El libro de cuentos de los pequeños EternosBienvenidos de nuevo a los límites del Ensueño, en esta ocasión tengo el placer de reseñar para vosotros, este pequeño cuento ilustrado que es “El libro de cuentos de los pequeños Eternos”, una simpática obra de Jill Thompson (“Wonder Woman”, “Los Invisibles”), en la que retoma esas adorables versiones “chibis” de los Eternos de Gaiman, que hicieran las delicias de los fans, en el Sandman número 40, como parte de la historia de “ El parlamento de los Grajos”. Durante esta historia Thompson crea unas versiones cabezonas y regordetas de Morfeo y Muerte, para narrar la niñez de estos Eternos, rápidamente los pequeños Eternos se convirtieron en un fenómeno de merchandaising, donde todo el mundo quería peluches o muñecos de los mismos, como bien explica la autora en los extras de este tomo.

La historia es el típico viaje del héroe, sólo que con un héroe de lo más atípico, se trata de Barnabás, el perro que Destrucción le regaló a su perdida hermana Delirio. Todo comienza cuando el pobre perro tiene que ir un momento a atender sus necesidades a un árbol, disfrutad de los ingeniosos eufemismos que utiliza la autora para este hecho, al volver la alocada Delirio se ha marchado pensando que su perro se ha perdido por lo que él emprende su búsqueda. A partir de algo tan sencillo, Thompson nos enamora con unas planchas de acuarela y poco texto, fácil para acercar la rica imaginería de Gaiman a los más pequeños de la casa, donde Barnabás protagoniza deliciosas escenas costumbristas buscando a su ama, Delirio, que tal y como muestra en sus dibujos y mimo, se ve que es la eterna favorita de la autora.

El libro de cuentos de los pequeños EternosEsta historia no tenía otra pretexto que mostrar al fin a los siete eternos con el estilo “chibiesco” de Thompson, por ello Barnabás los irá visitando de uno en uno, desde su antiguo compañero, el eterno retirado y convertido en pintor bohemio, Destrucción, a la dulce y mayor de las eternas la señora de la nada, Muerte, entre medias se perderá en el laberinto de Destino, irá a la tierra de los espejos de Desesperación y subirá a la torre-estatua de la hermano/a Deseo, y por supuesto visitando a Morfeo en las Tierras del Sueño.

Cada encuentro con los Eternos se salda de la misma forma y es que todos ellos le mandan a ver al siguiente de la familia y le dan un pequeño amuleto con su sello de la galería, mientras el pobre Barnabás no para de sentir que una extraña presencia le sigue a cada sitio donde va.

Thompson se recrea con cada una de las planchas dedicadas a los pequeños Eternos, cada una de ellas podría ser un poster perfecto y logra en apenas una ilustración captar toda la esencia de los personajes, pero dándole un giro divertido y caricaturesco para que a todos se nos ponga una sonrisa en el rostro y cualquier pequeño pueda disfrutar de este inicio de viaje por el mundo de estos pequeños Eternos.

El libro de cuentos de los pequeños EternosEl final no puede ser más tierno, divertido y delirante y todo se cierra y queda bien atado con su correa, descubriendo que Thompson cuenta una historia que tiene mucho de sencilla pero que deja interesantes reflexiones y guiños para el lector adulto y conocedor de la obra magna de Gaiman.

Thompson aquí se recrea como artista e ilustradora, libre de las ataduras del cómic y el arte en viñetas, plasma la historia que quiere y como quiere, haciéndonos correr deseando saber cómo y qué hará el siguiente pequeño Eterno, es una historia sencilla y humilde, un cuento de un perro y su niña perdida pero que de seguro si os acercáis a él os sacará más de una sonrisa.

ECC complementa este precioso tomo con una profunda selección de extras donde es la propia Jill Thompson la que nos habla del fenómeno de los “chibiEternos” como se le ocurrió la idea y qué proceso fueron siguiendo hasta convertirse en el álbum que tienes en las manos.

Si te has quedado con ganas de esta pequeña versión de las fuerzas eternas de Gaiman, no te preocupes porque aún hay más, se incluye en este tomo además un adelanto de “La Fiesta de Delirio: Un Cuento de los pequeños Eternos” de próxima y esperemos que próxima publicación por parte de ECC, además para que los más pequeños o habilidosos de la casa puedan practicar, el cómic tiene una última hoja recortable para fabricarnos un coqueto punto de libro con la deliciosa Delirio.

La pequeña Delirio se ha perdido y su protector perro Barnabás va en su busca, ¿te unes a él y a los hermanos de Delirio en su busca? De seguro que no te arrepentirás.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.