Para quienes no estén acostumbrados a la terminología, musou hace referencia a una palabra japonesa que significa «el único», dando denominación a los juegos en el que un solo personaje se enfrenta a hordas de enemigos de una manera un tanto solitaria, casi heroicamente, para entendernos un poco más podemos acercarnos a esta idea pensando en los Dynasty Warriors. El juego viene desarrollado por Marvelous Inc., quienes ya conocen el género de sobra; el creador original de Fate/Stay Night y guionista de Fate/Extra Kinoko Nagu vuelve a supervisar este trabajo que nos sitúa en una línea temporal justo después de la anterior entrega, al acabar la Guerra del Santo Grial.

Entrando un poco en la historia, esta vez tenemos la oportunidad de elegir un personaje totalmente a nuestro gusto, aunque la historia se centrará alrededor de los acontecimientos que rodean a Saber; los enemigos vuelven a poblar el mundo, además en grandes oleadas, probablemente debido a que alguien haya estado manipulando un superordenador llamado Moon Cell Automation de una manera maliciosa.

Si bien al comienzo del juego la jugabilidad es bastante sencilla y nos parece un machacabotones más gracias a que somos bastante superiores a nuestros enemigos, la curva de dificultad va aumentando considerablemente conforme vayamos avanzando en la historia, abandonando ese frenetismo inicial para dejar que nos planteemos situaciones de estrategia a la vez que utilizamos las mejoras que podemos conseguir realizando mejores combos y recogiendo objetos una vez finalizada la batalla, que servirán para mantener a nuestro personaje temible frente a las oleadas enemigas.

Volvemos a tener un juego a medias entre musou y visual novel, con una historia que nos atrapa bastante bien gracias al esfuerzo de las voces en japonés, que siempre es un extra a la hora de las entonaciones en juegos de este estilo; una pena que los subtítulos vengan exclusivamente en idiomas asiáticos e inglés, pues se pierde bastante teniendo que leer rápido a la vez que intentamos meternos en la historia y tratamos de comprender algunas frases, que aunque sabemos que este tipo de juego está dirigido a un sector mayoritariamente asiático, personalmente creo que no cuesta demasiado traducir los textos al menos a los idiomas más utilizados entre los que se encuentra el castellano.

En esta entrega podemos contar con la ayuda de un compañero, llegando a compartir sus habilidades de clase cuando estamos junto a él (estado Link), así como la adición de un modo multijugador que le saca varias horas de entretenimiento para jugar en línea o en local, enfrentándonos en batallas de dos equipos de cuatro jugadores por equipo, donde lucharemos por conquistar el terreno del otro equipo. Para todo ello tendremos un total de 26 personajes jugables, un plantel bastante interesante para poder variar nuestro estilo de juego.

Modo visual, BSO e historia

El apartado visual sigue siendo una locura para los ojos, mejorando el modelado de los personajes con respecto a su anterior entrega, además de un mayor detalle de los escenarios en los que luchamos, centrándose sobre todo en un mayor colorido que nos da mejores sensaciones que anteriormente. La banda sonora es un detalle importante en juegos de esta temática, y la verdad es que es bastante buena y variada, llevándonos desde el rock a tonos mucho más amenos con toques de música oriental.

Como hemos dicho anteriormente, la historia continúa justo después de la entrega anterior, pero a mi parecer no necesitamos haber jugado al anterior, pues en la primera hora de juego nos resumen los acontecimientos de una manera bastante eficaz. El modo campaña se divide en tres rutas diferentes que deberemos explorar por separado para enterarnos de todos los detalles de la historia, así como ver los diferentes finales que incluye esta entrega; además, cada ruta desbloquea personajes diferentes, así que es un aliciente más para su rejugabilidad. Al terminar la historia podremos jugar los Extra Levels, combates más difíciles que nos piden requisitos más complejos que alargarán la vida útil del juego a quienes quieran continuar masacrando hordas enemigas.

Conclusión

Entrando en mi conclusión personal, el juego es bastante bueno y divertido de jugar. Estamos ante un musou que no pretende innovar demasiado en el género, pero que incluye novedades respecto a su anterior entrega que lo hacen mejor, ofreciéndonos rejugabilidad gracias a su triple recorrido y desbloqueables, y un modo multijugador que suma horas de entretenimiento. Con un buen número de personajes y una duración de unas 10 o 12 horas (dependiendo también de nuestra manera de jugar, machacando botones o con un poco más de calma), este título nos sitúa en una historia que podemos comprender sin conocer apenas unos datos de la serie o del juego anterior, ya que nos explican sus acontecimientos al principio de este juego. Lo peor del juego es la falta de traducción de textos, sobre todo se hace notar en las batallas mientras tenemos que leer, traducir y luchar al mismo tiempo, aunque quienes estemos acostumbrados al género no nos importe demasiado. Si te aburre eliminar miles de enemigos de una manera a veces un tanto repetitiva deberías plantearte si este es tu género, porque tenemos aquí una buena apuesta con esta entrega.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.