Este año la editorial Planeta ha comenzado a publicar una nueva saga de fantasía: “Craft Sequence“, de Max Gladstone. La primera obra en publicarse en España ha sido “La primera y última nieve”, la cuarta parte de esta saga. La decisión de empezar por una de los últimos volúmenes es que en realidad esta novela actúa como precuela del resto, ya que siguiendo un orden lineal de la trama esta novela se situaría antes que las anteriores.

La primera y última nieve” tiene como protagonista a Elayne Kevarian, una hechicera que participó en la guerra en la que los humanos derrocaron a los Dioses. Ahora ella tiene que actuar como conciliadora en un pacto de paz.

El Rey de Rojo quiere recuperar el control de una zona obrera de la ciudad de Dresediel Lex, pero para ello tiene que conseguir el apoyo de sus habitantes dialogando con Temoc, un sacerdote de los antiguos dioses que actúa como representante de los intereses de esas personas. Pero como en cualquier discusión de intereses de gobierno, terceras partes comienzan a involucrarse y a complicar el pacto.

La primera y última nieve” es una novela que cuesta entender, sobre todo al principio. No sé si será el hecho de que es la cuarta parte de la saga y a pesar de que cronológicamente se sitúa antes que el resto de novelas, da por hecho que el worldbuilding es conocido. Al comienzo de la novela se va introduciendo términos, lugares y personajes totalmente desconocidos que dejan al lector con más dudas que interés en la trama. Tuve que acudir a la sinopsis de la novela para poder entender un poco más en el mundo creado por el autor y conocer donde se desarrolla la historia.

La novela se sitúa en una ciudad post-industrial, donde los Dioses y las religiones fueron destruidos en una guerra civil hace más de 40 años. Este contexto suena muy interesante, pero la novela se centra en una lucha política y de intereses por un territorio y los hechos del pasado se dan por conocidos y casi ni se mencionan. Como ya he dicho, cuesta mucho entrar en la novela y cuando ya nos logramos situar en ella, los personajes resultan tan indiferentes que el desarrollo de la trama no interesa. La lectura me ha resultado bastante aburrida y se me ha hecho cuesta arriba. El contexto me parece muy original y creo que es un nido de buenas historias, pero haber empezado a publicar por este libro que cuenta una lucha de intereses por un terreno en un mundo que ya ha debido ser presentado en otras novelas no ha sido la mejor elección, al menos para mí.

Si tenéis paciencia y os gustan muchos las sagas de fantasía y ciencia ficción quizás querréis darle una oportunidad a “La primera y última nieve“.

La novela ha sido traducida por Alejandro Romero.

Puedes empezar a leer aquí las primeras páginas.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.