El primer DLC de pago de Kingdom Hearts III, Re:Mind salió a la venta hace unas semanas y no llegó exento de polémica, tanto por su precio (30 € en su edición estándar) como por su contenido. Y es que Re:Mind viene a completar el final del juego, a dar respuesta a algunas preguntas que se quedaron en el aire y añadir otro final oculto más. Y no nos queda más remedio que preguntarnos, ¿era necesario sacarlo a parte? ¿No podía haber estado incluido en el juego original?

Para Square Enix la respuesta debió ser no. Para quien esto escribe y a nivel de opinión personal, la respuesta debería haber sido sí. Al menos la parte añadida al final del juego debería haber estado así en el lanzamiento del juego, quizás como recompensa al pasártelo la primera vez. Porque añade algunas escenas extra y explica ciertas cosas que de otra manera se habían quedado muy en el aire.

Pero aparte de esta suerte de «final extendido», ¿qué más nos trae Re:Mind?

Minutos y minutos de cinemáticas

Una vez hemos instalado el DLC, su contenido nos aparecerá para elegir en el menú de inicio y solo podremos jugarlo cargando una partida que tengamos finalizada previamente. Como no queremos haceros spoilers, digamos que el contenido extra tiene una gran cantidad de cinemáticas y nos hará revivir las escenas finales del juego, desde que llegamos a la Necrópolis de las Llaves Espada por primera vez, pero desde otro punto de vista (que no vamos a desvelar aquí). Además, nos permitirá explorar Scala ad Caelum de una forma que echamos en falta en el juego original. Y, como decíamos, completará algunas partes de la etapa final del juego que necesitaban explicarse un poco mejor.

Lo que sí podemos decir es que nos esperan nuevos combates y la repetición de otros, en algunos de los cuales podremos elegir entre luchar con Sora u otro personaje. Estos nuevos combates, dependiendo del nivel de dificultad en el que estéis jugando, serán más o menos duros, aunque alguno sí que supone un poco más de dificultad.

Para «facilitarnos» un poco las cosas, y gracias al parche 1.09, Sora recibirá nuevas habilidades de combate que mejorarán sus combos, además de hacer el sistema de combate más rápido y ágil y, si encontramos todos los Portafortunas en nuestra partida cargada, podremos recoger la Llave Espada Prometida en la tienda Moguri. La Prometida tiene dos formas y unos ataques finales bastante potentes. También podrá conseguirse la Llave Espada Recuerdos Lejanos, pero esta costará un poco más, entre otras cosas, completar el juego en nivel Maestro.

Una vez hayamos completado el final del juego y visto la escena de créditos (con escenas añadidas), desbloquearemos tres nuevos contenidos del DLC: un capítulo extra, la composición fotografía y la presentación de diapositivas.

Empezamos por las fotos; en la composición podremos crear casi de forma ilimitada fotografías combinando fondos, personajes, Llaves Espada, expresiones, poses, etc., realizando así esas instantáneas que de otra forma sería imposible. El editor ofrece muchas posibilidades y seguro que algunos le sacaréis auténtico partido para crear fondos de pantalla (o memes).

Por su parte, la presentación de diapositivas nos permite crear vídeos con música a partir de las fotografías que hayamos hecho durante el juego.

Y finalmente, el episodio extra, Episodio Limitcut, toma lugar después del final del juego y, como no queremos revelaros mucho, diremos que sobre todo se trata de completar 13 combates extra con diferentes jefes, para los que vais a necesitar tener un buen nivel con Sora o se os harán muy cuesta arriba. Sin duda, para los amantes de los desafíos, estos serán los mejores combates del juego.

Completar esos combates nos permitirá acceder a un combate secreto más con un personaje que los que hayan completado el final secreto del juego original reconocerán sin problemas. Es en este episodio extra donde los personajes de Final Fantasy, que no habían hecho acto de presencia en Kingdom Hearts III, vuelven a aparecer.

Finalmente, el DLC añade el Menú Extra; una característica que nos permitirá personalizar la dificultad de Kingdom Hearts III a nuestro gusto al inicio de la partida, pudiendo activar unos modificadores llamados «códigos Experto» (defensa nula, sin cura, sin nexo, sin tiro certero, etc.). Básicamente, podremos complicarnos el juego tanto como queramos.

La pregunta, ¿merece la pena entonces?

¿Hacerse con Re:Mind o no hacerse con Re:Mind? Lo cierto es que depende. Depende de si solo vas por la parte de la historia y los combates extra contra jefes de alta dificultad no te atraen o por el contrario, tienes ganas de un buen desafío, exprimiendo el sistema de combate de Kingdom Hearts III.

Lo cierto es que, sin contar el Limitcut, el contenido del DLC amplía alrededor de unas cuatro horas de juego, con, como decíamos, mucha cinemática, y sí, da respuestas a algunas preguntas que quedaron en el aire. Pero no deja de ser una especie de «retelling» del final original, que ya podréis ver en diferentes canales de YouTube. Ahora, si queréis disfrutar de los que probablemente son los mejores combates del juego, el episodio extra os dará eso.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.