El año que el mundo se vino abajo, de Clare Furniss: historia de pérdida y supervivenciaLa novela “El año que el mundo se vino abajo” fue publicada este verano por la editorial Salamandra y escrita por Clare Furniss, y nos relata una historia de pérdida e intentos constantes de superación.

Nuestra protagonista es una niña de dieciséis años llamada Pearl. Una chica del todo normal, con una vida nada excepcional. Hasta que un día todo cambia de un momento a otro, sin que Pearl ni nadie lo esperase. Su madre muere dando a luz a su pequeña hermana Rose. Pearl se encontraba en ese momento en el cine con su mejor amiga Molly, cuando recibe un espantoso e inesperado mensaje de su padre… es ahí donde esta conmovedora historia empieza, pues viviremos con la chica su intenso dolor.

En la novela conoceremos a una Pearl destrozada por perder a su querida madre, a la que estaba plenamente unida. No quiere ver a nadie, ni salir de casa, ni siquiera para ir al hospital con su padre a visitar a su pequeña hermana recién nacida. El bebé pasará muchas semanas ingresado a causa del nacimiento prematuro y Pearl, que detesta a su hermana, a la personita que mató a su madre, se niega completamente incluso a hablar de ella a nadie, ni a Molly. De hecho, cuando su madre aún vivía, Pearl tenía mucha ilusión de recibir algún día a su hermana Rose, se la imaginaba como un bebé precioso de mejillas rosaditas, pero no será así, para Pearl desde aquel momento esa pequeña se llamará “La Rata”.

El dolor lleva a nuestra protagonista a negar la realidad, no quiere asumir que su madre nunca volverá. Por ello, el mismo día del funeral, Pearl vuelve a encontrarse con ella. Incluso la encuentra igual que siempre, descarada y bromista. A partir de este punto veremos como Pearl se reúne con su madre en otras ocasiones más, cómo su madre intenta guiarla a continuar con su vida, pero también cómo Pearl no se atreve a contarle a su madre cuánto desprecia a la pequeña “Rata”.

Clare Furniss se crio en Londres y, en la adolescencia, se mudó a Birmingham. Después de trabajar durante una temporada como camarera, dependienta y empleada de la Biblioteca de Shakespeare Centre en Stratford-upon-Avon, estudió en las universidades de Cambridge y Aberdeen. Gestionó temas de comunicación para Shelter, una organización benéfica de apoyo a los sin techo, y más tarde fue la responsable de prensa del exalcalde de Londres, Ken Livingstone. “El año que el mundo se vino abajo" es su primera novela. En la actualidad vive en Bath.

El año que el mundo se vino abajo, de Clare Furniss: historia de pérdida y supervivencia

Este libro me ha dejado con ganas de más, al final de tanta historia he sentido que me faltaba algo. No es el típico libro que recomendaría leer, pero tampoco está en mi lista negra, es decir, creo que se dirige a personas a quienes les cueste superar cualquier tipo de situaciones. Se puede sacar alguna moraleja valiosa de esta novela, pero creo que no ha llegado a transmitir todo lo que pretendía. Está bien escrita y planteada. Sus 250 páginas se me han hecho realmente cortas, aunque a la vez ha resultado una lectura algo densa y pesada. Hay muchos diálogos y momentos de puro relleno, que no cuentan mucho y que se podrían haber sustituido por un contenido más esencial.

Básicamente lo recomendaría solo a gente que quiera leer historias de superación un tanto irreales de las que intentar sacar siempre algo positivo.

Compra aquí "El año que el mundo se vino abajo".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.