Square Enix es una caja de sorpresas en cuanto a lanzamientos en sus sagas principales y en poder darles un giro de tuerca a través de spin-off o propuestas jugables totalmente innovadoras. Hoy os hablamos de Kingdom Hearts: Melody of Memory, un título que toma la licencia del conocido crossover de personajes Disney junto a Final Fantasy. La mezca del original fue un detonante para lo que conocíamos en el mundo de los videojuegos, además de ofrecernos por otra parte una mezcla de plataformas, rol y action-RPG en tres dimensiones de una manera totalmente dinámica.

Siendo excesivamente conservadora en el resto de sus ediciones, ha ido implementando mejoras tanto en su sistema de combates como en las invocaciones o movimientos que podían realizarse. Otro de sus escaparates principales es el de las inclusiones de personajes y licencias Disney, juegos en los que han podido disfrutarse ambientaciones de Hércules, Toy Story, Mulán, El Rey León, Piratas del caribe, Frozen o Pesadilla antes de Navidad entre otros. Como podéis ver, la esencia de las películas junto al planteamiento de Square Enix ha sembrado buenos resultados con el paso del tiempo. Creíamos que con el contenido descargable Kingom Hearts III: ReMIND ya no veríamos por un tiempo más de esta franquicia, pero Melody of Memory ha sido una auténtica sorpresa.

Un importante legado musical

No debemos de mirar demasiado lejos para encontrar un spin-off musical de este estilo. Sin salir mucho del patrón Square Enix y musical tenemos la conocida franquicia Theatrhythm Final Fantasy, que aterrizó hace algunos años en plataformas como Nintendo 3DS y trajo consigo una propuesta entretenida y simpática. Repasar los momentos más importantes de la saga Final Fantasy, sus temas más míticos y junto a un conjunto de personajes coloristas tuvo como consecuencias unas buenas ventas. Hoy nos ponemos frente a Kingdom Hearts: Melody of Memory, entrega que ya se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch con una propuesta que guarda grandes parecidos con el mencionado Theatrhythm pero con otras diferencias que pueden llamar tu atención.

Si por algo destaca la franquicia Kingdom Hearts es por su ambientación y personajes de lo más icónicos. Por otro lado, por la esencia que Yoko Shimomura ha sabido transmitir a lo largo de las generaciones. Esta compositora lleva trabajando algo más de dos décadas trayendo temas de lo más representativos, Dearly Beloved, Simple and Clean o Face my Fears, temas principales de las tres entregas principales resuenan en la cabeza de muchos jugadores de la saga. No sólo estos, otros como los de Ciudad de Paso o Destati son muy conocidos y han sonado durante horas junto a Sora, Riku, Kairi y sus compañeros Disney. Indieszero, equipo que se ha encargado del desarrollo de este título, no sólo han querido realizar un recorrido musical por los temas de la banda sonora más importantes sino dar una jugabilidad que no se aleja de la acción pero que enfoca el ritmo como al enemigo a enfrentar y junto al que aliarse.

La historia de boca de Kairi

A diferencia de las entregas originales que viviremos directamente una historia contada de tú a tú y que iremos construyendo a cada minuto, en esta ocasión la escucharemos por boca de Kairi. Una de las tres personas que partieron desde las Islas Destino es la narradora de este viaje que repasará toda la saga Kingdom Hearts. Cuando decimos toda, es al completo, tanto los episodios principales como los spin-off de la saga. Junto a los temas encontramos algunos fragmentos de vídeo que si bien sirven para ponerse algo más al día con la franquicia, aspecto que ha sido bien ejecutado pero al que notamos la ausencia de algunos momentos clave de la historia.

Si nunca has tenido la oportunidad de sumergirte en un episodio de la saga, este te servirá para conocer por a grandes rasgos muchos de los arcos narrativos mientras que si eres todo un experimentado notarás que faltan muchos puntos de importancia y que podrían haberse rememorado. Uno de los puntos más interesantes es el revivir desde un punto de vista completamente diferente la historia, además de otorgar un protagonismo mayor a Kairi, que en ocasiones ha quedado relegada a un punto secundario.

En su aspecto meramente jugable debemos de mencionar que estamos ante una entrega musical que continúa los derroteros establecidos por Theatrhythm Final Fantasy, contando con los mejores temas de la saga Kingdom Hearts y derrotar enemigos a golpe de ritmo. La mecánica hace honor al tópico de “fácil de manejar pero difícil de dominar”, otorgando unos controles sencillos que se componen de un par de botones con los que dirigir a tu equipo, compuesto de tres personajes. Cada uno de estos proporcionará una acción a un miembro que saltará o atacará a un enemigo. La puesta en escena consiste en estos caminando de frente y conforme vayan avanzando se irán topando con obstáculos que deben de ser eliminados o esquivados al ritmo de la música. Es muy curioso y divertido ver como se ataca al ritmo o se salta rápido con una secuencia de notas, por lo que la habilidad rítmica será uno de los principales aliados para salir victorioso.

Disponemos de tres modalidades diferenciadas que proporcionan formas de jugar diferentes y muy amenas. La primera de ellas es su modalidad de campaña en la que se recorrerán los temas y puntos más importantes de la franquicia Kingdom Hearts. El objetivo principal es llegar hasta el final de la canción con la barra de vitalidad llena. Para ello habrá que hacer uso de todo tipo de acciones para atacar, esquivar proyectiles, saltar o planear. Uno de los principales hándicap es el de cumplir con una serie de objetivos que ayudarán a desbloquear nuevas pistas. No fallar durante un determinado lapso de tiempo, no cometer fallos o derrotar un número concreto de enemigos otorgará una puntuación que te dará paso a seguir avanzando en tu aventura. Cada uno de los mundos consta principalmente de dos o tres canciones y en ellas iremos acompañados de uno de los personajes protagonistas en los que se basa.

Un viaje musical con muchos protagonistas

También se disponen de algunas canciones que no pertenecen a un mundo concreto pero sí a temas muy conocidos del título. Estas por extensión son mucho más largas y son en gran parte los que se desbloquean al lograr los objetivos mencionados anteriormente. Jugar canciones como Simple and Clean o Sanctuary de Utada Hikaru además de una fase especial basada en la nave Gumi son detalles que encandilarán a los fans. Por último debemos de mencionar batallas contra jefes, repasando también a los más conocidos de la serie. Este es quizás uno de los puntos que menos justicia hacer al título ya que las dimensiones de estos y que las canciones sean más aceleradas hacen algo más complicado seguir el ritmo. En este caso son muy pocas las que se han incluido y que de haberse enfocado de otra forma hubieran sido otro punto más que favorable.

Conforme se salga victorioso de las canciones los personajes irán ganando puntos de experiencia que les darán la posibilidad de desbloquear una mayor vitalidad o más habilidades. Por otra parte, se irá ampliando la plantilla de personajes seleccionables de la talla de Ventus, Terra o Aqua, así como otros procedentes de títulos como Kingdom Hearts: Birth by Sleep o Kingdom Hearts: 358/2 Days. Tarjetas de personajes con datos sobre ellos o ilustraciones que relatan la historia son otros de los extras a los que puedes acceder.

En cuanto a aspectos técnicos, primero hemos de señalar que se ha utilizado un motor que guarda gran parecido al ya utilizado en Kingdom Hearts III. Este cumple, sin grandes pretensiones, cargando multitud de elementos al mismo tiempo y proporcionando un rendimiento estable en todo momento de la partida. Los diseños de los personajes y enemigos son idénticos a los que hemos podido ver en entregas originales y remasterizaciones, ambientando de forma notable la aventura. Los escenarios que irán recorriéndose muestran multitud de detalles y guiños a la franquicia que los fans agradecerán. En cuanto a la selección musical contamos con algo más de tres decenas de canciones entre las que encontramos Simple and Clean, Let it Go, Bajo el mar, los temas de Roxas y Kairi o algunos de las principales canciones de batalla de la serie entre otros. Es un auténtico repaso a prácticamente lo mejor de la banda sonora con una selección sobresaliente.

Muy entretenido y rejugable

Kingdom Hearts: Melody of Memory nos ha parecido un título notable y muy entretenido. No sólo eso sino que en materia jugable ofrece una gran cantidad de horas gracias a su re-jugabilidad y multitud de contenidos desbloqueables. Su sistema es sencillo de aprender y difícil de dominar, además de que disfrutar de la selección musical de la franquicia y la historia de Kingdom Hearts desde el punto de vista de Kairi son otros dos grandes atractivos. Sin lugar a dudas es un juego que como fan es totalmente indispensable, es la posibilidad de tener una banda sonora jugable que además homenajea a la serie. Si por otra parte no has podido disfrutar de la franquicia y quieres hacerte con él, te supondrá un título entretenido con el que conocer a grandes rasgos la historia y puede servir como trampolín a sumergirte en la saga de Square Enix y Disney en tu consola.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.