Dieta rica en proteínas
Dieta rica en proteínas. Crédito: Pixabay/CC0 Dominio Público.

Una nueva investigación de científicos de las universidades de Aberdeen y Leicester ha identificado un área del cerebro que nos impulsa a consumir alimentos ricos en proteínas. Se postula ampliamente que una dieta baja en estas moléculas está asociada con la obesidad y este nuevo hallazgo tiene implicaciones para el desarrollo de tratamientos específicos para la obesidad.

El equipo descubrió que cuando las ratas recibieron una dieta baja en proteínas, un área específica del cerebro conocida por desempeñar un papel central en los comportamientos de búsqueda de alimentos llamada área tegmental ventral (ATV), se volvió más activa cuando consumían alimentos ricos en estas moléculas.

“Necesitamos proteínas y aminoácidos para numerosos procesos biológicos

El estudio, financiado principalmente por BBSRC, Leverhulme Trust y Tromsø Research Foundation, entre otros socios, se publica esta semana en The Journal of Neuroscience. Los autores informan que cuando las proteínas se habían restringido previamente, el ATV respondió más a ellas que a otros nutrientes, lo que sugiere que los cerebros de los animales se habían adaptado para garantizar que se mantuvieran los niveles de proteínas. Esta adaptación es significativa, ya que la insuficiencia de estas moléculas puede tener graves consecuencias para la salud y, en casos extremos, puede provocar la muerte.

Hasta ahora, no estaba claro cómo influía el cerebro en la ingesta de proteínas.

El Dr. Fabien Naneix, profesor del Rowett Institute de la Universidad de Aberdeen, quien codirigió el estudio, explica que “descubrimos que la restricción de proteínas aumentó la preferencia por los alimentos enriquecidos con estas moléculas sobre los carbohidratos. Esta preferencia por las proteínas se asocia con una mayor respuesta de ATV. Cuando los animales pasan de una dieta equilibrada normal a la restricción que utilizamos, la preferencia por las proteínas se induce rápidamente, pero los cambios en la actividad de ATV requieren procesos de aprendizaje extensos”.

Primer estudio en relacionar los cambios en la preferencia de estas moléculas y la actividad cerebral

Por otro lado”, continúa, “la restricción de proteínas previa indujo cambios más lentos en la preferencia por ellas y mantuvo respuestas de ATV más altas para estas, sugiriendo cambios duraderos inducidos por el apetito proteico”.

Nuestros hallazgos son enormemente significativos ya que la ingesta de proteínas es esencial para la vida. Necesitamos proteínas y aminoácidos para numerosos procesos biológicos y la única forma de conseguirlos es a través de la ingesta de alimentos. Por lo tanto, es importante comprender cómo el cerebro impulsa nuestros comportamientos de acuerdo con nuestras necesidades”, insiste.

Naneix comenta que “nuestro estudio es el primero en relacionar los cambios en la preferencia de proteínas y la actividad cerebral específica. Se sabe que el ATV juega un papel central en los procesos de motivación para el consumo de otros nutrientes y aquí mostramos que también es el caso de estas moléculas esenciales“.

Fuente: The Journal of Neuroscience.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.