Minotauro, a través de su sello timunmas,  nos trae esta pequeña joya complemento de la serie documental de seis capítulos del canal de TV AMC James Cameron: Historia de la Ciencia-Ficción. No estamos hablando de un tomo enciclopédico o de un diccionario visual, sino de un libro cuyo objeto es repasar la historia y la evolución del género a través de las mentes más creativas de los últimos años. Para ello, el texto intercala entrevistas con ensayos temáticos, interrelacionado todo ellos de una manera acertada, ya que que se intercalean e hilan perfectamente. La edición en tapa dura es de buena calidad y se ha optado por un formato cómodo de manejar (19 x 24 cm) y un total de 224 páginas para leer y releer. La traducción está a cargo de Traducciones Imposibles, S. L., como viene siendo habitual en los últimos títulos de esta editorial.

El libro se abre con un prólogo de James Cameron que, tras la presentación, nos enumera su Top de favoritos tanto del cine como la literatura. Le sigue un prefacio a cargo de Randall Frakes y por último, el propio Randall le hace a James Cameron una entrevista. A partir de ese momento empezamos a tener una alternancia entre los capítulos temáticos y las entrevistas a personajes relevantes. El libro se cierra con un epílogo a cargo de Brooks Peck.

Los directores de cine que aparecen en este libro son los responsables de los grandes títulos de la historia del cine de ciencia-ficción de los últimos 40 años y estos, a su vez, han inspirado a nombres que actualmente brillan en primera fila tales como los hermanos Matt y Ross Duffer, responsables de la serie Stranger Things. Los amigos de Cameron que hoy se dan cita, alimentaron su juventud con toda revista o Pulp Magazine que caía en sus manos, devoraban las películas de serie B y las entregas matutinas de la televisión, sin dejar de leer los libros de los grandes maestros como Bradbury, Clarke, Heinlein y Asimov y los iconoclastas de la New Wave de los años 60. A su vez ,todo este material era producto de la revolución que se había producido a finales del siglo XIX y principios del XX. Por lo tanto, la historia que hoy se nos narra es el resultado compacto de estrato tras estrato formando un denso poso que ha llegado hasta nuestros días y que sigue revolucionando la historia del cine, la literatura, la televisión y los cómics. No olvidando el cualitativo salto que se ha dado a los videojuegos y la Realidad Virtual inmersiva que nos proponen.

Entre los aspectos positivos que aporta el libro físico frente a la serie de episodios grabados para la televisión (que incorpora breves clips e intervenciones de actores, escritores y profesionales de la industria del cine), se encuentran las muchas ilustraciones de arte conceptual que aparecen, algunas inéditas al pertenecer al archivo personal de Cameron, así como icónicos carteles de películas y fotogramas de escenas míticas del cine y televisión. Las referencias a la literatura no faltan, tampoco. Como digo, una síntesis perfecta que incluye preguntas que permiten un análisis profundo del género que a día de hoy sigue ampliando sus límites y emocionando al público y a los fans.

El tomo arranca con un prólogo del propio Cameron donde nos introduce en su pasión por la ciencia-ficción. De hecho pondera que este género no tenga fronteras, a diferencia de otros campos, lo cual le permite expresarse eludiendo prejuicios o dogmas preguntándonos qué significa ser humano, cuál es nuestro lugar en el gran orden de las cosas, estamos solos en esta inmensidad o formamos parte de una comunidad mayor, cuál es el significado de todo esto y así un sinfín de preguntas más que el género de ciencia-ficción puede desarrollar. El prefacio que sigue obra de Randall Frakes, amigo de Cameron desde 1972 cuando los dos estudiaban en California. Su pasión por la ciencia-ficción les unió. En este prefacio se nos anticipa alguna que otra anécdota vinculadas a las películas de la filmografía de Cameron, como por ejemplo que por el año 1984 la novia de Cameron era una camarera en la que este se inspiró, dadas las historias que le contaba todos los días, para crear la protagonista Sara Connor de Terminator.

El primer plato fuerte de este volumen es la entrevista con James Cameron; a modo de pincelas os diré que en ella descubrimos la razón por la que de joven creció su afición por la ciencia-ficción, quiénes fueron sus mentores y si hubo algún punto de inflexión que hiciera que su manera de hacer cine cambiara. De su mano, se nos desvela que lo que le enamora de la  CiFi es que es capaz de utilizar extraterrestres y naves espaciales para disfrazar comentarios y críticas sobre la sociedad que de otra manera el público habría rechazado. Y esto, creedle, ha sido muy importante en décadas pasadas. El propio Cameron nos recuerda que la ciencia nos demuestra que todavía existe un largo camino que recorrer; baste como ejemplo los avances en inteligencia artificial. Pero, también, es importante saber las implicaciones morales, éticas, o inclusive en ocasiones si hay razones políticas detrás que puedan influir. ¿Dónde queda el ser humano en todo esto? Así que ficción es en realidad la ficción humana más completa, porque trata de la humanidad y de la tecnología y de cómo hemos evolucionado junto a ella. Otro ejemplo más de esas influencias las vemos en pelúculas como Lawrence de Arabia donde al final de lo que se trataba era del petróleo. En la CiFi  un ejemplo sería Dune, donde lo importante era la especia. Al final todas las películas están interrelacionadas, unas beben de otras, así como de la propia realidad. En esta amplia entrevista encontraremos respuestas a los temas del libros y sabremos por qué James Cameron se ha salido de alguna manera de la línea habitual. Lo cual se ha convertido en uno de los genios más innovadores. No faltarán las menciones a la serie de películas de Terminator (1984 y 1991), Aliens (1986) o Avatar (2009); o su pasión por el aún desconocido mundo submarino y su fallido proyecto de rodaje en la estación MIR en colaboración con Rusia.

Tras esta interesante entrevista que mezcla obra propia y opinión, se intercalan los ensayos y las entrevistas. Yo os las resumo en dos bloques con una somera introducción, para que sepáis qué os vais a encontrar, pero sabed que todo está unido por un hilo común, de tal manera que los entrevistados nos ayudan a contextualizar sus realizaciones con las raices de la historia de la ciencia ficción.

 

ENSAYOS

 

Vida extraterrestre. Desde que el ser humano puso los ojos en las estrellas ha sido inevitable pensar que pueda haber vida extraterrestre. Novelas como las de H.G. Wells o Julio Verne nos trasladaron hace ya mucho tiempo a nuestra cercana Luna. Haremos un repaso a las muchas películas y libros que han jugado con la posibilidad de que no estemos solos en el espacio. Es ahí cuando entra la hipótesis de si serán amigables o no, como los humanos o quizás con otra forma o materia. Para ilustrar este apasionante dilema utilizaremos la visión que utilizaron películas como Solaris (1971, 2002), La invasión de los ladrones de cuerpos (1956), Alien (1979),… Como dijo Carl Sagan (1934-1996), en el universo podemos estar solos o no, cualquiera de las dos opciones es aterradora.

El espacio exterior. En este apartado se nos hace un repaso al tratamiento del género que nos ha llevado más allá de nuestras fronteras, por lo que es inevitable hablar de tripulaciones como la de Star Trek. La clase de space opera que resucitó La guerra de las galaxias (1977) generó una escalada superlativa al respecto de los viajes extrasolares. Así hasta darse una cierta inversión en la mirada con estrenos más recientes como Marte (2015). Después de décadas viajando e imaginando lugares lejanos y fabulosos, en los últimos tiempos asistimos a una vuelta al realismo, un anticipo de cómo será nuestra exploración pero apoyado en avances que ya están en funcionamiento.

 

Viajes en el tiempo. Este tema nos apasiona sobremanera. ¿Será, quizá, porque detrás se esconde nuestro miedo a la muerte? Para tratar este subgénero una de las paradas obligadas será la serie que la BBC estrenó en 1963, Doctor Who y que todavía hoy sigue en emisión. El viaje en el tiempo propone cuestiones filosóficas a propósito del libre albedrío o bien la posibilidad de múltiples paradojas temporales que se pueden dar. De nuevo, se nos hace un repaso a películas y novelas tan importantes como la poco conocida Primer (2004) o bien la mítica El tiempo en sus manos (1960).

 

Monstruos. Si en algo coincidimos casi todos es en que el primer referente moderno de la ciencia-ficción podría ser el Frankenstein de Mary W. Shelley. A partir de ese momento dejad que vuestra imaginación se desborde y ver cómo monstruos gigantescos asolan ciudades, alienígenas acaban con la tripulación de una nave, un científico a través de la manipulación del ADN trae de nuevo a los dinosaurios a este planeta o bien una Cosa misteriosa aparece enterrada en el Polo Norte. De nuevo, el texto nos hará reflexionar a través de qué parte de nuestro subconsciente o miedos están encerrados en esta traslación hacia mutaciones o seres venidos de lo más oscuro de la naturaleza.

Futuros oscuros. Aquí encontraremos un repaso a todas las hipótesis que nos llevan a pensar en distópicos futuros que han surgido de la cabeza de los maestros como ser la última víctima que vuelve a la vida como un vampiro o ser el último hombre de la tierra que debe eliminarlos. Como habrás descubierto estoy hablando Soy leyenda (2007) basado en la novela de Richard Matheson y que ya había tenido una versión cinematográfica en 1964. Pero, también, es fácil hablar de un mundo en el cual para aplacar la violencia hay que recurrir a policías robots o bien descubrir que podemos estar viviendo en una simulación de Matrix o no. El texto trata de entrever en títulos como Fahrenheit 451 no ya tanto la certeza de un futuro oscuros, sino que se nos alertaba sobre ellos en base a nuestro presente. Siempre hay algo nuevo a lo que temer y nuevas películas que tratan esos miedos.

Máquinas inteligentes. Tanto en la Tierra como en lejanas galaxias, aparecen en la CiFi máquinas inteligentes a menudo como los protagonistas. Puede ser inteligencias artificiales incorpóreas como el ordenador Hal 9000 o bien pueden ser cuerpos mecanizados como el enorme robot de Ultimátum a la Tierra (1951) o bien elegante y encantador androide C3-PO de La guerra de las galaxias (1977). Entre otras reflexiones se tratará el tema del código moral para los robots, más sofisticados que las tres leyes que inventó Asimov pero que sean veces que es necesario. La Unión Europea está considerando seriamente si al final será necesario asignar una identidad propia a los robots más desarrollados. De nuevo las historias de ciencia-ficción son nuestros avisos para ser cautelosos mientras nos encabezamos hacia la inteligencia artificial del futuro.

 

ENTREVISTAS

 

Steven Spielberg. Como no podía ser de otra manera, el primer entrevistado que aparece en el libro es este genial realizador que lleva cinco décadas abarcando todo tipo de géneros. A él le debemos desde su Encuentros en la tercera fase de 1977 a toda una lista de títulos que nos ha dado recientemente la versión cinematográfica Ready Player One (2018). Conoceremos cómo este visionario alimentó su imaginario que tendría que explotar en toda una serie de películas que han quedado para el recuerdo y que han servido de guía para otros muchos después. A modo de ejemplo, Spielberg destaca la influencia que confiesa tuvo en él 2001: Una odisea del espacio (1968), así como las películas de serie B que veía en televisión este observador de la vida. Sus películas podría decirse que tiene un denominador común; tocan tramas de la realidad o el día día de una casa corriente que se ve inmersa en circunstancias totalmente fantásticas. Spielberg ha tirado de muchos escritores como H.G. Wells. Con Spielberg y George Lucas la ciencia-ficción pasó a ocupar los taquillazos de las listas de estrenos. A partir de eso ese momento, la ciencia ficción ya era el plato de carne cuando solía ser el postre después del plato principal. Ahora son las películas que recaudan todo el dinero y dejan de lado nuestra incredulidad.

George Lucas. No podía faltar este maestro que en 1977 marcó un antes y un después con su película La guerra de las galaxias. Si bien, es cierto que esta Space Opera confunde a muchos neófitos a la hora de definir lo que es la ciencia-ficción. Sea como fuere, esta película de aventuras, que tiene su filosofía particular, no solamente rompió moldes a la hora de hacer una película o cómo publicitarla, sino que sirvió de mecha que prendió en la meca del cine para poder apostar por este tipo de cine. Con George Lucas se volvió a poner en valor series tales como Flash Gordo. El propio Cameron cuando confiesa que se apoyó en Buck Rogers.

Christopher Nolan. Este director está recibiendo en los últimos años numerosos elogios de la crítica. Sobre todo después de saltar a la fama con su desconcertante película Memento, del año 2000, y ser responsable de haber resucitado a uno de los héroes con más sombras. Las películas Origen (2010) e Interstellar (2014) son una exploración intelectual de otras dimensiones basada en la emoción y la originalidad. La entrevista entre otros aspectos se centrará en los entresijos de la película Interstellar, si bien no será lo único de lo que habla. Habrá tiempo para Almas de metal o bien La fuga de Logan. También, habrá una parada para ver cómo William Gibson en su Neuromante.

Guillermo del Toro. Otro visionario cineasta que ha inventado, entre otras cosas, monstruos incomprendidos. Este mexicano conoce a Cameron desde hace 26 años y conversa a propósito de la interacción entre el terror, la ciencia-ficción y la fantasía, la imperdurable genialidad filosófica de la historia de Frankenstein en su versión cinematográfica de 1931. También se hablará de la televisión y su nueva serie de estreno así como las referencias a los zombies de Romero o a Charlton Heston en El último hombre vivo.

 

Ridley Scott. Qué decir de quien con un único largometraje a sus espaldas en 1979 revolucionó el genero con una película de terror espacial. Y poco después, en 1982, con su largometraje Blade Runner volvió subir el listón de la ciencia-ficción por sus ideas, tan adelantadas en su tiempo que tales genialidades no se pudieron apreciar en su totalidad hasta años más tarde. Aquí Scott hablará de los peligros de la inteligencia artificial, de sus recuerdos de la creación del monstro Alien y de la nostálgica belleza de una de las escenas de Blade Runner más inolvidables: el monólogo de las lágrimas en la lluvia del replicante Roy Batty.

Arnold Schwarzenegger. Entre los entrevistados, no podía faltar este actor que en 1984 salto a la fama gracias al Terminator de James Cameron. Desde ese momento el ex culturista paso a protagonizar películas del género de ciencia-ficción que han quedado para el recuerdo tales como Depredador (1987), Perseguido (1987) y Desafío Total (1990). Esta última película es una adaptación de la obra de Philip K. Dick en la que las vacaciones virtuales a Marte de un hombre no salen como él había esperado. Schwarzenegger se reencontró con Cameron en 1991 para rodar la película Terminator 2, el juicio final. En esta entrevista hablará, entre otros aspectos, de las infinitas posibilidades que pueden proporcionarnos los viajes en el tiempo y la tecnología del futuro.

 

El epílogo del libro obra de Brooks Peck (conservador del museum de Pop Culture en Seattle Washington) empieza con la siguiente pregunta: ¿cuál es el futuro del futuro? Una excelente reflexión de por qué nos hacemos preguntas, el balance que llevamos hasta ahora y por qué la naturaleza humana seguirá teniendo los anhelos que nos hace seguir avanzando y aprendiendo, lo cual es clave para la supervivencia.

Emisión de La Nave hojeando este magnífico ejemplar:

Lo cierto es que tanto la serie de televisión como este libro son un conjunto inmejorable para hacer un repaso de la ciencia-ficción del último siglo con reflexiones mirando al fururo. Que nadie le exija lo que es imposible para un libro de 224 páginas. No es un diccionario, pero es una gozada leerlo y ver como frase tras frase nos recuerda elementos de décadas pasadas. Para ello, tenemos unos maestros de ceremonia inmejorables y las referencias son innumerables y adecuadas para tener un conocimiento muy acertado de la historia de la ciencia-ficción. Es un libro para leer y releer, ver y disfrutar. Es cierto que James Cameron y sus colegas, para mostrarnos la importancia del género y la infinitud de maravillas que esconde, se centran especialmente en sus obras propias o en la producción estadounidense, pero también es cierto que el peso específico en gran parte del pasado ha estado allí.

Estamos ante un libro singular donde la premisa de su contendo es ambiciosa. Sin embargo, repito, no se pretende compendiar toda la historia de la Ciencia Ficción, sino exponer las conexiones de los distintos campos artísticos (literatura, cómic, televisión, cine y videojuegos) presentes desde hace casi 150 años. Se reflexiona a propósito del componente filósófico de la CiFi que da la mano a la realidad siempre más avanzada en aspectos tales como la tecnología y las ciencias. El esquema del contenido ayuda en este viaje. Servirá a los nuevos aficionados a contextualizar el presente y bucear en el pasado en el que se apoya. El fan más incondicional viajará feliz por décadas de género redescubriendo títulos, anécdotas y razones por las que hoy la CiFi es parte de nuestra Cultura Popular. Libro que recomiendo sin duda para que os lo regaléis o bien para que hagáis felices a alguien.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.