El Pacificador, de James Gunn

HBO Max ha sacado a la luz los tres primeros episodios de ‘El Pacificador’, la serie protagonizada por John Cena con la que pretenden desarrollar el personaje que tantas incógnitas nos dejó al final de la película de ‘Escuadrón suicida’ (Warner, 2021). Hacen este spin off con dos objetivos bastante claros. El primero es recuperar para la causa al personaje del Pacificador que, por el final de la película, había quedado bastante tocado como superhéroe, llegando incluso a entrar para muchos aficionados en la categoría de “villano”. El segundo es abrir nuevas vías de tramas y personajes para, quizás, desarrollarlas con nuevos productos puede que en la televisión o puede que en las grandes salas.

Para conseguirlo han acudido al inconfundible elaborador de éxitos James Gunn quién, con su sello autoral particular, ha intentado repetir la fórmula aquí con, creo, escaso éxito. Simplemente porque el humor socarrón, el exceso medido y la mala leche ocasional que tan bien le funcionan en la gran pantalla, al trasladarse a la pequeña y, aún por encima, expresarse en un formato “seriado”, pierden mucha de su fuerza y de su frescura. Los chistes no funcionan igual y, por eso, se diluye o se pierde mucha de su gracia con el paso de los minutos.

El potencial de los secundarios es ahora mismo nuestra esperanza en que «El Pacificador» pueda tomar impulso para dejar atrás su más que dudoso e incierto comienzo

A esto debemos añadir otra cosa, y es que la serie gasta también un tiempo excesivo en limar el perfil cinematográfico áspero del que provenía el Pacificador. Al intentar hacérnoslo agradable de una forma tan intensa y evidente, acaba por perjudicarlo de dos formas. Una: le quita mucho del magnetismo que esa malaleche misteriosa que tenía le aportaba, hasta reducirlo al de un bocachancla inseguro con más bien poca cabeza. Y dos: al hacer esto, le quita también mucho de su interés a los secundarios que lo acompañan, desprovistos de su función de ayudantes visto lo poco que sirve la ayuda cuando el Pacificador no sabe aprovecharla.

La contracara de esto es que sí hay personajes secundarios que, precisamente por su distanciamiento respecto al Pacificador, adquieren un protagonismo prometedor de cara a futuros capítulos. En concreto, ha llamado nuestra atención el jefe del grupo que recluta al Pacificador, Clemson Murn (Chukwudi Iwuji), y sobre todo el padre de Peacemaker, quién lo adiestraba ya desde pequeñito y que se nos aparece aquí como un hombre duro y de frío corazón, Auggie Smith (Robert Patrick). Ambos tendrán mucho que decir, estamos seguros, en los siguientes capítulos.

El Proyecto Mariposa

A partir de aquí, queda la intriga del “Proyecto Mariposa”, de saber qué es, en qué consiste, cuáles son sus objetivos y cómo el equipo de Pacificador consigue enfrentarse a este reto. La trama de estos primeros capítulos gira alrededor de este “Proyecto” y solo el capítulo final, la verdad, han conseguido resolver algunas de las dudas que los dos primeros, más centrados en Pacificador, nos habían dejado. ¿Será capaz este personaje, con su actual perfil más caricaturesco que superheroico, de recuperar nuestra confianza en que puede resolver estos retos y sus misterios? Este es, ahora mismo, el principal objetivo de la serie ante su próximo capítulo.

Además, seguiremos atentos a esos secundarios y su potencial, con mucho por decir, y que son ahora mismo nuestra esperanza en que la serie pueda tomar impulso para dejar atrás su más que dudoso e incierto comienzo.

Puntuación: 5/10

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Filólogo, politólogo y proyecto de psicólogo. Crítico literario. Lector empedernido. Mourinhista de la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.