Hit-Monkey

Por fin, ‘Hit-Monkey’ (Disney +) ya está aquí. Y digo “por fin” porque su estreno ya estaba previsto para el noviembre pasado e, inexplicablemente, desde Disney buscaron otra fecha más -aparentemente- propicia que, finalmente, fue el 26 de enero. Ese día llegó uno de los personajes más irreverentes de Marvel, en una producción visualmente impactante y que arrastra consigo una historia de dudas. Desde la misma Marvel, hasta el año pasado, tenían serias dudas sobre poner su sello en una serie tan explícita en su violencia.

Y es que ‘Hit-Monkey’ es violenta, mucho, de formas además sorprendentemente variadas… Pero también es cierto que esta violencia tiene un sentido y un propósito. Pues Monkey (doblado por Fred Tatasciore) es un personaje que surge de la violencia, vengativo porque no le ha quedado otro remedio ni le han dejado otra salida. No quiere hacerlo, pero tampoco puede rehuir de ello. Este “viaje del héroe” clásico tiene, sin embargo, un problema, y es que Monkey es, además, un mono. ¿Solución? Desde el principio, la narrativa de la historia nos presenta un proceso de progresiva humanización que será, de hecho, uno de los mecanismos narrativos principales de la serie; además de marcar el ritmo de ésta.

‘Hit-Monkey’ es temáticamente interesante, con personajes muy bien construidos

El otro mecanismo narrativo tiene nombre: Bryce (Jason Sudeikis). Un asesino a sueldo encargado de matar al candidato Ken Takahara y que, mientras culmina su trabajo, es traicionado y asesinado por los mismos que lo contrataron. Su espíritu, sin embargo, no solo no ha “ascendido” sino que ha establecido un vínculo con Monkey hasta convertirse en su compañero de aventuras, su conciencia y su inteligencia social y emocional para interpretar el mundo humano que lo rodea. Es, salvando las distancias, su Sancho Panza, pues no solo lo acompaña en su “viaje” sino que además lo ayuda y colabora fundamentalmente en su misión de venganza -que también parece ser la suya-.

A su alrededor, esquemas clásicos de la narrativa de compañeros, de héroes justicieros (se huelen ciertas notas que nos recuerdan a ‘V de vendetta’), de violencia cruel y explícita, y de cultura tradición japonesa, se mezclan en una serie narrativamente coherente, de humor socarrón y divertido, con momentos terriblemente hilarantes y surrealistas, y que, sobre todo, sobresale por su gran dominio del tempo narrativo. Podemos ver como, poco a poco, Monkey va creciendo como personaje, mientras los demás personajes lo acompañan en este viaje.

Para este crecimiento personal de Monkey es fundamental que la causa que lo mueve a pelear sea ética y moral, en este caso concreto es la lucha contra la corrupción. No se trata solo de vengar todas las muchas muertes consecuencia del asesinato de Ken Takahara, sino también de defender la lucha contra la corrupción que encarnaba Ken y que ahora representa su hermano, Shinji Takahara (George Takei, sí, el de Star Trek) y la sobrina de éste, Akiko (Olivia Nunn), con quien Monkey establece una conexión especial ya desde el inicio.

Crece hasta un punto verdaderamente notable

Así que ‘Hit-Monkey’ (Disney+) destaca por muchos motivos: es temáticamente interesante, con personajes muy bien construidos y llevados a lo largo de sus diez capítulos de veinticinco minutos (aproximadamente) de duración, con un ritmo trepidante y un avance de su narrativa tan bien llevado que, superados sus primeros capítulos algo caóticos, comienza a crecer hasta llegar a un punto verdaderamente notable.

Su final no deja dudas de que sí habrá una segunda temporada, y sus creadores Josh Gordon y Will Speck ya van por ahí diciendo que tienen material para diez temporadas por lo menos. Sea como sea, ‘Hit-Monkey’ es una serie de animación adulta estupenda que se disfruta, se devora y deja con ganas de más. Marvel nos ha entregado otro notable producto de animación que, como fue ‘M.O.D.O.K.’ en su día, otorga protagonismo a esos personajes que, no exportables a su universo principal, también tienen mucho que decir y que aportar.

Nota: 7/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.