La conferencia de Bethesda irrumpe, tras una breve presentación, con un tráiler cuyo contenido es desconocido por cualquiera de los espectadores. This is Bethesda es el vídeo encargado de inaugurar la conferencia, encargándose de extender un dulce sabor de boca a través de la imagen más plural y lúcida de la compañía.

Un presentador se aparece en el escenario, mencionando los títulos más recientes lanzados bajo la autoría de la desarrolladora. Referenciada la filtración que sufrió Rage 2 semanas anteriores al evento, es desplegado repentinamente un espectáculo musical introductorio al título. Los responsables de Avalanch Studios crean expectación, han transcurrido 15 minutos y Bethesda aún no ha desvelado ningún contenido, hasta que el público es sorprendido con cinemática y gameplay de Rage 2. Se muestran combates en vehículos, tiroteos en los que el protagonista hace uso de armamento y habilidades sobrenaturales. Son palpables las influencias de Doom (en ciertas mecánicas de juego) y Mad Max (en la ambientación y su mundo abierto). No se concreta fecha, sin embargo, es confirmado para primavera de 2019.

La conferencia sigue con The Elder Scrolls: Legends, el juego de cartas desarrollado en el universo de la mítica saga, destacándose para dispositivos portátiles, concretamente en Smartphone y Nintendo Switch. Aprovechan el planteamiento de temática para continuar con The Elder Scrolls Online y su expansión Summerset. El DLC promete adentrarse en la cultura y costumbres de los argonianos. Nuevas tramas y enemigos adentrándose en el universo de Morrowind.

Sin previo aviso, un impactante tráiler de apenas unos segundos anuncia la continuación de Doom, reviviendo su esencia al ritmo del heavy metal; Doom Eternal es el título que le corresponde. Hugo Martin y Marty Stratton, los creadores de la primera entrega, son los encargados de dar escasos detalles al respecto, reservándose aspectos técnicos para la Quickcom, en agosto.

Seguidamente, Quake Champions se sitúa en la gran pantalla a manos de Joshua Boyle. Ofrece la oportunidad de unirse al título a través de la adquisición gratuita del juego durante un periodo limitado de tiempo (desde el 10 de junio hasta el 17 del mismo mes).

A continuación, Susan Kath y Ricardo Bare dan pie al tráiler del DLC de Prey, el cual ya se encuentra disponible gratuitamente. Ocupa como escenario la luna, bajo la denominación de Mooncrash (filtrado tiempo atrás debido a un fallo en los logros de Xbox One); además de un modo supervivencia que incorporará diferentes enemigos en cada una de las diferentes partidas.

Punto y aparte una vez más en la conferencia, Jerk Gustafsson y Jens Matthies ponen en el punto de mira a Wolfenstein II: The New Colossus. Es desvelado su futuro DLC Youngblood, sin fecha confirmada, aunque sí concretado en 2019; que tratará sobre las hijas gemelas del protagonista Blazkowicz. También se menciona Wolfenstein Cyberpilot, donde controlaremos a un hacker que poseerá la capacidad de arrebatar el control de las máquinas nazis y volverlas en contra de sus creadores.

Toma la voz cantante Todd Howard, el director de Bethesda, haciendo gala de autocrítica al mostrar un corto exponente de cómo han llevado The Elder Scrolls: Skyrim a todas las plataformas vigentes. Retomando un tono más serio, se amplía lo mínimamente conocido acerca de uno de los títulos más esperados de la conferencia, Fallout 76. Al compás de música country, brillan por sí solos multitud de escenarios rebosantes de vitalidad y personalidad. La introducción del título es jugada en directo, lo que brinda mayor sentido al extracto filtrado previamente al evento. Un abundante elenco de nuevas criaturas mutantes nunca vistas en el universo post-apocalíptico hace acto de presencia. Lo más sorprendente de la obra es su modalidad de juego en línea, que permite explorar el mundo al completo en compañía de otros jugadores, algo inédito en la saga. Las opciones de construcción son casi ilimitadas, permitiendo construir nuestro propio fuerte en cualquier parte del mapa. No es la única sorpresa que incorpora Fallout 76, habiendo innovado en otra ocasión adicional respecto al resto de la velada: se han desplegado bombas atómicas a nuestra disposición capaces de modificar el escenario con su explosión. También estará disponible una Beta y una versión coleccionista con un casco de servo armadura y un mapa brillante en la oscuridad. La fecha de lanzamiento se establece el 14 de noviembre de 2018.

A modo de postre, Fallout Shelter se ha adaptado a Playstation 4 y Nintendo Switch, siendo accesibles desde hoy.

La única decepción que Bethesda nos reserva a lo largo de la conferencia es el anuncio de un nuevo The Elder Scrolls, Blades, videojuego con ciertas limitaciones al haberse configurado como única plataforma disponible Smartphone. Este anuncio extingue nuestras esperanzas, albergadas desde 2011, de una nueva entrega de la saga al nivel de Skyrim.

Llegando a la conclusión del evento, se desvela una nueva franquicia en proceso de creación a manos de Bethesda; hecho que no acontecía desde hace 25 años. Starfield es el nombre con el que ha sido bautizado, aparentando una temática espacial futurista.

Silencio sepulcral ante lo más inesperado de la noche. Tan solo unos segundos de cinemática que apenas transmiten información. Cierran con el título The Elder Scrolls VI, lo que es recibido entre incansables vitoreos del público. Una despedida que dejará a su paso incontables especulaciones. Lo único seguro es su advenimiento en la siguiente generación.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.