Después de más de un año como Early Access (desde diciembre de 2017) Black Forest Games, nos trae su título más ambicioso que distribuye THQ Nordic. Fade to Silence, es un survival horror que intenta innovar uniendo diferentes mecánicas que lo hacen único a pesar de que ha pasado muy desapercibido entre usuarios y páginas de análisis.

Desde su lanzamiento en Early Access no ha sufrido demasiados cambios en cuanto al funcionamiento y mecánicas. Se han centrado en pulirlo y darle más profundidad a todo aquello que proponían en un primer momento. Por la poca optimización (estilo de juego de moda hace algo más de un año, gráficos anticuados, bugs, crasheos y algunas mecánicas algo toscas, como el combate) parece que el lanzamiento haya sido fruto de un empujón por sacar el juego antes de que se quedara obsoleto más que por estar acabado.

Los survivals estuvieron de moda hace unos años, cuando Ark, Rust, The Forest o The Long Dark estaban siendo los más jugados del género, que ahora ocupan los Battle Royal. En general, el juego es propio de ese momento y nos llega algo tarde, a pesar de que puede generar muchas horas de entretenimiento, ya que consigue aunar mecánicas de otros juegos de una manera muy interesante.

A continuación, decimos el qué:

La Historia se basa en explorar, sobrevivir y purificar el mundo

Un extraño espíritu demoníaco te otorga un nuevo aliento en el altar de una cueva. Al salir al exterior, te encuentras un mundo helado en el que deberás sobrevivir junto a tu hija. Cuando caminas un poco, te das cuenta de que la región está plagada por seres demoníacos y debes desinfectarla absorbiendo todo ese mal y purificar esas zonas con un extraño poder que posees. Es simple y escueto, sí, pero es uno de los aspectos positivos, ya que deberemos comprobar por nosotros mismos, a través de la exploración, qué está pasando… o qué ha pasado. Y es que ha sucedido algo que ha convertido el mundo que conocemos en un mundo helado, en el que los muertos, se transforman en unos seres demoníacos.

A medida que vayamos explorando y purificando las distintas zonas, iremos descubriendo algo más de la historia. Cuando va pasando el tiempo y dormimos, por ejemplo, tendremos sueños en forma de flashbacks sobre nuestra familia y sobre nuestro trabajo antes de lo que cambió el mundo. Cuando recojamos ciertos objetos también nos abordará ese espíritu que nos ha dado el primer aliento al inicio del juego y nos irá dando pequeñas pistas sobre lo que está pasando, sobre quién es y sobre lo que ha pasado. Incluso si morimos, el espíritu nos revivirá como dándonos otra oportunidad hasta que no nos queden más vidas. Un papel importante en la historia, son los encuentros con los seguidores, que nos explicarán que les ha pasado y podremos atar cabos con su ayuda.

Un aspecto muy positivo de este título es lo llevadero y ligero de su historia, te cuesta entender toda la información, pero la premisa es fácil y no es el punto fuerte ni del título ni del tipo de juego. Precisamente, a través del punto fuerte del juego, podremos conocer los entresijos de la historia, que finalizará cuando la premisa de explorar, sobrevivir y purificar el mundo finalice.

Jugabilidad con muchas mecánicas diferentes y bien articuladas.

Estamos delante de un título de supervivencia y exploración con unos controles en tercera persona, visión que no podremos cambiar. Fade to Silence basa su supervivencia en dos factores principales: el frío y el hambre. Aspectos que tendremos que tener en cuenta para poder superar los desafíos que el título nos propone preparando comidas o descansando en una hoguera. Este planteamiento fácil se va enriqueciendo con muchas mecánicas.

Como hemos dicho, debemos purificar el mundo en el que nos encontramos, para ello deberemos viajar por todas las regiones, al principio más cercanas y al final más lejanas. Se hace evidente que para ello necesitaremos recoger comida y ropa de abrigo u objetos que nos calienten, porque si no, no iremos muy lejos. Podremos construir objetos: consumibles o equipables y además desde la base principal, podremos construir edificios, que nos mejorarán el equipo o nos darán más consumibles, para poder sobrevivir más tiempo fuera de la base.

Para encontrar recursos tendremos que utilizar nuestra visión de recursos (apretar un botón) y podremos ver la silueta de todos ellos, pero cuidado, que son limitados. Tanto los que encontremos directamente en la naturaleza, como los que encontremos en cajas no volverán a spawnear en el modo «supervivencia». A diferencia del modo «exploración», en esta dificultad las vidas serán limitadas. Empezaremos con tres vidas, así que mejor no ir a la ligera e ir explorando poco a poco, porque podríamos, si no nos quedan más vidas, volver a empezar de nuevo. En el modo «supervivencia» tendremos un sistema de oleadas que atacarán nuestra aldea cada cierto tiempo. Tendremos un indicador de ello siempre visible, y como otros sistemas de oleadas en la primera vendrán pocos enemigos y a medida que pase el tiempo necesitaremos construir una base fortificada con armas para evitar el asedio.

La construcción de la base se puede realizar desde que tenemos a un seguidor. Los seguidores se encargarán de construir y utilizar los edificios que les mandemos construir y donde les digamos. Tenemos edificios que nos mejorarán la construcción de comestibles y por ejemplo, será necesaria mucha comida si tenemos muchos seguidores que mantener. Hay edificios que protegerán nuestra base, desde murallas hasta balistas para defender la base en el momento en que las hordas sean demasiado grandes. También, habrá otros que nos permitirán crear nuevas armas o armaduras, mejorando así nuestra capacidad de combate y de supervivencia.

En cuanto al sistema de combate contaremos con varios recursos, principalmente el arco y la espada a dos manos, que según el enemigo nos irá mejor o peor para enfrentarnos. Algunos analistas han hecho la semejanza del sistema de combate con Dark Souls y a pesar de que se puede rodar, esquivando los ataques, estamos delante de un sistema muy tosco y lento a la reacción como para hacer esos paralelismos.

Otra cosa a tener en cuenta es que podemos perder todo menos las estadísticas si nos matan más de tres veces (o las llamas que hayamos conseguido). Esto se denomina «Ciclo de tormento» y nos harán perder los seguidores, los objetos almacenados, las armas y toda la ciudad a la vez que deberemos empezar de nuevo el juego descubriendo de nuevo todo el mapa y todos los recursos. A lo largo del juego iremos encontrando puntos de ciclo de tormento que nos permitirán conservar cosas después de la muerte. Podremos gastar estos puntos para tener más vida, conservar los edificios, conservar equipo o recursos.

Como hemos dicho, la parte positiva de este juego es la combinación de todas estas mecánicas y otras como la mejora de los seguidores, la posibilidad de que vengan contigo a las expediciones, construcciones de equipo mejoradas que te permiten explotar recursos más avanzados, etc.

Gráficos y aspectos técnicos mejorables

Este punto, es sin duda, la parte más negativa del título. Gráficamente, nos encontramos con texturas anticuados incluso para su beta del 2017, que ya lo eran. A la vez, las interacciones con el escenario (cuando salen parte de la historia, dormimos, nos chocamos o llevamos el trineo) no están bien resueltas. En el caso del trineo, una herramienta principal para moverse por el mapa, si nos topamos con algún pequeño bache podemos salir disparados y morir, lo cual puede ser divertido… pero en un juego que depende tanto del número de muertes es bastante frustrante.

También nos podemos encontrar todo tipo de bugs, tanto visuales como de sonido y que afectan seriamente al juego. Por ejemplo, con los seguidores, a veces nos encontramos conversaciones que no vienen de nadie, o de alguien muy lejano o incluso a pesar de haberlo conseguido, no te aparece y no puedes utilizarlo. A pesar de esto, las pantallas de cargas son mínimas y rápidas.

Finalmente, y en cuanto a la banda sonora, no es un punto que destaque, la banda sonora se compone de pocas piezas, normalmente tranquilas y tenues, excepto la de tensión que aparece cuando te enfrentas a un monstruo (que en ocasiones suena) sin motivo.

Conclusión

Fade to Silence es un survival en tercera persona, que aúna muchas y muy originales mecánicas y las combina de una manera admirable. También ofrece un reto difícil, que consiste en morir el menor número de veces para poder optimizar el ciclo de tormento. Aunque el sistema de muertes puede dar una sensación de juego repetitivo, puede suponer un desafío para aquellos que les gustan los juegos hardcore de supervivencia. Con este título, podemos disfrutar de horas de entretenimiento, pero todavía, por el precio y por los bugs, nuestra experiencia puede verse recortada a unas pocas horas. Aun así, un sistema de combate poco fluido y muy simplificado podría hacer que nos frustramos rápidamente. Si en algún momento se rebaja el precio y se arreglan los bugs importantes, es un título que recomendaría para los amantes de los survivals.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.