superbacteria

Una superbacteria resistente a todos los antibióticos conocidos que puede causar infecciones “graves” o incluso la muerte en pacientes debilitados, se está extendiendo sin ser detectada a través de salas de hospital en todo el mundo, según advirtieron científicos australianos este lunes.

Investigadores de la Universidad de Melbourne descubrieron tres variantes de esta superbacteria resistente a múltiples fármacos en muestras de diez países, incluidas cepas en Europa que no pueden ser vencidas de manera satisfactoria por ningún medicamento que esté actualmente en el mercado.

Comenzamos con muestras en Australia, pero hicimos un barrido global y descubrimos que se encuentra también en muchos países y en muchas instituciones sanitarias de todo el mundo“, asegura a AFP Ben Howden, director del Laboratorio de SMicrobiological Diagnostic Unit Public Health Laboratory de la universidad. “Parece haberse extendido“, añade.

La bacteria, conocida como Staphylococcus epidermidis, está relacionada con el SARM Staphylococcus aureus resistente a la meticilina-, más conocido y más mortal. Se encuentra naturalmente en la piel humana e infecta con mayor frecuencia a los ancianos o pacientes a los que se les han implantado materiales protésicos, como catéteres o reemplazos de articulaciones.

Puede ser mortal, pero generalmente esto sucede en pacientes que ya están muy enfermos en el hospital. Puede ser bastante difícil de erradicar y las infecciones que ocasiona pueden ser graves“, dijo Howden. Su equipo observó cientos de muestras de S. epidermidis en 78 hospitales de todo el mundo.

Descubrieron que algunas cepas del virus llevaban a cabo un pequeño cambio en su ADN que les permitía resistir a dos de los antibióticos más comunes, a menudo administrados en conjunto para tratar las infecciones hospitalarias. “Estos dos antibióticos no están relacionados y no se espera que una mutación cause el fallo de ambos“, comenta Jean Lee, estudiante de doctorado en el Instituto Doherty de Melbourne y coautora del estudio.

Muchos de los antibióticos más poderosos son extremadamente caros e incluso tóxicos, y el equipo detrás del estudio asegura que la práctica de usar múltiples medicamentos a la vez para prevenir la resistencia puede no funcionar. Creen que la superbacteria se está propagando rápidamente debido al uso particularmente alto de antibióticos en las unidades de cuidados intensivos, donde los pacientes están más enfermos y se recetan medicamentos fuertes de manera rutinaria.

La Organización Mundial de la Salud lleva advirtiendo durante mucho tiempo sobre el uso excesivo de antibióticos, algo que provoca la aparición de nuevas cepas de bacterias asesinas y resistentes a los fármacos.

Otro estudio australiano, publicado el mes pasado, sugirió que algunas superbacterias de hospital son cada vez más tolerantes a los desinfectantes a base de alcohol que se encuentran en los lavamanos y utilizados en las salas de los hospitales.

Howden afirma que su estudio, publicado en la revista Nature Microbiology, muestra la necesidad de una mejor comprensión de cómo se propagan las infecciones y en qué hospitales las bacterias desarrollan esa resistencia. “Esto pone de relieve que el uso de más y más antibióticos está ocasionando que surjan más bacterias resistentes a los medicamentos“, dijo.

En el entorno hospitalario estamos impulsando cepas más resistentes y no hay duda de que la resistencia a los antibióticos es uno de los mayores peligros para la atención sanitaria en todo el mundo“.

Fuente: Nature.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.