Edu Galán

El humor gráfico siempre tiene encontronazos reiterados con la autoridad. Parece que el poder siempre se incomoda ante lo irreverente, ante lo fuera de lo común y de lo establecido, y de forma especial, parece sentir cierta frustración o complejo ante cualquier crítica o discusión que, además, provoque sonrisa o carcajada, burla o mofa, chanza o sonrojo. De este tipo de cosas sabe bien Edu Galán (Asturias, 1980), uno de los fundadores de la revista Mongolia.

Fco. Martínez Hidalgo: Dinos, ¿porqué la autoridad es tanto de enfadarse y tan poco de reír?

Edu Galán: El orden es inherente a la autoridad. El desorden es inherente al humor. Sacad la conclusión.

Fco. Martínez Hidalgo: Separar “los límites del humor” de los “límites de la libertad de expresión” lo veis en Mongolia ¿cómo algo positivo, porque os da más libertad, o como algo negativo, porque os limita?

Edu Galán: Creo que van unidas, la libertad de expresión y la sátira porque la última se encarga de ensanchar a la primera. Para una revista satírica es contradictorio: te gustaría que hubiese más libertad de expresión pero, a un tiempo, agradeces que haya menos porque así molestas mucho más.

Fco. Martínez Hidalgo: Y ¿No crees que el humor empezará a morir, precisamente, cuando empiece a ponerse límites?

MongoliaEdu Galán: Los límites son siempre culturales y van cambiando: a épocas más liberales las pueden suceder épocas más conservadoras y así. Cuando de pronto hay gente que se considera progresista y dice que el lenguaje “está evolucionando”, por usar términos políticamente correctos o esa cosa del lenguaje inclusivo, te da la risa. Son lo más conservador del mundo, ya que anteponen la identidad o la emocionalidad al uso material y contradictorio de la lengua. Siempre les contesto que, con estas medidas, regresan al sentido etimológico de la palabra “evolución” que es “echar afuera”, apartar de la vista palabras que les son incómodas. No cambian nada en la realidad pero les tranquiliza dejar de escucharlas, como si fuesen niños.

Fco. Martínez Hidalgo: Revistas de humor, raperos, titiriteros… ¿está la libertad de expresión amenazada en España?

Edu Galán: No, sinceramente no creo que esté amenazada pero sí es cierto que vivimos en una época muy problemática, especialmente derivada de las leyes mordazas impulsadas por el Gobierno del PP y que persiguen ideológicamente a personas o creadores no afines. Y luego está otra forma de atacar a la libertad de expresión, desde la izquierda: lo políticamente correcto, que no te lleva a la cárcel pero sí puede impulsar campañas de boicot que te echen de tu trabajo. Ahora resulta que se hace antes una campaña contra un cómico y no contra el ministro del Interior. Ahora resulta que se hace antes una campaña contra el machismo en una industria inexistente, el cine, que contra el exministro de Cultura, al que vi riéndose y pasándolo de puta madre en la última gala de los Goya (hablo de Méndez de Vigo).

Fco. Martínez Hidalgo: En todo caso, ciertos grupos sociales económicamente poderosos o personajes con dinero parecen utilizar los tribunales y las demandas como medio para ahogar a la crítica. En Mongolia lo sabéis bien porque ya habéis tenido las vuestras en los tribunales ¿Son los abogados y los procesos judiciales caros la última técnica de los intolerantes?

Edu Galán: Lo primero es que yo odio la palabra “tolerancia”. Tolera el rey a los súbditos, siempre que digan lo que el rey piensa. Tolera el águila a la pulga. En este caso lo que ocurre es que para algunos su sentido en la vida es que no le ofendan. Esto es una broma en el caso de Ortega Cano, que nos ha llevado a donde estamos: esperando la apelación a un juicio donde fuimos condenados a pagar 40.000 euros y las costas por un cartel de mierda. Menos mal que tenemos a lectores y amigos que, en masa, se suscribieron y compraron camisetas.

Fco. Martínez Hidalgo: Ante estos intentos de silenciaros, los lectores de revistas como la vuestra o El Jueves han reaccionado con su apoyo. ¿Cómo es el lector de revistas de humor en España?, ¿de qué se ríe más?, ¿qué nos hace más gracia?

Edu Galán: Hostia, yo creo que el Jueves y nosotros somos diferentes, aparte de la edad y la periodicidad de cada uno. Ellos son una revista de más ilustraciones y con un tono diferente, sin periodismo. Nuestra revista es otra cosa, juega más a intersecciones con la cultura argentina y con el pop. Además, nosotros somos enanos y nos publicamos de forma independiente y a ellos los publica RBA. En cuanto a nuestros lectores, creo que son buena gente que admite que no todo en Mongolia les va a gustar pero que van a encontrar sátiras de muchos tipos y una sección periodística estupenda, comandada por Pere Rusiñol. Una de mis obsesiones es tratar con respeto a los lectores y eso implica decirles cosas que no les gustan, no ser un panfleto que les haga pajas, como ocurre con muchos cómicos o gente que hace humor político. Hay humoristas de izquierdas que dicen canónicamente todo lo que su público quiere oír: no me interesan. Creo que lo que más risa os hace es la monarquía con Juan Carlos. Ahora, con el barbas y la bulímica es otra cosa.

Equipo de Mongolia
Equipo de Mongolia. Foto: JEOSM.

Fco. Martínez Hidalgo: Entonces, ¿consideras que hay distintos sentidos del humor? ¿Tan distintos son los leitmotiv para la risa en Andalucía, en Galicia o en Madrid? Y si es así, ¿a qué crees que se debe?

Edu Galán: Sí, claro. Se debe a mil factores: procedencia, clase social, estudios, temperatura corporal… yo qué sé. El humor es una cosa muy gaseosa y muy personal. Por eso cuando varios con un mismo humor se juntan, suelen hacerse amigos rápidamente.

Fco. Martínez Hidalgo: El público en general, a la sociedad española, ¿por qué le cuesta tanto ya reírse de sí misma?, ¿o es quizá una impresión nuestra y, en realidad, están más amargados quiénes nos gobiernan que la ciudadanía?

Edu Galán: A todos nos cuesta reírnos de nosotros mismos porque la identidad es una de las variables que nos sustenta como personas. Y es muy jodido reírse, desordenar, lo poco que tienes en orden en ti mismo.

Fco. Martínez Hidalgo: Mongolia en el futuro. ¿Cómo se ven dentro de cinco años?

Edu Galán: Si seguimos a este ritmo, en tele, teatro, libros y revista, probablemente fallecidos. Aunque estaría bien palmar para que varios hijos de puta hipócritas que nos odian hablen bien de nosotros. Sería una gran broma final.

Fco. Martínez Hidalgo: El 7 de enero de 2015 una célula terrorista atacó la sede de la revista satírica francesa Charlie Hebdo. Una ola de indignación y solidaridad se levantó en todo el mundo al grito de Je suis Charlie. Parecía que entonces se comprendía la necesidad de salvaguardar la libertad de expresión como derecho fundamental. Ahora que ya han pasado casi cuatro años. ¿Cómo creeis en Mongolia que ha madurado el #JeSuisCharlie, en verdad ha madurado esa defensa de la libertad de expresión y el humor o no?

Edu Galán: No, fue una demostración puntual de hipocresía. Una más. Pronto ha regresado esa puta mierda de “no debéis ofender a las religiones”, como si no fuesen una de las principales lacras de nuestro mundo. El islam me parece un asco y no me quiero poner a hablar sobre catolicismo, judaísmo o budismo porque vomito. Y ya si hablo de sus representantes, me empiezo a cagar en Dios. O sea que paso.

Fco. Martínez Hidalgo: El humor gráfico y las tecnologías digitales. ¿Relación amorosa o relación tormentosa? ¿Cuál es el futuro de Mongolia con estas tecnologías?

Revista Mongolia: PuigdemontEdu Galán: El gran problema es que en digital es muy difícil sacar dinero. Es muy bonito porque es barato y todo el mundo puede publicar pero ganarse la vida con esto es complicadísimo. Que se lo digan a Pedro J. y su “El Español”.

Fco. Martínez Hidalgo: ¿Cuán distinto es el público de un espectáculo humorístico escénico, en directo o audiovisual, de un lector que se esconde tras la página o la pantalla para disfrutar de su tira cómica? ¿En verdad son tan diferentes los unos de los otros… o son solo rumores mal intencionados?

Edu Galán: Son completamente distintos. Eso es una cosa que hemos descubierto en estos años de oficio: la misma persona puede ser diferente como lector, televidente o espectador de teatro.

Fco. Martínez Hidalgo: Y a Edu Galán, que tiene conocimiento profesional tanto de lo gráfico como de lo audiovisual, ¿qué le motiva más?

Edu Galán: A mi me motiva mi mujer, mis amigos, el alcohol, los libros, el cine, las comidas de un solo plato rico y masturbarme que, en relación calidad-precio, es mejor que todo lo anterior.

Fco. Martínez Hidalgo: Muchas gracias.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.