cobras escupidoras de cuello negro─ y lo comparamos con un aislado hospitalario clásico: el aislado hospitalario no toleró el veneno en todos, pero nuestros dos aislados crecieron felizmente en las concentraciones más altas de veneno que pudimos arrojarles«.

Implicaciones para el tratamiento clínico

Cada año se producen 2,7 millones de lesiones relacionadas con mordeduras venenosas, predominantemente en África, Asia y América Latina. De estas, se cree que el 75% de las víctimas desarrollarán infecciones en el tejido dañado por la toxina del veneno, siendo la bacteria Enterococcus faecalis una causa común de enfermedad.

Anteriormente se pensaba que estas infecciones eran una consecuencia de tener una herida abierta por la mordedura, en lugar de que las bacterias que causan la infección provinieran de los mismos venenos.

La ingeniería de péptidos de veneno antimicrobianos

Los investigadores aseguran que su estudio muestra la necesidad de que los médicos consideren tratar a las víctimas de mordeduras de serpiente no solo por la destrucción del tejido, sino también por la infección, lo más rápido posible.

Steve Trim, de Venomtech, agrega que «al explorar los mecanismos de resistencia que ayudan a estas bacterias a sobrevivir, podemos encontrar formas completamente nuevas de atacar la resistencia a múltiples fármacos, potencialmente a través de la ingeniería de péptidos de veneno antimicrobianos«.

Fuente: ASM Journals.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.