Caldera de Ilopango: la erupción dio lugar a un lago de origen volcánico
Caldera de Ilopango: la erupción dio lugar a un lago de origen volcánico.

En 431 d.n.e., hace 1.590 años, la civilización maya fue arrasada cuando el volcán Ilopango entró en erupción, matando a todos los seres vivos en un radio de 40 km alrededor del volcán, según un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de científicos y con la participación de Dario Pedrazzi, investigador de Geociencias Barcelona – CSIC (GEO3BCN). El artículo ha sido publicado en la revista PNAS.

Como han demostrado estudios anteriores, hubo una gran erupción volcánica en la región, pero aún se desconocía la fecha concreta del suceso. Esta nueva investigación dirigida por Victoria Smith, profesora asociada de la Universidad de Oxford y directora del grupo de Tefrocronología, ha establecido la fecha y la naturaleza precisas de esta erupción.

Para conseguirlo, los científicos analizaron un núcleo de hielo recuperado de Groenlandia y también llevaron a cabo mediciones de radiocarbono de un árbol carbonizado que se encuentra en los depósitos de ceniza de TBJ (Tierra Blanca Joven). Por lo tanto, pudieron fechar con precisión la erupción masiva con sólo un par de años de margen, en 431 d.n.e.

El equipo de investigación utilizó un modelo de dispersión de tefra en 3-D para estimar que la columna de erupción se elevó a 45 km y que la ceniza de Ilopango se dispersó a más de 7.000 km de distancia, hasta Groenlandia.

La erupción de Ilopango fue más de 50 veces mayor que la del Monte Santa Helena

Este trabajo sigue estudios previos que fueron publicados en 2019 y en los que describimos, gracias a un análisis extenso de los depósitos de ceniza en El Salvador, los principales parámetros físicos de esta violenta erupción que alcanzó su clímax con una serie de flujos piroclásticos vinculados al colapso de la caldera“, según Dario Pedrazzi, investigador de GEO3BCN y coautor del estudio. “Gran parte de esta investigación ha sido posible gracias a todos los datos adquiridos durante tres campañas de campo realizadas en El Salvador durante las cuales realizamos un mapeo detallado de los depósitos de cenizas presentes en un área de 200.000 km2“.

Alrededor de 55 km3 de magma brotaron de Ilopango. “Más de 2 millones de km2 de Centroamérica estaban cubiertos con al menos medio centímetro de ceniza, y el cielo habría estado oscuro en esta región durante al menos una semana“, afirma Victoria Smith.

Smith comenta que “la erupción de Ilopango fue más de 50 veces mayor que la del Monte Santa Helena“, que tuvo lugar en 1980. “Los flujos piroclásticos de la erupción de Ilopango fueron 10 veces el volumen de los del Vesubio, que entró en erupción en el 79 d.n.e., conservando la ciudad romana de Pompeya en cenizas“, agregó.

La explosión tuvo lugar durante el Período Clásico Temprano Maya, que se extendió desde el año 300 al 600 d.n.e., cuando la civilización creció en América Central. Smith añade que “la explosión habría matado a todos los seres vivos en un radio de 40 km y no habría habido habitantes durante muchos años o décadas en las cercanías“. Sin embargo, la enorme erupción no tuvo un impacto marcado en los mayas en otros lugares.

Se pensaba que Ilopango fue responsable de la década anormalmente fría en el hemisferio norte alrededor del año 540 d.n.e. Pero el trabajo muestra que esta fecha está en desacuerdo con la evidencia arqueológica (producción de cerámica), que en realidad sugiere una fecha cercana al inicio del período Clásico Temprano.

La Caldera de Ilopango se encuentra a menos de 10 km de la ciudad de San Salvador, la capital de El Salvador, y forma parte del Arco Volcánico de El Salvador, que incluye un total de 21 volcanes activos, siendo uno de los segmentos más activos del Centro del Arco volcánico de América.

Fuente: PNAS.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.