Desde el anuncio de Fallout 4 en el E3 2015, una de las novedades que más ha dado de que hablar han sido los asentamientos, debido a la división de opiniones que han generado entre los jugadores que han visto aquí una forma de darle variedad y profundidad al RPG de Bethesda y los que creen que son un simple extra que desvirtúan la esencia original del título.

Lo cierto es que Besthesda sí ha apostado fuerte por este nuevo elemento de la saga y, de hecho, Wasteland Workshop, el segundo DLC del juego centra todo su contenido en ampliar la variedad de objetos disponibles en ellos.

Sin duda, lo que más llama la atención una vez que instalamos este contenido descargable es la nueva categoría de trampas a la que podemos acceder desde el catálogo de objetos de los asentamientos. Estas trampas nos permiten capturar todo tipo de criaturas y, en función de su tamaño, podremos incluso llegar a domesticarlas para que vivan en paz en nuestro refugio.

Fallout 4: Wasteland Workshop

El tamaño de estas trampas varía entre las pequeñas, medianas y grandes y cada una de ellas está pensada para atrapar a un tipo de criatura distinto. Por ejemplo, con las trampas pequeñas podremos atrapar perros, sabuesos mutantes o gatos mientras que en las trampas medianas encerraremos artilleros, supermutantes o necrófagos y, por último, en las grandes encerraremos a bestias como el brahmán, mutaciervos o mirelurks. Pero encerrar a una criatura en una trampa no será sencillo, ya que tendremos que tenerla conectada a la corriente y esperar un plazo medio de una semana antes de encontrarnos a alguna criatura en su interior. Además, en el momento en el que atrapemos algo, las probabilidades de que otros miembros de esa misma especie intenten destruir la trampa para liberarle se incrementan muchísimo, por lo que tendremos que estar muy atentos para protegerla de los ataques externos.

Como es de esperar, las presas no estarán conformes con su cautiverio, por lo que es necesario instalar un emisor de ondas beta para poder domesticarlas y usarlas como creamos conveniente. Aun así, hay ciertas criaturas especialmente peligrosas que no podremos domesticar de ninguna forma.

Fallout 4: Wasteland Workshop

Por suerte, el uso de las trampas no se limita a permitirnos encerrar a criaturas y domesticarlas. Desde Bethesda han pensado que sería divertido poder crear arenas de combate en las que podamos observar como nuestras presas se despedazan entre sí. Para ello solo será necesario que creemos un espacio cerrado con dos plataformas –una azul y otra roja– y colocar en ellas a las criaturas que queramos ver en acción. Montar toda esta zona de combate es tremendamente sencillo y en unos pocos minutos podremos tener listo nuestro propio coliseo.

Pero las trampas no son el único añadido de este DLC –aunque sí el más importante– ya que ahora tendremos disponibles nuevos objetos, como más tipos de suelos y paredes, hogueras, nuevos tipos de iluminación, animales disecados, parcelas de jardín que nos permiten cultivar en cualquier lugar, y nuevos objetos de defensa, como sierras mecánicas con las que repeler los ataques de enemigos externos.

Cómo era de esperar, a nivel técnico el juego permanece intacto, ya que no se han añadido nuevas localizaciones ni enemigos ni se han actualizado los que ya existían. Tampoco se han incluido misiones o personajes, por lo que tendremos que limitarnos a probar los nuevos objetos de los asentamientos.

Fallout 4: Wasteland Workshop

Conclusión

Por 4,99€, todo aquel que haya disfrutado como un niño construyendo sus asentamientos, podrá mejorar y ampliar su experiencia con este apartado de Fallout 4. Las trampas, objetos defensivos y nuevas decoraciones ampliarán ligeramente la vida útil del juego. Eso sí, todo aquel que no haya dedicado más que un par de minutos a trabajar en sus asentamientos, no encontrará un contenido interesante en este DLC.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.