El pasado mes de junio Siruela publicó, por fin, el tercer tomo de “La Academia“, escrito por Amelia Drake, seudónimo de los dos famosos escritores italianos en literatura juvenil: Pierdomenico Baccalario y Davide Morosinotto.

Tenía muchas ganas de volver a sumergirme entre las páginas de esta historia. Recorrer los pasillos secretos de la academia y descubrir más sobre las calles de la ciudad de Danubia.

El primer libro me gustó muchísimo por todo su abundante nivel de aventuras y misterio en apenas doscientas y pico páginas, fue bastante introductorio, pero con la dosis justa para dejarte con ganas de seguir leyendo. Su segunda entrega fue mejorando, toda la trama iba cogiendo forma, sus personajes daban un cambio a mejor y el misterio seguía intacto. En esta tercera entrega no ha decepcionado, sino todo lo contrario, es la que más me ha gustado hasta el momento.

Si echamos la vista atrás, recordaremos que Twelve, nuestra pequeña protagonista, fue secuestrada y confinada en una academia para ladrones haciéndola un fantasma ante todo el pueblo de Danubia. Twelve consigue escapar gracias a su ingenio y valentía, pero por culpa de confiar en quien no debía vuelve a la academia bajo amenaza, por lo que se jura a si misma que será la mejor alumna que se haya visto jamás, siendo así, una nueva heroína entre sus compañeros.

En el segundo libro, vemos a una Twelve más fuerte, más madura, y dispuesta a todo por proteger a Ninon, la niña de cinco años de la que se hace cargo. En esta entrega profundizamos más en los compañeros de su manada los Deshollinadores, entre los cuales se encuentran sus dos fieles compañeros: LapoMathias. También descubrimos algo más del misterioso jefe de la manada, Lobo y su historia con Amarillis; Después vimos como Twelve tiene que aprender a trabajar en equipo con el resto de compañeros de la Academia y que pertenecen a distintas hermandades: los acróbatas y los lores. Los exámenes finales consisten en organizar un gran robo en la ciudad, que por equipos deben preparar entre ellos. Pero culpa, otra vez, de la confianza que Twelve deposita en Stephen Seventeen, su único amigo y primer amor en el orfanato, pierden la prueba y a uno de los miembros del equipo.

Esta vez, en “La Academia: Tercer libro“, Twelve aprende de sus errores y ya no confía en nadie más que en sí misma. Su rencor hacia todo lo que la rodea la ha vuelto temible y peligrosa. Pero este año los retos de los profesores aumentan y son más temerarios. Por lo que una vez más, necesitará la ayuda de sus compañeros y de los amigos que creía perdidos para volver a idear un plan y escapar de una vez por todas del infierno que es para ella la Academia. Llevándose consigo a la pequeña y futura experta en cerraduras, Ninon.

En esta entrega ya tenemos claros los personajes principales, cada uno tiene su habilidad y su propia historia. Algunas cobran más protagonismo que otras, pero los autores consiguen enlazarlas todas las historias con destreza, todos los personajes juegan un papel importante, ya que, si faltase solamente uno de ellos, se iría a pique. También podremos ver el lado más romántico y celoso de Twelve, cosa que ha encajado bastante bien con toda la trama dejándonos un final del tercer libro muy abierto y con multitud de posibilidades.

Sigo encantada con esta saga y es que me cautivo desde el principio. Os animo a seguir con ella, y si no la sigues, a que la empeceis. Tiene una trama bien estructurada, un no parar de acontecimientos y mucho misterio con giros inesperados de los buenos. Todo ello en libros que no pasan de las trescientas páginas y que saben crear expectativa.

Si os hablo de los autores os tengo que hablar de Pierdomenico Baccalario Davide Morosinotto. Aunque en la contraportada de este libro nos encontremos con la autora, Amelia Drake, no es más que un seudónimo bajo el que se esconden estos dos escritores italianos muy conocidos dentro del mundo de la literatura juvenil y fantástica.

Pierdomenico Baccalario es un escritor italiano especializado en literatura juvenil, periodista y escenógrafo. Colabora con la Scuola Normale Superirore de Pisa. Ha cultivado los géneros de la novela histórica y fantástica, escribiendo así varias novelas como “Los guardianes del tiempo”. Ganó el premio Barco de vapor en 1998.

Davide Morosinotto vive en Bolonia desde hace muchos años, es periodista y traductor de videojuegos. Siempre quiso ser escritor y lo ha conseguido con numerosos libros dentro de la literatura juvenil y entre los géneros de aventuras y fantásticos.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.