“La Tierra errante”, de Cixin Liu. Ciencia Ficción de la vieja ola

El premiado autor chino nos traslada hasta los confines de nuestra existencia con historias repletas de imaginación superlativa.

0

Cixin Liu firma La Tierra errante, diez relatos de corte clásico que destilan ciencia ficción accesible para todos los públicos y de esa que crea aficionados. Prosa con ecos de poesía que trasladan a la humanidad hasta los confines del universo y de su existencia. Como viene siendo habitual con este autor, el libro que hoy nos ocupa ha sido publicado en nuestro país por Nova y la traducción ha corrido a cargo de Javier Altayó. Las galeradas fueron revisadas por Antonio Torrubia y Gisela Baños.

La emisión de La Nave de esta semana repasa cada relato para mostraros la cromática paleta de colores que ofrece este título; si bien todas historias acaban girando en torno a cuatro ideas principales para el autor. Os desgranaremos qué preguntas se hace continuamente Cixin Liu y cómo utiliza la ciencia ficción para intentar darles respuesta.

La Tierra errante

El primer relato viene acompañado por los ecos de la superproducción cinematográfica china para la que ha servido de base, por lo que es imposible no mencionar este detalle. Posiblemente os haya gustado la película, pero que haya tranquilad, aquí La Tierra errante aparca el exceso de efectismo para narrar las Eras que tendrá que afrontar el ser humano antes de ver destruida su casa.

El texto arranca en la Era Antesolar. Usando una supercomputadora, se calculó que el sol se había apartado de la secuencia principal del diagrama de Hertzsprung-Russell. Muy pronto, el helio acabaría por perder su núcleo y se produciría una explosión y posterior expansión que llamaron el fogonazo. Tras esto, se convertiría en una gran gigante roja abarcando la órbita de la Tierra. Asistiremos al plan ideado por la humanidad, el cual exigirá el sacrificio de cien generaciones mientras la órbita de la Tierra es frenada y posteriormente se inicia la huida. El planeta será propulsado por titánicos motores estratégicamente ubicados. Se iniciará la Era de la Huida, la primera Era Errante correspondiente a la Fundación, la segunda Era Errante correspondiente a la Desaceleración y la Nueva Era Solar. Todo un proceso de migración de más de 2.500 años hasta llegar a Próxima Centauri. Los avatares, las crisis, los recuerdos perdidos y el reto comunal serán los principales aspectos de este canto dramático a la esperanza.

Montañas

Un hombre, tras un accidente en las montañas, prometerá no volver a escalar una cumbre jamás. Se enrolará como pasaje en un barco para cumplir dicha promesa y será entonces cuando serán testigos de la proximidad de una nave extraterrestre. El destino le deparará al protagonista tener que escalar una nueva montaña, muy distinta en esta ocasión, pero de similar exigencia. En la cima entablará una conversación con una raza que le enseñará cómo aprendieron ellos lo que es el universo. ¿Quizá nos sirva de enseñanza a nosotros?

El sol de China

Shui marcha de pequeña aldea que no tiene apenas recursos y sufre una terrible sequía que les impide tener agua potable. Asistiremos a su periplo que le llevará de uno a otro hito intentando alcanzar siempre una meta superior. Será entonces cuando descubrirá el gran proyecto llamado El Sol de China. Un reflector de 30.000 km cuadrados de superficie que viaja en órbita geosincrónica a una altura de 36.000 km y refleja la luz solar sobre la Tierra. Desde la superficie terrestre parecerá un segundo sol. ¿A los aficionados os suena esta idea, verdad?
Una fabulosa historia que conseguirá que el ser humano despierte de su letargo y vuelva a fijarse en el firmamento, ansiando volar hacia las estrellas. Una metáfora de cómo el camino que se inicia en un triste y polvoriento camino y que puede llevarnos hasta los confines que nuestra imaginación nos permita. Pero, por otro lado, nos encontramos ante este relato que critica la despoblación de las localidades rurales en favor de una migración hacia los grandes núcleos urbanos en pos de una vida mejor que se fundamenta en el consumo.

En beneficio de la humanidad

Sinestrías es un sicario que es citado por Zhu Hanyang para hacerle un encargo, el asesinato de unos importantes industriales. Nos encontramos en un mundo en el cual hemos sido visitados por los Creadores que han arribado en sus 20.000 naves. Las naves de los Hermanos Mayores están ahora llenando el cielo. Descubriremos quiénes son los Creadores y quiénes son los Hermanos que vienen de otras Tierras. En definitiva, lo que encontramos en este relato es una extraña metáfora de la tremenda disparidad entre ricos y pobres y en los porcentajes de distribución de los recursos. Volvemos a la premisa de que el sol en alguna ocasión se extenderá y acabará con la vida en la Tierra, por eso los seres humanos crearán el Arca. Un texto que invita a volar vuestra imaginación, sí; pero, después mirad a vuestro alrededor. La conclusión es que… ¿la diferencia entre ricos y pobres es inherente al ser humano?

Maldición 5.0

Esta historia podría ser casi tan cómica como el virus creado por una mujer en la Universidad Tecnológica de Taiyuan para vengarse de un hombre que se portó mal si no fuera por las consecuencias de ese malware. El propio Cixin Liu protagoniza este relato junto al autor Pan Dajiao. A caballo entre la realidad y la ficción, vamos a descubrir que la Progenitora ideó el virus Maldición 1.0, el cual se extendió por todo el planeta sin posibilidad de encontrar un programa que le hiciera frente. Fue precisamente con la arqueología informática con lo que se resucitó a este programa que pasó a llamarse maldición 2.0. Una manera de sonreír ante los orígenes humildes de dos escritores que en su primera tirada vendieron la nada desdeñable cantidad de 15 y 27 ejemplares, respectivamente, de El problema de los 3.000 cuerpos y de Novantamililand, ciencia ficción dura frente a ciencia ficción blanda.

La era Micro

El Precursor era el último ser humano que quedaba en todo el universo. De nuevo, retomamos la premisa de que el sol se extenderá y acabará con la vida en la Tierra. Este hombre, a bordo del Arca, pertenece a la Era Macro y volverá a la Tierra para encontrar una nueva realidad que sobrevivió a la destrucción total. Simplemente os daré una pista: ¿habéis visto/leído El increíble hombre menguante?

El gran devorador

El máximo líder de las fuerzas de protección de la Tierra que la ONU había enviado al espacio, posee armas termonucleares muy poderosas. Durante las dos décadas que había patrullado el espacio jamás había tenido que hacer uso de aquellas bombas. Aquel día, sin embargo, a dos unidades astronómicas de distancia habían detectado la presencia de una estructura transparente que se aproximaba a la Tierra en una trayectoria completamente recta. Un mensaje procedente de Epsilon Eridani alerta sobre la llegada del Gran Devorador, una gran nave que devora en 100 años un planeta. Un emisario lagarto se pondrá a negociar con los seres humanos. Una lucha de tiempo y de batallas en la que no faltarán dinosaurios y hormigas, así como un sorprendente final, como no.

¿Quién cuidará de los dioses?

Este es un relato conviven humanos y dioses. Los dioses son alienígenas que llegan en sus naves y se tiran de ellas como quien se zambulle en una piscina protegidos por un traje. Las dos razas llegan a cohabitar y lo harán en un primer momento en un buen clima, descubriendo todo lo que saben los Creadores. Los seres humanos se repartirán a los dioses, que no dejan de ser una carga.
Este relato podría llegar a entenderse como una metáfora de lo que es la vida del ser humano, que de bebé pasa a la vida adulta y se convierte posteriormente en un anciano. Este último debe ser cuidado por los que en ese momento lleven el control de la población, la gente madura. Interesante reflexión.

Con sus ojos

El relato más corto y quizá más hard de este compendio de relatos. Ya no vamos a salir al espacio, ni nos vamos a ir lejos, sino todo lo contrario; vamos a viajar al interior del planeta. Es en ese entorno, cuando estás rodeado tan solo de magma, que la visión del exterior es más valorada. Una moraleja que recuerda un relato de principios del siglo XX en el cual se especula con la posibilidad de que a un ciego se le permitiera ver durante 3 días. Relato bonito.

El gran cañón de la Tierra

Año 2125, el protagonista despierta después de haber estado hibernando y se encuentra solo. Va a tener que descubrir qué es lo que ha ocurrido y por qué todo el mundo le odia. Enlazamos con aspectos del relato anterior. Hay una característica que va descubrir el protagonista y, obviamente, no la voy a desentrañar. Simplemente os voy a dar otra pista: ¿habéis visto la última versión de Total Recall? Final con traca final de la más pura ciencia ficción.

Conclusiones

Entretenida y lectura diferente que os recomiendo. Los relatos poseen elementos comunes como el hecho de conocer de manera anticipada que una gran desgracia va a ocurrir. Deberemos, entonces, afrontarla y encontrar una solución consensuada. El uso del ingenio ayudará al más débil en apariencia para alcanzar metas ahora imposibles.
Son historias magníficas, donde no hay distancia ni espacio tiempo suficientemente grande como para no jugar con él. Naves que abrazarán planetas, generaciones que viajarán por el espacio, son solo dos ejemplos.
La ficción alternará reflexiones tan cercanas como los problemas del envejecimiento y quién cuidara de nosotros cuando seamos mayores. ¿Quién nos ha creado si Dios no existe? ¿Es correcto lo que le pedimos al planeta Tierra? ¿Seremos capaces o no de respetar a otras razas con las que convivimos en el universo, si no lo hacemos con nuestros congéneres? Libro de Ciencia Ficción, insisto, para disfrutar, viajar y reflexionar.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.